Alléluia, de Fabrice du Welz (2014)

Alleluia+poster_1437171834

Aunque me sonaba de oídas la historia en que se basa esta película, me llamó la atención verla debido a la naturaleza enfermiza de su argumento. Antes de empezar, decir que esa historia es la de los «Asesinos de los Corazones solitarios«, y que previamente ya existía una película sobre ellos:  The Honeymoon Killers (1969). 

En el Acto 1 e la película conocemos a la protagonista femenina, Gloria (Lola Dueñas). Trabaja preparando cuerpos en una empresa de pompas fúnebres, y en su vida personal, vemos que tiene una hija pequeña y busca pareja en sitios de Internet con la ayuda de su amiga Madeline (Stéphane Bissot). De hecho, casi en la primera escena vemos cómo Madeline le convence de aceptar la invitación de un hombre de una web, Michel. Gloria no lo conoce de nada, pero al final se deja convencer para ir a comer con él. Hasta ahí normal.

En la primera escena donde él aparece, lo vemos ensayando frente al espejo lo que le dirá a Gloria, procediendo después a realizar una ceremonia vudú para que Gloria sucumba a sus encantos. Él es Michel (Laurent Lucas). En la comida todo va bien, se conocen y parecen gustarse, incluso hay beso al final de la cita, seguido de sesión de sexo. Pero Michel aprovechará su recién descubierta química para pedirle una buena cantidad de dinero a Gloria… para después desaparecer. Cuando ella finalmente lo encuentra, descubrirá que ella no es la única en la vida de Michel, que él sufre dolorosas migrañas debido a un antiguo accidente, y que se dedica a robar a mujeres como ella a cambio de darles placer. A ella no le parece mal, y le propone vivir con él y cuidarlo, incluso ayudarlo a llevar adelante sus timos. Y ahí empieza toda la historia de estos dos, que como podéis suponer, está repleta de engaño, mentiras, sufrimiento… y asesinatos. 

A pesar de que a ratos parece que la relación entre los dos puede desestabilizarse, la relación se mantiene fuerte a lo largo del tiempo. Hay un vínculo fuerte entre los dos, eso es innegable. Un vínculo de amor sano, evidentemente no. A Gloria le lleva a abandonar a su hija y perpetrar actos de los que nunca se creyó capaz; Michel también avanza en su senda del crimen acompañado por ella, que se hace pasar por su hermana.

Como curiosidad, a diferencia de la historia real (USA), la película está ambientada en Bélgica. Durante la película se nos muestra lo desquiciado del comportamiento de Gloria y Michel por separado, pero sobre todo la peligrosa simbiosis que se forma entre ellos cuando están juntos. Se da a entender que antes de encontrarse había «algo» que no iba bien en ellos, pero que su amor fue definitivamente la chispa que desató la verdadera locura en los dos. Las actuaciones están bien, quizá en el caso de ella me ha parecido un tanto excesiva incluso teniendo en cuenta su estado mental. El ritmo de la película es ágil y es rápida de ver, con una totalmente adecuada duración de 90 minutos. Es un retrato oscuro, violento y pasional sobre una mezcla de locura y amor desesperado. Difícil de ver, y con los cuatro segmentos llamados como las desgraciadas que se cruzan en el camino de la pareja, la película tiene un ritmo peculiar que culmina en un final si bien no del todo bien explotado (en mi opinión), coherente con el enfoque artístico de la película.

Centrándose más en la naturaleza romántico-pasional de la relación que en la parte criminal, la peli consigue ser entretenida, curiosa, pero no demasiado memorable.

Director: Fabrice Du Welz
Guión: Fabrice Du Welz, Vincent Tavier
Año: 2014
Ficha IMDB
País: Bélgica
Reparto: Lola Dueñas, Laurent Lucas, Héléna Noguerra, David Murgia, Stéphane Bissot

Deja un comentario