Westworld (HBO) – 1ª temporada

westworld-poster

Westworld me ha gustado tanto, tanto que… no sé ni por dónde empezar. La reseña saldrá como sea, pero mi propósito principal al comenzar a escribir sería conseguir transmitir una pizca del entusiasmo que he sentido durante toda la temporada. Lo que sí puedo avanzar antes de comenzar a explicar nada, es que ha sido mi serie favorita de este 2016, y lo digo así, sin pensarlo ni nada ni haber comenzado a hacer el clásico ranking de ‘mejores series’ y demás.

westworld-dolores-teddy
Teddy y Dolores

La verdad es que cuando me enfrenté al capítulo piloto no tenía grandes esperanzas. Lo único que conocía de la película de 1973 era que habían hecho referencia a ella alguna vez en los Simpsons, poco más. No la había visto (a estas alturas ya sí), podía haberme quedado como estaba en ese aspecto. Lo que quiero decir es que la premisa me parecía bien, pero no creía que pudiese dar tanto material como para una temporada completa. Pero sí lo da, en mi opinión han conseguido hacer muy grande una premisa que nos proporcionaba unas expectativas normales.

Westworld arranca con la misma premisa, pero se va complicando. Se trata de un parque temático, donde se recrea el Salvaje Oeste, y abundan los androides, que prácticamente no se diferencian en nada de los humanos. Entre los androides, además, hay establecidas unas historias o ‘narrativas’ que los relacionan y dotan de motivación. Pero no es todo tan sencillo, pues ya desde el inicio de la serie se van introduciendo algunas pistas y complicaciones en el argumento que le dan mucho más color e interés. Vuelvo a comenzar: tenemos un parque temático donde los huéspedes van a divertirse, allí pueden optar por ser buenos implicarse en misiones de rescate o inofensivas búsquedas del tesoro;o por el contrario, pueden dar rienda suelta a sus peores instintos: violar, asesinar, torturar… En Westworld todo vale si eres un huésped, y lo que ocurre es que los anfitriones están programados para no poder defenderse, algo en ellos impide que puedan hacer daño a los huéspedes.

westworld-robert-ford-bernard
El Dr. Ford y Bertrand, el dúo más poderoso de la serie

Así, conocemos por un lado a algunos huéspedes ilustres: Dolores (Evan Rachel Wood), que en el momento actual tiene el personaje de cándida chica de campo, y ya os digo que ella es un personaje súper importante en la serie; Maeve (Thandie Newton), madame del burdel del pueblo en donde comienza la aventura para todos los huéspedes; Clementine (Angela Sarafyan), una de las prostitutas más solicitadas; Teddy (James Marsden); Hector (Rodrigo Santoro) y Armistice (Ingrid Bolsø Berdal), dos de los bandidos más temidos del lugar. Los huéspedes no solo tienen que interpretar los papeles para los que están programados, sino que su función es ser utilizados, follados, asesinados o torturados si los anfitriones así lo desean. Cada vez que mueren (normalmente muertes muy violentas), la empresa responsable del parque los retira, repara los desperfectos físicos y les borra la memoria, para que al día siguiente reinicien su papel como si nada hubiera pasado. 

En el grupo de los huéspedes, tenemos a visitantes veteranos como el Hombre de Negro (Ed Harris), que se nos explica que es un hombre muy rico que lleva mucho tiempo empleando sus vacaciones en Westworld, con inclinaciones bastante sádicas. Entre los huéspedes recurrentes, tenemos también a Logan (Ben Barnes), y su futuro cuñado William (Jimmi Simpson), y mientras que Logan disfruta dando rienda suelta a sus instintos más primarios en Westworld, William parece no encontrar diversión en las mismas cosas. 

westworld-hombre-negro
El malvadísimo Hombre de Negro

Y con respecto a la empresa que controla Westworld, hay varias figuras importantes a tener muy en cuenta. El Doctor Robert Ford (Anthony Hopkins) fue uno de los fundadores del parque, y el que sigue creando nuevas narrativas y controlando el funcionamiento general de los androides; aunque en el pasado hubo otro socio fundador, Arnold, su mano derecha actualmente es Bernard Lowe (Jeffrey Wright), Jefe de la División de Programación. Siguiéndolos de cercaa los dos está Theresa Cullen (Sidse Babett Knudsen), jefa de Operaciones del parque, y que controla el funcionamiento eficiente y correcto de los huéspedes, siendo especialmente incisiva con los problemas que han comenzado a aparecer con las nuevas ‘ensoñaciones’ que el Dr. Ford ha implantado con el último cambio de software a los huéspedes. Y luego está Lee Sizemore (Simon Quarterman), director narrativo del parque, que con su temperamento consigue irritar a todos sus compañeros.

