Once, de John Carney (2006)

once poster

Chica: ¿Cómo es que no tocas esto durante el día? Te veo aquí a diario.
Chico: Durante el día la gente quiere escuchar canciones que conocen, solo cansiones que reconocen. Toco estas cancones por las noches porque si no, no conseguiría dinero. La gente no escucharía.
Chica: Yo escucho.

Cuando vi Begin Again (aquí mi reseña) y me puse a leer sobre ella en diferentes webs, los comentarios se repetían. Básicamente lo que decía la mayoría de la gente es que sí, Begin Again es buena y todo eso, pero la que realmente les había gustado era Once, del mismo director. Vale, tenía que verla antes o después.

Al igual que Begin Again, John Carney fue guionista y director de Once, una película con una historia con muchos puntos en común en la historia con su sucesora.

Uno de los protagonistas de la película es un hombre de unos treinta y tantos sin nombre (puede ser llamado «el músico», por ejemplo, y está interpretado por Glen Hansard). Él se dedica a cantar y tocar la guitarra en Grafton Street, Dublín. Lo de actuar en la calle es una manera de ejercitar su pasión por la música, ya que su trabajo «de verdad» es el de arreglar aspiradoras en el negocio de su padre. Un día, una inmigrante checa que se dedica a vender flores, «la chica» (Markéta Irglová) se muestra impresionada por la música diferente que él toca a deshoras. Porque cuando hay menos gente por la calle, él deja a un lado las versiones de canciones de otros, y toca sus propias canciones, repletas de melancolía por la novia que le abandonó. Hablan y él comenta lo de la reparación de aspiradoras, así que ella insiste en que le arregle la suya. 

Así que cuando él ya ha olvidado el tema, y posiblemente, a la chica, ella aparece al día siguiente con la aspiradora ante él mientras toca. Y después de una conversación, descubren que tienen en común algo más: el amor por la música. En una preciosa escena en que tocan a dúo en una tienda de instrumentos musicales la canción «Falling Slowly», descubren que pueden comunicarse de una manera única a través de las canciones y la música.

Tienen sus encuentros y desencuentros, y los dos van sabiendo poco a poco más cosas sobre la vida del otro. Por ejemplo, que a él le dejó su novia después de engañarle con otro. Él le presta a ella un discman para escuchar CDs que le deja con algunas de sus canciones. También le pide que ponga letra a una de sus canciones, para la cual de momento solo tiene la música. Esa canción termina siendo «If You Want Me«. El flirteo continúa, y ella le anima a intentar recuperar a la novia que le abandonó. Como ella está en Londres, él decide que tiene que irse allí. Pero antes, quiere grabar una demo con sus canciones y le pide ayuda a la chica.

Así que el resto de la película trata sobre cómo tratan de grabar la cinta con canciones compuestas por él, y cómo progresan sus respectivas relaciones (ella también tiene problemas sentimentales). El énfasis está puesto tanto en los dos protagonistas y sus conflictos sin resolver como en la aventura que emprenden juntos y de manera impulsiva para grabar en un estudio profesional. Para completar el equipo reúnen a un grupo de músicos callejeros, con los cuales hacen algunos ensayos previos.

Once fue rodada en menos de 17 días y con alrededor de 110.000 €. Es una historia bastante simple en realidad, pero contada de una manera tan bonita y con tanta sensibilidad que puede conquistar a quien quiera conectar con ella. La película no es triste en sí, pero trata de personas tristes que intentan vivir con su tristeza y sacarle a cada día el mayor provecho posible.

Es una película musical, pero las canciones en mi opinión están bien engarzadas en la historia que se cuenta, y no metidas de manera tan artificial como en otras películas del mismo «género». Las canciones fluyen con naturalidad, y la estupenda voz de Glen Hansard es un vehículo estupendo para viajar a esas calles de Dublín y acompañarlos en los días que dura la historia.

El tono de la historia es agridulce y nada complaciente. A pesar de los toques de fantasía la película es creíble por las reacciones de sus personajes, la forma en que se relacionan. La frase promocional de la película es «¿cada cuánto conocer a la persona adecuada?», y el centro de la historia es precisamente ese. La chica y el músico son adecuados la una para el otro, pero… ¿cuántas veces nos enamoramos en la vida? ¿Cuántas veces nos rompen el corazón? ¿Es bonito lo que llamamos amor… a pesar de todo?

Los dos protagonistas compusieron y ejecutaron todas las canciones originales de la película. Un plus para estos artistas, algunas canciones son realmente buenas. Además de ser buenos músicos, el trabajo de actuación es razonablemente bueno, sobre todo en el caso de Hansard.

once still movie john carney1Director: John Carney
Guión: John Carney
Año: 2006
Duración: 85 minutos
País: Irlanda
Ficha IMDB
Reparto: Glen Hansard, Markéta Irglová, Hugh Walsh,Gerry Hendrick, Alastair Foley, Geoff Minogue, Bill Hodnett

5 comments

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Chica: ¿Cómo es que no tocas esto durante el día? Te veo aquí a diario. Chico: Durante el día la gente quiere escuchar canciones que conocen, solo cansiones que reconocen. Toco estas cancones por las noches porque si no, no c..…

  2. Después de un viaje a Dublín, me entró el gustazo de ver alguna película irlandesa. Habia visto alguna que otra, y en especial me habían gustado «El nombre del padre» y sobretodo «El viento que agita la cebada». Así que entré en la famosa página «filmaffinity» y ver las mejores puntuaciones de cintas irlandesas, y en tercer lugar salía «Once» después de «Mi pie izquierdo» (me aburrió). Me pareció una historia bonita, pero sosa a la vez, algo triste, interpretaciones muy planas. Se me hizo pesada y larga, y eso que es una película corta en duracción. Me decepcionó, quizás lo mejor es ver como gran cantidad de irlandeses de cualquier edad salen a la calle a tocar su música (o la de otros grupos), como si de una religión se tratara.

    PD: Enhorabuena por el blog, lo encontré buscando quiniela de Oscars, y reconozco que esta muy currada. Saludos!

  3. Bueno, no puedo no darte la razón, aunque creo que a mí me gustó más la película. Las actuaciones no son lo mejor de la película, aunque a mí la del protagonista me gustó bastante, la chica creo que lo hacía de forma bastante regulera. Realmente, más que el guión o las actuaciones, a mí lo que me gustó de la peli fue la ambientación y ese amor incondicional hacia la música, capaz de unir a personas muy diferentes. Supongo que a veces las pelis gustan más o menos en función de cuando las vea uno, y a mí me cogió en muy buen momento. Aunque tengo que reconocer que «Begin Again» me gustó más, siendo el mismo tipo de historia, entre otras cosas, por las actuaciones.
    Gracias por lo del blog! 🙂

Deja un comentario