Destiny (Bungie) – PS4

Destiny

Aunque no suelo hablar demasiado de videojuegos en el blog, la verdad es que me gustan. Y mucho. Casi diría que demasiado, y por eso intento dosificarme un poco. Siendo sincera, yo soy de las que se enganchan a los videojuegos mucho. Pero hoy quiero hablar de un juego que se ha llevado “algunas” horas de mi tiempo desde que salió al mercado (¡y eso fue en septiembre ya!). Yo voy a hablar de mi experiencia en PS4, aunque también ha sido un lanzamiento para PS3, Xbox 360 y Xbox One.

La verdad es que no pretendo hacer un análisis exhaustivo ni demasiado profesional del juego. Para empezar, porque no soy experta en el tema. Pero sí soy experta en jugar así que quería dejar plasmado mi punto de vista, y los motivos de por qué creo que es un juego genial. También quiero comentar qué aspectos de mejora encuentro en el juego, que los hay, y darle algunos “palos”. Allá voy.

DE QUÉ TRATA DESTINY

Lo primero que me llamó la atención de Destiny es que es un juego exclusivamente online. En casa, que tenemos la PS4, se hace imprescindible una suscripción a PSN Plus para poder jugar de forma completa (sin esa suscripción, no se puede entrar al Crisol ni a las misiones de Asalto con otros jugadores). Asimismo, si un día no funciona bien Internet en casa (o los servidores del juego, que alguna vez ha pasado), no se puede jugar. Lo que quiero decir es que no soy una persona muy aficionada a los juegos online, que asocio sobre todo a modos competitivos que me resultan bastante estresantes.

Destiny es un juego ambientado en diferentes planetas, y que se puede encuadrar en el género de la ciencia ficción. En la historia – y en el endgame – vamos a poder campar a gusto por varios planetas (la Tierra, la Luna, Marte y Venus… ¿algún día serán más?) completando misiones, asaltos y diferentes retos, con una estética de marcada ciencia ficción futurista. Naves espaciales, medios de transporte terrestres curiosos, el Espectro que nos acompaña y la indumentaria y armas son solo unos pocos ejemplos de esa espectacular estética. Y eso por no hablar de los monstruos que nos podemos encontrar en los diferentes planetas (Vex, Cabal, Caídos, etc.)…

Así que eso es. Podemos elegir entre tres tipos de guardianes (Titán, Cazador o Hechicero), y ese es el punto de partida. Nosotros, el guardián, comenzamos nuestro periplo en el juego, acompañados por el espectro que he mencionado, y que no es más ni menos que una inteligencia artificial que nos va a acompañar en todo momento y se hace muy presente, con constantes comentarios y pistas. Los guardianes somos los encargados de combatir contra el gran mal que tiene varios planetas sumidos en la oscuridad. Hasta aquí, nada nuevo, ¿no? Pero el juego consigue ofrecernos mucho más que una historia, y finalmente casi diría que para mí ha pasado a ser algo secundario, primando más la jugabilidad y la estética y ambientación.

El juego tiene varias posibilidades de disfrute que explicaré un poco por encima, pero la compañía se ha planteado que la franquicia Destiny se alargue durante 10 años, en los cuales se creará un universo propio, y que contendrá varios juegos y expansiones. La genialidad del juego no radica tanto en su historia, sino en las posibilidades de revisitar el juego una vez, y otra, y otra, cada vez con mayores niveles de dificultad para poder conseguir botines valiosos o realizar mejoras en nuestro equipo.

No se puede hablar de Destiny sin mencionar el comentario más repetido durante su promoción, y es que ha sido uno de los juegos con presupuesto más elevado de la historia (500 millones de dólares, que incluyen desarrollo, marketing y otros gastos), que recuperó en su primer día de venta.

destiny - concept art

PROGRESO DEL PERSONAJE

Aparte de que a medida que avanza el juego vamos consiguiendo mejores armas y equipo (ya sea porque las encontramos por ahí, ya sea porque las compramos en La Torre, base de todos los intercambios comerciales de los cazadores), tenemos el árbol de habilidades del personaje. Cada tipo de personaje (cazador, titán o hechicero) tiene habilidades diferentes, algo que se nota especialmente en los ataques súper y los especiales. La clave en este juego para mejorar y conseguir mejores materiales, y con ello mejoras para el equipo, se basa en una única cosa: jugar, jugar y jugar. Es cierto que hay varios caminos para conseguir mejoras y avanzar en el juego, y eso depende de los gustos de cada uno y del modo de juego en que decida especializarse.

