Entrevista a Virginia Pino Cózar (autora de ‘Un mar de cristal’ y ‘Lejos del miedo’)

Si en su día leistéis la entrada, recordaréis que no hace mucho leí Lejos del miedo (ver mi reseña aquí), primera novela de Virginia Pino Cózar. Pues bien, ayer anunció en su blog (después pondré la dirección 😉 ) que ya podíamos comprar la continuación de esa novela, titulada Un mar de cristal. Yo me lo compré enseguida, claro, porque el primero me gustó y porque quiero apoyarla, pero aún no lo tengo en mis manos. Así que para hacer más llevadera la espera, se me ocurrió que podría repetir la experiencia de entrevistar a una autora y así también darle un poco de publicidad (dentro de lo limitado de mi blog, claro está). Lo de repetir experiencia es porque – y quizá también os suene – no hace mucho publiqué una entrevista a Víctor Blázquez, autor de El cuarto jinete (espero reseñarlo pronto por aquí, y en este enlace podéis leer la entrevista que le hice en su día).

Y a lo que iba. Resumiendo:

– Virginia tiene un libro ya publicado, titulado Lejos del Miedo (podéis pedírselo para leerlo de forma gratuita de la manera que explica en su blog)
– Ayer salió a la venta la continuación de Lejos del Miedo, Un mar de cristal. En esta ocasión está disponible para la venta en las formas que Vir explica en estas entradas (cómo comprar en formato papel y cómo comprar en formato electrónico). Vamos, que no hay excusa para que no os hagáis con él.

Y aquí va la entrevista que le he hecho. Con respecto a lo tontas o evidentes que pueden ser las preguntas, tened en cuenta que aquí una servidora es novata en esto, jeje.

Portada de 'Un mar de cristal'

Sonia: Ataquemos los tópicos para empezar: ¿cómo te dio por escribir? ¿Escribir fue para ti tan natural como leer? ¿Una consecuencia lógica?
Virginia: Sí, supongo que sí que es una consecuencia lógica. Mi amor por la lectura dio lugar a mi amor por la escritura. Desde muy pequeña ya inventaba historias. Era una niña muy introvertida, con mucha “vida interior”. Me dormía imaginando que era un personaje cualquiera, escribía cuentos que regalaba a mi madre, ¡y hasta gané un concurso del cole! Aunque, como norma general, escribir era un ejercicio íntimo y personal.

Sonia: Otro tópico: ¿Por qué fantasía y vampiros? ¿Consideras tus novelas “de género”?
Virginia: Lejos del Miedo no es lo primero que escribí, sino lo primero que me atreví a hacer público. El mito del vampiro me apasiona. Los vampiros son personajes oscuros llenos de romanticismo y melancolía con los que se puede jugar fácilmente. Puedes convertirlos en seres odiosos o en alguien a quien amar desesperadamente. Me apetecía escribir una historia de amor trágica y un vampiro encajaba a la perfección. La primera parte de Lejos del Miedo, Luna Negra, es solo una historia de amor. La segunda parte, El Heredero, y la novela Un Mar de Cristal, consecuencias del interés que despertó aquella primera parte, podrían catalogarse como “de género”, pero no me gustan las etiquetas y creo que hay mucho más en ellas.

Sonia: ¿Te has inspirado en algún mito vampírico? ¿Stoker, Matheson, Rice…? ¿O tal vez alguna película?
Virginia: El Drácula de Bram Stoker es un referente, uno de mis libros favoritos, como también lo es la adaptación de Coppola, una gran película que confiere ese aura romántica que le falta al personaje de papel. “He cruzado océanos de tiempo para encontrarte…” Es la mejor frase de amor de la historia del cine. A partir de ahí hice mi trabajo de investigación. Historia y mitos de la cultura rumana, el vampiro en la literatura de los siglos XVIII y XIX, vampiros de cine… Pero la base, o el Vampiro por excelencia, para mí es el de Stoker.

Sonia: Entre ciertos sectores de personas que leen, a menudo la fantasía es en cierto modo, despreciada. ¿Por qué crees que ocurre esto y todavía hay gente que no considera el género como literatura “seria”?
Virginia: Se tiende a pensar en la lectura como un ejercicio intelectual, algo reservado a personas cultivadas. Pero estoy segura de que la mayoría de los amantes de la lectura no buscamos la elevación de espíritu sino el mero entretenimiento –aunque a veces una cosa lleve a la otra-. Eso de lugar a un error de concepto. Nos gusta la literatura de calidad, con personajes que no sean planos, gramatical y ortográficamente bien construida, con una buena trama detrás. Nos gusta que nos haga sentir, que nos mueva por dentro. Muchas veces la literatura fantástica se relaciona con algo infantil y, por tanto, con algo poco trabajado –otro grandísimo error, despreciar la literatura infantil y juvenil- y que no trasmite todo lo que se puede esperar de un “libro para adultos”. Pero nada más lejos de la realidad, ¿verdad? Escribir sobre el mundo conocido es difícil, pero nunca tanto como crear un mundo nuevo.

