Bone Tomahawk, de S. Craig Zahler (2015)

bone-tomahawk-poster

Tenía esta película pendiente desde hace tiempo, y por algún motivo la iba guardando, y guardando, hasta encontrarle ‘su’ momento. Pues bien, su momento ha llegado en mi caso, la hemos visto desde el sofá y sintetizando, para mí la conclusión es que es una película muy correcta, con una premisa sencilla pero que me sorprendió para bien. Sobresalientes actuaciones del cuarteto protagonista. Ahora, si queréis, podréis leer cómo me explayo un poco más.

La película tiene una ambientación clásica del Oeste. Una localidad pequeña sin nada de especial, Bright Hope, donde los lugareños viven bastante tranquilos y el Sheriff Hunt (Kurt Russell) ya está más por la labor de descansar a punto de jubilarse que por buscar acción. Prueba de ello es que uno de sus ayudantes  es un anciano ya bastante despistado, Chicory (Richard Jenkins), que en ocasiones no parece saber ni donde está pero por lo demás es sorprendentemente efectivo. Por lo demás tenemos a un ganadero con una pierna rota, Arthur O’Dwyer (Patrick Wilson), obligado a guardar reposo al cuidado de su mujer, Samantha (Lili Simmons). Pero por otro lado, en el pueblo si alguien es el «puto amo» es Brooder (Matthew Fox), célebre por haber matado a muchos indios y haber hecho fortuna con ello. Todo este escenario costumbrista se rompe cuando, una noche, aparece un forastero sospechoso en el pueblo y es arrestado por el Sheriff. Para el espectador el forastero es conocido, pues en los primeros minutos de metraje lo hemos visto sufrir un encontronazo (por llamarlo así) en un lugar bastante siniestro en medio del desierto. 

Así que tras herir el Sheriff al forastero sospechoso ,la Sra. O’Dwyer, Samantha, acude a la comisaría para extraerle la bala. Pero no va a ser todo tan fácil. A la mañana siguiente, el sospechoso, Samantha, y el otro ayudante del Sheriff, más joven, han desaparecido. Y un mozo de cuadras ha aparecido horriblemente mutilado al mismo tiempo. Así que el Sheriff, su ayudante Chicory, Brooder y Arthur deciden ir a buscar a los desaparecidos al lugar donde se dice que vive una extraña tribu, los únicos capaces de operar con métodos tan brutales. Les toca realizar un viaje de cinco días en tres, con un hombre muy cojo que no puede caminar rápido… pero para eso tienen los caballos, ¿verdad? La historia se desarrolla entre lentas (y no tan lentas) escenas de los cuatro hombres en el desierto: su convivencia, sus peleas, y por supuesto, los peligros que les acechan ahí fuera.

Para mí ha sido una sorpresa agradable, no me esperaba estar tan entretenida durante las dos horas y pico que dura la peli. A pesar de no ser una trama demasiado original, consigue enganchar a fuerza de buenas interpretaciones y un pelín de intriga por saber qué sucederá, o si alguien se quedará por el camino en esa expedición. Y aunque he mencionado la falta de originalidad de la premisa, aquí no lo considero un defecto, sino una vuelta al western que he agradecido bastanate. No hay momentos de acción trepidante durante la mayor parte de la duración de la película, pero sin embargo no pierde el interés, ¡y eso tiene su mérito! Tal como la estaba describiendo, sin embargo, puede parecer aburrida, y nada más lejos de la verdad. Es de esas historias que se desarrollan a fuego lento, donde importan los diálogos, y a propósito de estos, decir que he disfrutado de las conversaciones entre los personajes… y eso es algo que tampoco me suele ocurrir últimamente viendo pelis. Las actuaciones son toda una ventaja para apoyar esto, y es que son muy buenas: soberbio Kurt Russell, irreconocible (al menos a mí me costó) pero entrañable Robert Jenkins, el estirado pero carismático Matthew Fox y Patrick Wilson, en el papel de esforzado y preocupadísimo esposo. Todos ellos brillan, y el resto del reparto es totalmente accesorio. La historia consiste tanto en el misterio central como en los cuatro hombres viajando juntos.

Es un cruce de géneros que resulta interesante, el western con toques de terror. Y es gracias a lo que he comentado, gracias al reparto (impresionante) y a unos diálogos que no pierden el interés en ningún momento. He leído por ahí que la película fue hecha con 1,8 millones de dólares, un presupuesto más que modesto teniendo en cuenta el presupuesto de algunas otras películas. No voy a mentir y decir que me ha sorprendido enormemente (sí por los salarios de los actores), porque la ambientación está muy bien hecha pero cuenta con un puñado de localizaciones. Aparte de las localizaciones, nada denota un bajo presupuesto, se aprovecha al máximo la luz y los escenarios.

En mi opinión, muy recomendable para quien guste del género del Oeste, fans de alguno de los actores principales o cualquiera al que le pique la curiosidad con la premisa y/o el tráiler.

Director: S. Craig Zahler
Guión: S. Craig Zahler
Duración: 133 minutos
País: USA
Año: 2015
Ficha IMDB
Reparto: Kurt Russell, Patrick Wilson, Matthew Fox, Lili Simmons, Richard Jenkins, Sean Young, David Arquette, Kathryn Morris, Sid Haig, Geno Segers, Michael Paré,Jamie Hector

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Tenía esta película pendiente desde hace tiempo, y por algún motivo la iba guardando, y guardando, hasta encontrarle ‘su’ momento. Pues bien, su momento ha llegado en mi caso, la hemos visto desde el sofá y sintetizando, para..…

Deja un comentario