Entre toda esta maraña de personajes se construye una historia que gana en complejidad a medida que avanzan los capítulos. Todas las historias se relacionan de algún modo entre sí, aunque no siempre de forma evidente. Al frente de la serie, ya lo sabréis, brillan sobre todo los hombres de Jonathan Nolan y Lisa Joy, a los que acompaña J.J. Abrams en las tareas de la producción ejecutiva. La serie pretende ser un reboot de la película que guionizó y dirigió Michael Crichton en 1973, y de qué manera lo hace. Los detractores de la serie han dicho que es confusa, que es lenta, que a veces explica demasiado, o que explica poco. No estoy de acuerdo con ninguna de las críticas, porque para mí ha sido lo mejor del 2016 por muchos motivos. El primero y más personal, es que es la serie que últimamente me ha tenido más intrigada y con más ganas de ver más; otros motivos han sido la excelente

wesworld-maeve-hector
La madame y el forajido

banda sonora a cargo de Ramin Djawadi; la preciosa fotografía y muy conseguidos efectos especiales; los elementos de ciencia ficción que abundan en cada capítulo; los personajes; los diálogos; las actuaciones… todo está hecho a lo grande en la serie, y está bien hecha, con ganas. No hagáis caso, si no la habéis visto, a comparaciones con productos ya existentes, estas comparaciones no tienen sentido y no merecen ni siquiera ser mencionadas. Para mí, Westworld tiene valor por sí misma, nunca como ‘heredera de’ o como un mero final de la frase ‘si te gustó X, te gustará…’.

Algo que podría haber ralentizado el ritmo o restado interés a la serie es precisamente uno de sus puntos fuertes: no solo nos cuenta sobre el parque en sí, sino también sobre lo que ocurre tras las bambalinas. Cómo hacen frente a las crisis los trabajadores del parque, cómo sus decisiones acaban teniendo consecuencias en las narrativas o en las vidas de los anfitriones ha sido para mí una parte muy interesante de toda la historia. Pero claro, el punto fuerte es el dilema moral que plantea el hecho de tener androides tan realistas. Solo porque se les puede borrar la memoria, ¿es lícito hacerlos sufrir? De hecho, ¿se puede considerar que no sufren solo porque no son humanos? ¿Tienen sentimientos, pueden amar, u odiar? Los anfitriones están diseñados para dar la sensación más realista posible de un ser humano, ¿por qué todo este esfuerzo, para crear seres que son mutilados y asesinados todos los días? Westworld parece ser la excusa para delinquir sin consecuencias, pero el dilema moral aquí es cómo de libres de consecuencias están los actos de los huéspedes, con androides tan cercanos a poseer humanidad.

westworld-william
El buenazo de William

Como digo, de la serie me han gustado sus abundantes dilemas morales, su retorcida moral, sus abundantes tramas paralelas y los misterios que se van desvelando capítulo tras capítulo. Me han gustado los giros que se van presentando a lo largo de la temporada, algunos son verdaderas sorpresas, otros ya se veían venir un poco si uno presta atención. A medida que nos acercamos al final de la temporada, las tramas se aceleran y llegamos a unos capítulos finales muy satisfactorios, con guiones realmente geniales.

Así que, ¿qué decir? Por eso ha sido difícil para mí escribir una reseña, porque realmente me ha gustado tanto la serie que no siento que pueda criticarla empleando objetividad. Pero a la vez creo que es necesario que explique mi opinión, al fin y al cabo, el blog lo tengo para compartir también mis opiniones entusiastas. 🙂

Ya he hablado de muchas cosas que he apreciado en la serie, pero hay un detalle curioso que me gustaría mencionar para terminar. En la taberna, la pianola arroja casi en todos los capítulos alguna versión de canciones contemporáneas, pasadas por el filtro de ese estilo tan del Oeste. Tiene gracia intentar reconocerlas a la primera, y por ejemplo tenemos «Black Hole Sun» de Soundgarden, «Paint It Black«, de The Rolling Stones, o «Fake Plastic Trees» de Radiohead… Una lista completa, aquí.

Altamente recomendable, si os gusta la ciencia ficción, las aventuras, o las historias con dosis de intriga. Me muero de ganas de ver la segunda temporada.

Y para cerrar la reseña, he querido buscar una escena genial, pero que no muestre spoilers. Si esto último me diese igual, quizá la elección habría sido una escena de los últimos capítulos, pero como no, esta está muy bien también y además tiene la particular versión del «Paint It Black» de los Rolling Stones.

Web oficial
Ficha IMDB
Fechas emisión USA: Octubre – Diciembre 2016
Número de capítulos / duración: 10 / 57-91 minutos

westworld-hbo-poster-3

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Westworld me ha gustado tanto, tanto que… no sé ni por dónde empezar. La reseña saldrá como sea, pero mi propósito principal al comenzar a escribir sería conseguir transmitir una pizca del entusiasmo que he sentido durante to..…

Deja un comentario