Sonia:  Y ahora vamos a la típica pregunta: ¿Tienes un método para escribir? ¿Las ideas te asaltan y la historia crece “sola” en tu cabeza, o la procesas y la trabajas?
Virginia: Creo que para responder a esto es mejor remitiros a una entrada de mi blog: http://unmardecristal.blogspot.com.es/2012/03/mi-proceso-creativo-creador.html. Si hay una palabra que defina mi forma de trabajar es “caos”. Mi método es el no-método. Escribo cuando siento que lo necesito, esté donde esté. De repente aparece en mi mente una frase, un trocito de historia, un personaje con el que me apetece compartir un viaje,… y lo plasmo. En el pc, en un cuaderno, en una servilleta o en una hoja de publicidad que llevo en el bolsillo. A partir de ahí la historia crece, pero lo hace en mi cabeza, y pasa mucho tiempo en mi cabeza antes de volar al papel. Y, ni siquiera cuando intento rescatar toda esa masa y plasmarla en palabras, la historia es definitiva. Solo es un borrador que seguramente acabe siendo muy distinto de lo que en un primer momento imaginé.

Sonia: Cinco escritores que te encanten y tres que no soportes.
Virginia: Pregunta difícil, ¿sólo cinco? Voy a elegir, en primer lugar, a Michael Ende, porque me inicié en el mundo de la lectura con él. Es un mago construyendo mundos mágicos dentro de la realidad. No hay año que no lea Jim Botón y Lucas el Maquinista. A Tolkien, a pesar de tener un estilo muy pesado a veces, porque fue un piorero, el primero en traernos a los adultos el mundo de la fantasía. A Stephen King por esa sensación de naturalidad que se desprende de sus historias inverosímiles, como si no pudiera ser de otra manera, y por todas las preguntas sin respuesta que trae a mi mente. A Laura Esquivel, como representante de una corriente que me apasiona, el realismo mágico, por su originalidad. Y a Rosemund Pilcher, escritora británica romántica-costumbrista que le pone la palabra calidad al género.

Y tres que no soporte,… también difícil. Antonio Gala o Juan Manuel Prada me resultan personajes absolutamente insoportables, pedantes y pretenciosos. No les quiero restar mérito, escribir es algo meritorio sin duda, pero no leería nada de ellos. Y luego están los pseudo-escritores tipo Ana Rosa Quintana, que creo que le hacen flaco favor al mundo literario.

Sonia: Cuando empezaste a escribir tu novela, ¿tenías en mente publicarla, o dejabas los planes para más adelante?
Virginia: Un Mar de Cristal es una novela-deuda. Desde el principio la escribí con el único fin de publicarla. Hubo momentos en los que me desesperé precisamente por eso, porque “tenía que” hacerlo. Debía terminarla y debía encontrarle un lugar en el mundo editorial. A pesar de haberla planteado como novela independiente, mi primera novela, Lejos del Miedo, no lo es, y necesitaba la resolución que le da Un Mar de Cristal. Me dije que si gustaba lo suficiente Lejos del Miedo escribiría la segunda novela, la continuación. Igual tarde o temprano hubiera acabado escribiéndola, quién sabe, pero la expectación que surgió a partir de Lejos del Miedo fue el impulso.
Con Lejos del Miedo fue diferente. Siempre había soñado con publicar, uno de esos sueños que piensas imposibles. Pero pasé por una experiencia terrible y casi se me va la vida en ello. Al recuperarme pensé que ya era hora de dejar de esconderme y empezar a perseguir mis sueños. Saqué del cajón Luna Negra y ahí empezó todo.

Sonia: Tú que has bregado en ese mundillo, ¿qué percepción tienes del mundo editorial? Te lo pregunta una profana…
Virginia: Es un negocio, en muchos casos elitista. Es muy difícil conseguir que te lean, y frustrante recibir, cuando por fin consigues que te hagan caso, respuestas del tipo: nos gusta tu estilo pero la novela no encaja en nuestra línea editorial. Muchas veces te hunde porque da la impresión de que es una respuesta automatizada. También hay mucho aprovechado, lobos con piel de cordero que te venden aire, que se aprovechan de la inocencia de quienes empezamos a movernos por este mundillo. El mundo editorial clásico se cierra a nuevos escritores, no arriesga mucho. Pero las cosas están cambiando y eso es algo positivo. Nacen nuevos modelos editoriales, nuevas formas de comunicación, de difusión, de lectura. Las editoriales se están reinventando y está redundando en beneficio de unos y de otros. Los nuevos escritores tenemos opciones y escaparates y los lectores mucho más acceso, tanto económico como informativo.