El nivel del personaje llega hasta el 20 mediante puntos de experiencia que conseguimos luchando, haciendo misiones y matando enemigos. A partir del 20, podremos avanzar hasta el nivel 30 de otro modo muy diferente: acumulando puntos de luz en nuestras piezas de armadura. A mejor armadura (o casco, o botas, o guantes), más puntos de luz. A más puntos de luz, más nos iremos alejando del nivel 20 y acercando al 30.

2418811-destiny-new-screenshot-2

MODOS DE JUEGO

Individual: Es posible abordar el juego ignorando las posibilidades multijugador y yendo de modo individual. En un caso de preferencia 100% por lo individual y de misantropía total, nos podríamos limitar a completar la historia (que nos puede llevar como unas 20 horas máximo, si estiramos muuuuucho el tema), y luego seguir realizando misiones de patrulla o repitiendo las de la historia principal. Claro está, también podemos hacer pequeñas sidequests en cada uno de los planetas (la zona de Patrulla) y cumplir contratos que aceptamos en la Torre. Personalmente, limitarse a esto me parecería un desperdicio. El hecho de jugar con otros jugadores no es pesado, no es estresante, sino que en Destiny es una posibilidad muy atractiva. Y a eso voy.

Cooperativo: El modo multijugador no competitivo ofrece la posibilidad de realizar misiones cooperativas en Destiny: los llamados Asaltos. Si tenemos amigos que jueguen a Destiny es posible formar equipos, y esos equipos podrán hacer unidos misiones de la historia principal, misiones individuales, y también asaltos (no he probado misiones competitivas con una escuadra de amigos, así que ignoro si es una posibilidad). Si no conocemos a nadie con el juego, en los Asaltos (que obligatoriamente están compuestos de equipos de 3), el juego nos reúne con otros dos jugadores de nivel similar, y realizamos una misión en modo cooperativo. En todo caso, este modo es para mí de lo mejor del juego. Sobre todo, porque no soy muy aficionada al modo competitivo. Y hay aspectos realmente emocionantes en los asaltos: esos momentos en que los compañeros nos revivimos unos a otros, las estrategias que se adoptan tácitamente y sin hablar (nunca uso micro) en plan “yo me quedo aquí, vosotros allí”, toda la variedad de personas que uno se puede encontrar en estas misiones… ¡la épica!

Competitivo: Existe una parte importante del juego, el Crisol, donde hay diversas misiones que se pueden realizar en este modo, jugando contra otros jugadores. Las típicas de todos contra todos, las de equipos… Ya digo que a mí personalmente no me atraen mucho pero lo poco que he visto es muy bueno.

Destiny_5

EL ENDGAME

Como he dicho, una vez se termina la historia es donde el juego muestra más sus grandes posibilidades. Se podría decir que las 15 horas de historia son una especie de preludio a lo que viene después, el verdadero juego. La declaraciones de intenciones en el juego es justo esa, se nos dice al acabar la parte de historia que la aventura acaba de empezar. Así que teniendo en cuenta todo, al final acabamos jugando para mejorar y conseguir mejores objetos. Aparte de la diversión, claro.

Después del nivel 20, jugamos Asaltos con el objetivo de que nos dén mejores objetos o engramas para que el Criptarca los decodifique. El objetivo es muy claro: conseguir equipamiento con la mayor cantidad de luz posible. Es cada vez que aumentamos los puntos de luz de nuestro equipo, cuando vamos a ir avanzando y subiendo de nivel a partir del 20. Para conseguir esto, hay dos maneras: la que acabo de mencionar de luchar y conseguir recompensas. Y la otra es adquiriéndolos directamente en la Torre. Allí hay comerciantes que venden armas y armaduras muy apetecibles (incluso podemos mejorar el Colibrí y nuestra nave allí). A veces es necesario que aumentemos nuestra reputación de Vanguardia o en el Crisol para poder tener opciones a comprar algunos de esos objetos.

