This War of Mine (PS4)

this war of mine poster

El día que escribí la reseña de Life is Strange, comentaba que lo había jugado, en cierto modo, en paralelo a otro juego, que era este. En This War of Mine tenemos un juego de estrategia con temática bélica, aunque con un enfoque diferente al que podemos ver de forma generalizada en el mundo de los videojuegos.

El punto de partida es un conflicto bélico, aunque no como solemos verlo en otras ocasiones. En este caso el jugador debe gestionar un refugio de civiles en una ciudad; y ese es el punto clave, en esta ocasión nuestros personajes no son soldados y por tanto la dinámica del juego no se basa en la confrontación violenta, sino más bien en intentar gestionar los recursos disponibles, intentar conseguir más y gestionarlos para sobrevivir como sea posible.

La compañía que ha desarrollado el juego, 11 bit Studios, es una empresa independiente radicadaen Varsovia. Esta compañía ha tenido una idea muy original al querer mostrarnos las penurias y horrores de la guerra a través de los ojos de quienes más la sufren: los civiles. Nada de súpersoldados armados hasta los dientes enfrascados en misiones en países remotos… Aquí el telón de fondo es una ciudad normal y corriente que se ha convertido en una cárcel para sus habitantes y donde a la vez la delincuencia y el pillaje campan a sus anchas.

El objetivo, como he dicho, es gestionar un refugio, un escenario que podemos elegir o bien obtener de forma aleatoria. Los habitantes pueden ser tres o más personas, entre los cuales es posible que haya niños. Los personajes son civiles, y cada uno tiene habilidades destacadas: puede que sea buen cocinero, saqueador, negociador o que sea veloz corriendo. Una vez tenemos nuestros supervivientes y nuestro refugio, comienza la partida. La acción transcurre día a día, tratando de forma muy diferenciada el día y la noche. Durante el día, podemos asignar tareas en el hogar a nuestros personajes, tales como construir cosas, arreglar desperfectos en la construcción, utilizar el taller o la cocina, recoger agua de lluvia, poner trampas para ratones o simplemente descansar y dejarlos que pasen el rato. Casi todas estas acciones requieren recursos como piezas o madera, que deberemos reunir sin descanso. Y eso lo conseguimos sobre todo por las noches, donde es posible mandar a uno de los personajes a “rebuscar”, visitar otros emplazamientos de la ciudad y coger cosas… aunque por supuesto no es tan fácil.

Volviendo a las horas diurnas, entrando un poco más en detalle, podemos utilizar el banco de trabajo para construir objetos básicos como sillas, camas, cocina, estufa… más adelante y después de conseguir mejorar el taller, tendremos que priorizar qué nos interesa más: la posibilidad de tener cultivos, la construcción de trampas para conseguir carne de roedor, poder disponer de tabaco de liar y que así los supervivientes se relajen, ¿o quizá intentar tener armas? Los supervivientes tienen varias necesidades y tenemos que intentar cubrirlas todas: alimentación, defensa, posibilidad de relajarse, etc.

De noche la historia es otra. Mientras que al personaje elegido lo vamos a enviar a explorar, a los otros los podemos dejar durmiendo o vigilando. La vigilancia del refugio es importante ya que existen brotes de violencia y cuando volvamos por la mañana es posible que hayamos sufrido un ataque. Para el que sale al exterior tampoco es fácil. Mientras que algunos parajes de la ciudad están vacíos y no hay nadie (recoger cosas  está chupado, aunque a menudo estas son de menos valor que en los lugares más peligrosos), en otros viven personas, que pueden ser hostiles o no. Si no son hostiles, quizá nos veamos en el dilema de si robarles lo que necesitan para sobrevivir; si decidimos optar por eso, nuestros supervivientes tendrán una bajada de moral por sus sentimientos de culpa. En otros casos encontraremos a personas agresivas con los que habrá que luchar; el explorador puede morir en uno de estos ataques.

No es la única manera de morir, ya que sin salir del refugio los supervivientes pueden enfermar o morir a causa de heridas. Tampoco es la única manera de conseguir recursos. Otra posibilidad es la de negociar, con algún comerciante que llama a nuestra puerta durante el día, o por alguien a quien nuestro explorador conozca por la noche y esté dispuesto a comerciar. Después de jugar un par de partidas, puedo decir que lo de saquear termina por ser la mejor opción y la más rápida (no tan rápida pues el espacio de almacenamiento de la persona que enviamos a saquear es muy limitado).

Hay factores que pueden dificultar el transcurso de la partida, como la llegada del invierno y los estallidos de violencia. También tendremos decisiones que tomar, por ejemplo si ayudar con medicinas (por ejemplo) a alguien que llama a nuestra puerta para pedirlas. En ocasiones nos pedirán ayuda que requiera que enviemos a uno de nuestros supervivientes. La contrapartida serán recursos (nada espectacular), y la satisfacción de haber sido de ayuda.

Me ha gustado el juego, porque es muy diferente a la mayoría de títulos de estrategia que he jugado. Tiene cierta sensación de realismo, de peligro inminente que tiene que ver con el hecho de que los supervivientes se depriman a veces por el sentimiento de culpa, sean poco duchos en la pelea cuerpo a cuerpo, o se sientan tristes o se peleen por estar bajos de ánimo. Gráficamente me ha encantando, los personajes tienen su personalidad y son expresivos a pesar de que el juego no es un prodigio  a este nivel. Lo cierto es que si pretende transmitir tristeza y pesimismo, lo consigue. El sonido va a juego con esta sensación de desolación.

Me hubiera gustado más, aún así, si tuviera más posibilidades y más dinamismo en el desarrollo. Uno acaba acostumbrándose a la rutina de los días y las noches, y a menudo se siente un poco limitado por las pocas posibilidades o lo repetitivo de las acciones. No es un juego variado y eso lo perjudica, me hubiera gustado tener posibilidad de interacción entre personajes o más posibilidades en cuanto a ellos de día (uno solo puede hacerlos dormir, comer o construir cosas). También me hubiera gustado poder tener más variedad de eventos posibles, tanto en los días como en las noches.

 

En general y a pesar de sus carencias, es un juego realmente curioso e interesante y con el que, a poco que os gusten los juegos de estrategia, seguro que pasaréis un rato entretenido. Es interesante encontrarse pensando, por decir algo, si queremos robar las medicinas a una pareja de indefensos ancianitos por la noche, o si de día queremos dedicar nuestros recursos a fabricar tabaco de liar o a cultivo de verduras… por poner otro ejemplo. Los desarrolladores se inspiraron en el asedio a la ciudad de Sarajevo en los años 1992 a 1996, y quedan bien retratadas las condiciones precarias de vida y las atrocidades de la guerra.

this war of mine

Web oficial
Plataformas donde se puede jugar: PC, Android, iOS, PS4, XBox  One, Linux
Fecha lanzamiento: 14 de noviembre de 2014 (inicial), 29 de enero de 2016 (PS4 y Xbox One)

 

One comment

Deja un comentario