The Girlfriend Experience (Starz) – 1ª temporada

the_girlfriend_experience_tv_series-218106814-large

En principio no tenía un interés especial en ver esta serie, pero vi un reportaje en un periódico que explicaba algunos aspectos estéticos de la misma, y bueno, me pareció interesante. La premisa es bastante sencilla, ya que la protagonista es una estudiante que de repente se ve introducida en la prostitución de lujo. Ni más ni menos.

Christine (Riley Keough) es una estudiante de derecho de segundo año, que acaba de conseguir una beca para trabajar en una afamada firma de abogados especializados en patentes. En principio tiene su futuro bastante claro, pero de repente un día su amiga Avery (Kate Lyn Sheil), le ofrece conocer a un «amigo» suyo con el que tiene una relación un poco particular: él le deja vivir en su segunda vivienda, le ha regalado un coche, y básicamente, le compensa económicamente a cambio de sexo. Será la primera toma de contacto de Christine con el mundo de la prostitución, y pronto Avery le presentará a su amiga a su madame, Jacqueline (Alexandra Castillo). A partir de ahí Christine tendrá sus propios clientes, y comenzará a ganar un montón de dinero, dinero que no llegará exento de problemas. Paralelamente, veremos cómo hay algún que otro tema intrigante en la empresa donde está como becaria, relacionado con uno de los casos que lleva su jefe, David Tellis (Paul Sparks), con un cliente importante, el caso también se complicará a medida que avanza la temporada; en la oficina también conoceremos a otra ejecutiva, Erin Roberts (Mary Lynn Rajskub), con la que David está en competencia directa. Durante la primera temporada veremos cómo Christine comienza en el mundo de la prostitución de alto nivel, cómo le va en su empresa, cómo este nuevo ritmo de vida impacta en sus estudios, y cómo en cierto modo cada uno de los mundos acaba colisionando con los otros. 

La serie está producida por Steven Soderbergh, que en el pasado también ha producido series como The Knick o Red Oaks, y que tiene prevista otras, Godless y Mosaic. The Girlfriend Experience es una serie de tipo antología, por lo cual la segunda temporada, que ya está confirmada con 14 capítulos, tendrá diferentes protagonistas e historias. Aunque el tema de fondo será el mismo, y es explorar las luces y sombras de un oficio en el que la intimidad se pone en venta.

En esta primera temporada se ha tratado este tema, y aunque se puede decir que la personalidad de Christine es bastante peculiar, lo que se trata de explicar son las consecuencias emocionales de la prostitución, y se trata de una reelaboración de la película de 2009 dirigida por Soderbergh del mismo título y protagonizada por Sasha Grey (no la he visto, pero a juzgar por la puntuación no tengo muchas ganas tampoco…). En la serie se muestra el sexo de forma bastante gráfica, hay desnudos, y en definitiva, hay que decir que no es una serie para todos los públicos. El sexo se trata como una transacción, que puede ser más o menos placentera, pero no deja de ser una transacción.

El estilo de la serie es lo que más llama la atención, todo se muestra de una manera bastante fría e impersonal, comenzando desde los lugares en que se mueven los personajes. Tanto la oficina donde Christine trabaja, como la multitud de habitaciones de hotel que recorre en su otro trabajo, e incluso su apartamento… todos los lugares parecen intercambiables. La misma decoración minimalista, los mismos colores grises y azulados. Por otro lado, la protagonista cambia mucho a lo largo de la temporada, me refiero a físicamente, seguramente buscando materializar la transformación interna que sufre también; pasa de una vestimenta más bien aburrida y profesional, a una estética mucho más cuidada, con vestidos de firmas conocidas, taconazos y mucho maquillaje.

En su nuevo trabajo, toma notas de pequeños detalles sobre sus clientes habituales, para poder echar mano de ellas cuando haga falta y hacerles sentir que son especiales para ella. También, cuando lo ve necesario, graba sus encuentros o conversaciones, en vídeo o solo con audio, y según la vamos conociendo, llegamos a la conclusión de que busca siempre el control y sacar beneficio de todas las situaciones. Sin embargo, la gracia de la temporada es que muestra algunas historias que van según lo previsto, y otras que acaban desastrosamente mal, con clientes que cruzan los límites o intrusiones en su vida privada, así como algunas consecuencias en su vida familiar.

La serie es muy oscura. Muy fría y aséptica. No conocemos las motivaciones de ninguno de los personajes, y mucho menos las de la protagonista, que es el personaje más gélido, inexpresivo e indescifrable de todos (la interpreta, además, la nieta de Elvis, sí, sí, el mismísimo «Rey»). Además de ser aséptica, la serie es muy cínica. Y consigue no parecer un culebrón cuando tendría todos los ingredientes para serlo. Precisamente, lo que seguramente a muchas personas les podría generar disgusto y rechazo por la serie, a mí me ha enganchado tanto, que la he visto en pocos días (hay que tener en cuenta que toda la temporada consta de 13 capítulos de algo menos de media hora). Supongo que me hacía falta mucho cinismo y mala leche para contrarrestar el azúcar de las fiestas navideñas. xD

Web oficial
Ficha IMDB

Fechas emisión USA: Abril 2016
Número de capítulos / duración: 13 / 27 minutos aprox.

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: En principio no tenía un interés especial en ver esta serie, pero vi un reportaje en un periódico que explicaba algunos aspectos estéticos de la misma, y bueno, me pareció interesante. La premisa es bastante sencilla, ya que ..…

Deja un comentario