Aparte de las misiones habituales, el Crisol y los Asaltos, en el juego aparecen ciertas misiones propuestas de manera semanal o diaria. Siempre tendremos un Asalto de manera semanal, una misión de Historia diaria, y una misión competitiva. Tema aparte es el Ocaso, un asalto semanal localizado en Venus y pensado para un modo cooperativo en un equipo formado por 6 personas.

Destiny-screenshot-6

¿REPETITIVO?

No se puede negar, Destiny acaba siendo bastante repetitivo. Como he dicho, para poder mejorar, y si queremos seguir jugando una vez termina la historia, no queda otro remedio que repetir misiones, asaltos y demás. Es uno de los contras que le encuentro al juego, frente a muchos pros, como es la capacidad de enganche y la jugabilidad. Uno puede acabar con la sensación de estar siempre haciendo lo mismo, y de que el juego tiene potencial pero está limitado. ¿Por qué solo la Tierra, la Luna, Venus y Marte? ¿Podemos esperar que en algún DLC incluyan más planetas, y con ellos más tipos de enemigos, nuevas misiones y asaltos?

Aparte de eso, las misiones y los asaltos siempre tienen una mecánica muy simple, que se repite hasta la saciedad: avanzar hacia un objetivo, matar todo lo que se encuentre, matar a un subjefe y finalmente, al jefe final. El problema quizás puede ser que se reutilizan demasiado algunos escenarios, aunque en ocasiones para misiones diferentes. Espero que con los DLCs que están por venir añadan localizaciones nuevas (¡por favor!)

Destiny_32

CONCLUSIÓN

Con una historia que acaba resultando completamente irrelevante, el juego se centra en machacar enemigos y mejorar nuestro personaje. Las mejoras del personaje repercuten en que seremos capaces de machacar enemigos más difíciles y realizar nuevas mejoras… and so on. Es un juego que engancha, por la forma de jugar, por su estupendo modo cooperativo, y seguro que a muchos por la parte competitiva. Todo esto con una estética sci-fi muy atractiva y con una buena jugabilidad, que aparte de los tiempos de carga iniciales al cambiar de zona, poco tiene que reprochar.

Hay muchas cosas que me he dejado por comentar, es imposible realizar un análisis exhaustivo de un juego así a no ser que uno se eternice en la reseña. Pero queriendo mantener la extensión en algo razonable, creo que he dejado reflejadas las razones por las que sigo enganchada de una manera considerable después de dos meses. El juego no es un prodigio técnico, pero es muy vistoso y la estética es atractiva. La música está muy bien, la iluminación y las sombras están muy bien trabajadas. Hay un nuevo elemento en mi casa que potencia la experiencia del juego, y se trata de unos auriculares  especiales para consolas que convierten el juego en una experiencia mucho más inmersiva. Escuchamos los gritos de enemigos, los efectos sonoros y la música, haciendo que nos sintamos realmente allí. Como fallo, el doblaje al español… realmente me descoloca.

Falta saber qué podremos encontrar exactamente en los DLCs que saldrán a la venta dentro de poco (9 de diciembre), y si eso  enriquecerá el juego de la forma que necesita ahora mismo, un par de meses después de su estreno. Por lo que he leído, la novedad es que se podrá subir a nivel 32 (en lugar del 30 máximo actual), y que se incluirán un par de misiones más y algunos objetos nuevos. A mí, a priori, no me suena como la gran cosa aunque de todos modos me imagino que lo compraremos e intentaremos disfrutarlo. En todo caso, el Destiny ha sido mi juego del 2014, sin lugar a dudas. Quizá no es una obra maestra pero es súper entretenido y muy adictivo.

Web oficial 

Y este… es mi Guardián, al que tengo equipado con las mejores cosas que he podido conseguir (púrpuras, nada Dorado aún! 🙁 )

IMG-20141115-WA0001

2 comments

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Aunque no suelo hablar demasiado de videojuegos en el blog, la verdad es que me gustan. Y mucho. Casi diría que demasiado, y por eso intento dosificarme un poco. Siendo sincera, yo soy de las que se enganchan a los videojuego..…

  2. Odio los juegos exclusivamente online. ¿Por qué tengo que estar conectado para poder jugar? Ya he pagado por el juego no ¿no? De todas formas últimamente no juego a nada. Y cuando digo nada es Skyrim. No tengo tiempo…ays cuántos juegos, pelis, series , libros…me estoy perdiendo!! besos mil

Deja un comentario