Are You My Mother?, de Alison Bechdel (Reseña)

are-you-my-mother-alison-bechdel

Después de pasármelo bien/mal leyendo Fun Home, el otro cómic autobiográfico de esta autora, me quedó una especie de hambre por leer algo similar. Aparte de buscarlo en otros autores, parecía evidente seguir con otra historia de la autora. 

Si en Fun Home Alison Bechdel nos contaba su historia familiar, centrándose sobre todo en su relación con su padre, y la homosexualidad encubierta de él, en este otro cómic el foco se posa en su madre, un personaje también muy interesante y complejo. Su padre era inteligente, interesante, tenía un sentido artístico muy desarrollado, escondía muchos secretos e intentaba compaginarlo con su vida familiar, finalmente se suicidó y eso convirtió su vida en un drama y una incógnita aún más grande… Alison es lesbiana, y su padre era gay. Seguramente eso forjó un vínculo bastante especial entre ambos, y la gran diferencia entre las situaciones de ambos es que ella ‘salió del armario’ muy joven, mientras que su padre siempre ocultó su condición sexual.

En Fun Home Alison retrata a su padre desde el amor, la admiración, pero también desde la distancia. Como comentaba en la reseña de aquel cómic, la madre de Alison, Helen, nunca llega a robarle protagonismo al padre. Es una mujer interesante, nos interesa conocer su vivencia de la homosexualidad de su marido… sí, claro. Pero la historia potente estaba centrada en el padre. Y en el cómic que comento hoy el protagonismo absoluto se lo lleva la madre, la presencia del padre es muy residual. Sin embargo, como voy a comentar, este protagonismo es relativo.

Me da la impresión de que la madre de Alison, Helen, no está presente en la historia. Inevitablemente, cuando una persona cuenta algo, o incluso cuando se dedica a hablar de otra persona, la percepción que prevalece no es la real sobre esta tercera persona, sino que percibimos sobre todo lo que la narradora ve de ella. Eso ocurre con Alison, para ella su madre no puede dejar de ser su madre, y la relación con ella no era tan profunda como con su padre. Desgraciadamente, eso se nota en el cómic, se nota menos fuerza y menos pasión en la narración. ¿Por qué? Porque en realidad no estamos hablando de la madre de Alison, sino de la percepción que tiene de ella y de los sentimientos que le inspira. Por tanto, en esta caso la historia es más cerebral, algo más lineal, más fría. Y aunque no sé si será cosa mía, quizá el hecho de que el cómic sobre su padre lo hubiera escrito después de morir él, y el de su madre con ella viva, también hace que sea menos apasionado; al fin y al cabo, su padre era un misterio, mientras que con su madre habla constantemente.

La narrativa va oscilando entre las vivencias personales, datos biográficos sobre Virginia Woolf y citas de la escritora, las visitas de Alison a terapeutas donde habla de su madre y recuerdos relacionados con ella, y abundancia de citas de textos psicológicos; concretamente estos últimos, extraídos de obras de Donald Winnicott, famoso pediatra y psicólogo con varias teorías importantes en su haber. Todo ello quiere servir al propósito del conocimiento de Alison – y el lector – de su madre, una mujer que se intuye interesante inteligente, culta… ¿qué problema podría tener Alison con una madre así? Sin embargo, sí lo tiene, pues muestra en varios momentos su obsesión por plasmar la persona de su madre en estas páginas y el efecto que ha tenido en ella.

El libro, al menos yo lo veo así, no trata de su madre, sino de la propia Alison. De este modo, vemos cómo Alison ha pasado por diferentes terapeutas, cómo pasa de una relación sentimental a otra, cómo se obsesiona con escribir sobre su madre y transcribe sus conversaciones telefónicas (que son muchas). Y si fuera solo eso, me resultaría interesante, lo que no me gusta es lo que he mencionado antes, el copia-pega de textos de psicología sin apenas explicación de por qué lo hace. Me gusta la psicología, de verdad, pero no tanto la psicología tan académica como se nos muestra aquí. Y me gustan los retratos de personajes, pero la parte de su madre que ha vivido Alison y nos cuenta aquí, como adulta, no me interesa demasiado. Es más, a pesar de que me apasiona el mundo de la psicología y también la parte de psiquiatría que como no profesional puedo conocer, las partes que dedica a su propia terapia no me parecen muy interesantes. Como he leído por ahí, a menudo da la sensación de que sus problemas carecen de fuerza, que son demasiado “del primer mundo”.

Dicho todo esto, no sorprenderá si digo que me ha costado terminármelo. Y es raro en mí, normalmente los cómics no los suelto hasta terminarlos, o los leo en dos sentadas o tres como mucho. Sin embargo, en este caso me duró mucho más. Supongo que me daba pereza continuar y no encontraba el momento para seguir con la lectura. En cuanto al arte del cómic, debo decir que me encanta, los trazos son tan limpios y las viñetas tan trabajadas como en el otro cómic. Ha sido la narrativa lo que no me ha acabado de llenar.

are-you-my-mother-sample120502_sbr_page86-jpg-crop-article568-large

Autora: Alison Bechdel (Web oficial)
Número de páginas: 290
País de la autora: USA
Año publicación: 2012
ISBN: 9780618982509
Leído en… inglés (ed. Houghton Mifflin)

Deja un comentario