Calvary, de John Michael McDonagh (2014)

Calvary_A4posterNo hace mucho que vi otra peli protagonizada por Brendan Gleeson (en 2011, la peli es The Guardian) y me encanta el actor. Calvary trata una historia más oscura y más difícil de digerir ya desde su premisa, y no sabía mucho de ella antes de comenzar a verla.

Conocemos al Padre James (Brendan Gleeson) en la primera escena confesando a un feligrés. Ese feligrés le cuenta que cuando tenía 7 años un sacerdote le violó y eso le ha supuesto un gran trauma. Dado que el culpable de la violación ya está muerto, la víctima no puede denunciarlo ni asesinarlo, así que le dice a James que lo matará a él, que tiene más gracia asesinar a un sacerdote bueno y no a uno malo. Eso sería más desconcertante para la Iglesia, según cuenta. Pero, como le cuenta, no va a matarlo en ese mismo momento sino días después, para así dejarle «poner en orden sus asuntos».

El momento pasa y a James se le mete el miedo en el cuerpo. Sin llegar a violar el secreto de confesión busca ayuda en un compañero, el padre Leary (David Wilmot), y también al Obispo Garret Montgomery (David McSavage). James vive solo a excepción de su perro Bruno, pero recibe una visita de su hija Fiona (Kelly Reilly), que ha tenido sus propios problemas y un intento de suicidio. James estuvo casado antes de convertirse en sacerdote; su mujer murió y él se convirtió en cura. La relación entre Fiona y James es buena, aunque con ciertos puntos a arreglar.

Aparte, el pueblo tiene sus propias historias. Por ejemplo la de Veronica (Orla O’Rourke) y su marido, el carnicero local, Jack Brennan (Chris O’Dowd); James sospecha que él la maltrata porque ella lleva gafas de sol para ocultar un ojo morado. James también habla con Milo (Killian Scott), un joven con problemas para relacionarse con las mujeres e intenta disuadirlo de alistarse en el ejército. También está Michael Fitzgerald (Dylan Moran), un millonario que vive en soledad fuera del pueblo; Michael siente desprecio hacia sí mismo y busca redención donando dinero a la iglesia. Vemos cómo James en algún momento visita a un escritor solitario y le lleva libros; al escritor lo interpreta M. Emmet Walsh, vive solo con su máquina de escribir y le pide una pistola a James. Pistola que James le pide al Inspector Stanton (Gary Lydon). Y Frank Harte (Aidan Gillen), un doctor ateo, mantiene algunas conversaciones muy interesantes con James, tienen tan poco en común que resultan ser casi antagonistas. 

James se pasa gran parte de la película hablando con personas. Algunos están desesperados, otros furiosos, otros completamente alejados de la realidad, algunos simplemente están inmensamente tristes. Gran parte de la tensión de la película la encontramos en intentar anticipar la respuesta a la pregunta de «¿quién lo hará?». Y sin embargo da la impresión de que James no está mucho más triste de lo que ya estaba antes.

Los espectaculares paisajes irlandeses son un marco de increíble belleza para estas historias tan tristes, y James se pasea por ellos (las playas, los campos, las montañas…) como un alma en pena. La película fue rodada en gran parte en Easkey y Strandhill, en el condado de Sligo (Irlanda). Los habitantes del pueblo están rotos en todos los sentidos posibles, son violentos y corruptos. Toda esta suciedad contrasta con la belleza del entorno y confunde un poco al espectador; al igual que los diálogos ágiles e incluso divertidos, que en su forma quitan hierro al fondo oscuro de lo que dicen los personajes. Es una película oscura, muy oscura aunque también aparentemente fácil de ver. La digestión no es para nada fácil, veréis.

Brendan Gleeson interpreta un papel para recordar como este sacerdote digno que se enfrenta a su mortalidad; la cuenta atrás hasta el domingo siguiente acaba siendo agónica también para nosotros y no solo para él, que al inicio parece que no sabe si tomarse muy en serio la amenaza. Llegamos a plantearnos si James tiene mucho que perder, pues pasa la semana recibiendo provocaciones y burlas de casi todos los habitantes del pueblo, que se desprecian uno a otros de manera feroz. Para mí la película trata de eso, del odio mutuo fruto de las frustraciones propias, de la manera de enfrentarse a la muerte, de la fe.

Con una banda sonora muy destacable a cargo de Patrick Cassidy, y los ya mencionados diálogos y paisajes increíbles que la actuación de Brendan Gleeson potencian, Calvary es una gran película.

banner-calvary-Calvary_Marquee_844x476 (2)Director: John Michael McDonagh
Guión: John Michael McDonagh
Año: 2014
Duración: 102 minutos
País: Irlanda/UK
Ficha IMDB
Reparto: Brendan Gleeson, Kelly Reilly, Chris O’Dowd, Aidan Gillen, Domhnall Gleeson,David Wilmot, Dylan Moran, Marie-Josée Croze, Killian Scott, Isaach De Bankolé,M. Emmet Walsh, Pat Shortt, Gary Lydon, Orla O’Rourke, Owen Sharpe, David McSavage, Michael Og Lane, Mark O’Halloran, Declan Conlon, Anabel Sweeney


One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: No hace mucho que vi otra peli protagonizada por Brendan Gleeson (en 2011, la peli es The Guardian) y me encanta el actor. Calvary trata una historia más oscura y … Sigue leyendo →

Deja un comentario