Sonia: Como sabes, he leído Lejos del Miedo, tu primera novela y primera parte de la saga que continúa Un mar de cristal.. ¿hay continuación? Esta pregunta la hago porque todavía no he leído el libro, quizás se responde sola al final del mismo…
Virginia: Las tramas principales se cierran en Un mar de cristal, no podría asumir ahora mismo otro final sin final, demasiado estrés. Pero lo he dejado lo suficientemente abierto por si algún día me apetece volver a escribir acompañada de estos personajes.

Sonia: ¿Te gusta leer sobre los mismos temas que te gusta escribir?
Virginia: De todo lo que escribo me gusta leer, pero no escribo de todo lo que leo. Por ejemplo, no me vería capaz de escribir un ensayo filosófico, pero me encanta leerlos.

Sonia: ¿Escribir es una vocación, un entretenimiento o una necesidad imperiosa?
Virginia: Es casi, casi como respirar, una necesidad. Yo suelo hacer una comparación un pelín escatológica, es como vomitar. Sientes que tienes algo dentro que tiene que salir, y sale sí o sí.

Sonia: En algunos personajes de Lejos del miedo se podía apreciar una sensibilidad y pureza notables… ¿crees que hay parte de ti en ellos, tanto de las cosas buenas como de las malas?
Virginia: Todo lo que escribo lleva algo de mí, reflejo tanto lo bueno como lo malo. Por destacar algunos rasgos: el gusto excesivo por la soledad, la curiosidad insaciable, la capacidad de perdonar, la mala leche, el apego a la familia,… También reflejo rasgos distintivos de personas que me han marcado de alguna manera, pero eso queda entre los personajes y yo, 😉

Sonia: ¿Consideras tus novelas como algo más que historias? No me refiero al valor que tienen para ti, pero ¿crees que, aparte de contar una historia entretenida, comunicas algún otro mensaje?
Virginia: En parte, sí. Un ejemplo: yo no soy creyente, pero he crecido en una familia creyente y practicante. Mi pérdida de fe, llamémoslo así, fue algo paulatino, al irme dando cuenta de todos esos pequeños detalles que convierten al Catolicismo en algo artificial. Supongo que he querido trasmitir cuáles deberían ser los verdaderos valores de alguien que se considera creyente. También defiendo valores como el arrepentimiento, todos tenemos derecho a equivocarnos, y la valentía. Y en Carlo he querido reflejar esa dualidad que existe en todos los seres humanos. Ninguno somos completamente buenos o malos, no existen esos modelos absolutos. Seguiría, pero destriparía la novela, 😉

Sonia: Y ya para terminar, cuéntanos lo que quieras, si es que todavía tienes ganas después de tantas preguntas. ;D
Virginia: Primero escribía para mí, sin atreverme a compartir más allá de mi familia. Luego descubrí el mundo bloguero, y me enganchó. Más tarde llegó Lejos del Miedo, y descubrí el placer que produce ser leída. ¡Por supuesto que me encantaría pegar un pelotazo y firmar un contrato con una gran editorial! Poder vivir haciendo lo que de verdad me apasiona. Pero de todo eso siempre me quedaría con lo que más deseo, que me lean. Por eso te estoy eternamente agradecida, Sonia. Gracias a la visibilidad que me das tengo (y espero tener) más lectores, y eso es una satisfacción que bien vale cualquier esfuerzo. Mil gracias.

Sonia: El placer ha sido mío, Virginia. Ojalá pudiera haberte hecho estas preguntas delante de unas cervezas. 🙂

Blogs donde podéis leer a Virginia (‘Vir’ es su nick 😉 ):

Un mar de cristal
Diga 33
Virpino

8 comments

  1. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Si en su día leistéis la entrada, recordaréis que no hace mucho leí Lejos del miedo (ver mi reseña aquí), primera …Continuar leyendo »…

  2. ¡Muchas gracias, Sonia! Me ha encantado la experiencia de que una amiga bloguera me entreviste. Aunque sí, hubiera estado mucho mejor delante de unas cervecitas, 😉 Es algo que tenemos pendiente, ¿ok? Ahora esperaré con impaciencia tu valoración de Un Mar de Cristal, 😉 Un besazo!!

    • Ya digo que el placer ha sido mío, Vir. Solo me gustaría que mi blog tuviese más difusión para que sirviera de más. Eso sí, en cuanto tenga el libro en mis manos intentaré leérmelo cuanto antes para hacer reseñita y recomendarlo.
      Sí, tenemos esas cañas, café o lo que quieras pendientes. Seguro que algún día coincidiremos! 🙂
      Besos!

  3. Jajajaja, bonita y original idea la de la entrevista.

    A ver si sirve para darfse a conocer un poco y quien sabe si de aquí unos años tendrá un valor añadido, jajaja

    Saludos

Deja un comentario