People, Places, Things, de James C. Strouse (2015)

people-places-things-poster

Will Henry: Todo va a ir bien.
Charlie: ¿Cómo lo sabes?
Will: No lo sé, pero a veces ayuda simplemente decirlo.

Lo reconozco, me planteé realmente ver esta película por el simple hecho de que Jemaine Clement es el protagonista. Me encanta este actor, y tenía ganas de verlo en un papel más «normal» de los que estoy acostumbrada con él (las últimas veces lo he visto como vampiro o como músico algo extraño).

En esta ocasión lo conocemos como Will (Jemaine Clement), padre de familia, con dos hijas gemelas y una mujer con la que en principio las cosas van bien, Charlie (Stephanie Allynne). Digo «en principio» porque en la primera escena con ella se la encuentra medio desnuda en una habitación de la casa mientras en el piso de abajo sus hijas celebran su cumpleaños nº5, con otro hombre, Gary (Michael Chernus). En ese momento ella aprovecha para dejarlo, y así romper la relación que tenían. Saltamos al año siguiente, donde comparte custodia de las niñas con su mujer, y ella vive con Gary. Él se siente solo y triste, pero tiene que seguir su vida y cumplir obligaciones como padre y como dibujante  y profesor de arte. Un día explica lo desgraciado que se siente a sus alumnos y una de las alumnas, Kat (Jessica Williams), le ofrece conocer a su madre que también está sola, Diane (Regina Hall). Aunque Diane no respeta demasiado la profesión de Will y además está saliendo con otro hombre, ese primer encuentro servirá como precedente para sentar las bases de lo que puede ser una relación.

En la película realmente pasan muy pocas cosas. Se narran algunos hechos de la vida post-separación de Will y Charlie, de la vida de Will cuando tiene las niñas a su cargo, de algunos momentos suyos dando clase. A pesar de que es una comedia no me he reído ni una sola vez, porque más que una película cómica, es una película mona,  bastante bonita y llena de buenas intenciones. Uno llega a sentir empatía por Will, aunque también algo de pena al ver reconocidas en las suyas algunas frustraciones propias. Will tiene problemas para comunicarse con los demás, para expresar lo que siente en algunos momentos.

La película utiliza un recurso que me ha gustado mucho, y es el de utilizar los dibujos de Will como recurso pasivo para la narración. Son muy bonitos y además sirven para transmitirnos algo que los personajes (en este caso Will) no expresan con palabras. Una película encantadora y con aires de comedia romántica donde uno no puede evitar encariñarse con el algo perdido cuarentón Will. Estupendo Jemaine Clemens en el cambio de registro. En resumen, una película fácil de ver y de digerir, pero con algunos temas que seguro tocan de cerca a muchos de nosotros.

Director: James C. Strouse
Guión: James C. Strouse
Año: 2015
Duración: 85 minutos
País: USA
Ficha IMDB
Reparto: Jemaine Clement, Regina Hall, Stephanie Allynne, Jessica Williams, Gia Gadsby, Aundrea Gadsby

Deja un comentario