Rocco e i suoi fratelli [Rocco y sus hermanos], de Luchino Visconti (1960)

rocco e i suoi fratelli poster

Por recomendación de un amigo he terminado viendo esta película clásica del cine. No soy muy dada a frecuentar el cine en blanco y negro, pero me pareció un buen consejo. Y acabé viéndola en la tele, a pesar de que ya casi nada la veo nunca… al menos no tuvo anuncios.

La escena en la catedral, con los personajes de Nadie y Rocco
La escena en la catedral, con los personajes de Nadia y Rocco

Supongo que por ser tan antigua mucha gente ya la ha visto y sabe de qué trata. De todos modos, me gustaría hacer un comentario breve sobre la historia.

Al principio Rosaria Parondi (Katina Paxinou)  y  cuatro de sus hijos llegan a Milán desde el sur de Italia, de la zona de Lucania. Van a visitar a Vincenzo (Spiros Focas), el hijo mayor, que ya vive allí desde hace tiempo. Vincenzo se ha ido ganando la vida, y se deja ver que ha dejado a su familia un poco de lado. Desde el principio se destaca el marcado carácter matriarcal de los Parondi, pues Rosaria es la cabeza de familia desde que murió el padre. La llegada a Milán de la familia de Vincenzo es bastante accidentada, sobre todo porque con su presencia y las quejas de su madre, se arruina la fiesta en que se iban a prometer él y su prometida Ginetta (Claudia Cardinale).

Después vamos a conocer a los hermanos, a todos. El mayor, Vincenzo, que de nuevo tiene sobre sus hombros la responsabilidad de su familia. Con su padre muerto, es el hombre de la casa. También está Luca (Rocco Vidolazzi), el más pequeño, que con su corta edad es claramente el niño de la casa. Ciro (Max Cartier), el segundo, espera a tener unos años más para demostrar que es tan válido como sus hermanos, y lo quiere demostrar estudiando y convirtiéndose en un hombre de provecho. Y por último tenemos a los dos personajes centrales, Rocco (Alain Delon) y Simone (Renato Salvatori). Rocco es el más callado, el discreto y el buenazo; mientras que Simone, cada vez más pendenciero, tiene un carácter agresivo y pájaros en la cabeza, y pronto se ve corrompido por las tentaciones de la ciudad. Al tiempo de llegar a Milán, todos los hermanos han conseguido rocco y sus hermanos boxeoalguna manera de ir sobreviviendo, con trabajillos eventuales, nada fijo. Ciro se pone a estudiar; Simone intenta meterse en el mundo del boxeo profesional; Rocco encuentra un trabajillo en una tintorería; Luca trabaja como chico de los recados y Vincenzo sigue con el trabajo que ya tenía. Sobrevive toda la familia viviendo en una habitación, y puede parecer algo chocante, pero hay que ser conscientes de la situación de la época.

En una película como esta, con varias historias paralelas y más de un personaje central, cada cual se puede quedar con la lectura que prefiera. Hay varias situaciones clave que ilustra perfectamente Rocco y sus hermanos. Es cierto que a pesar de tener ya casi sesenta años, la película sigue sintiéndose como extrañamente actual. El contexto es diferente, pero los problemas siguen siendo los mismos. La lucha de las personas por abrirse paso en un mundo difícil; las ataduras de la familia y la parte menos bonita y más asfixiante de los lazos de sangre; el inmenso abismo que separaba en todos los sentidos a las personas de zonas rurales y a las de zonas urbanas; la futilidad de la esperanza; la pérdida de la inocencia; y la falta de recompensa de la bondad. Como en una tragedia clásica, Rocco y Simone representan los dos polos, lo mejor y lo peor del ser humano. Rocco, el mediano de los hermanos, se encuentra que por la debilidad o el abandono de sus hermanos mayores, de repente le corresponde una responsabilidad familiar que no esperaba. Y en medio de todo esto también está Nadia, una prostituta de pasado difícil que siembra la discordia en la ya de por sí difícil relación de los dos hermanos. Pero quizá la expresión «siembra la discordia» es demasiado tendenciosa y deja entrever las opiniones de algunos personajes más que lo que ocurre realmente. Para mí, uno de los grandes dramas de la historia está personificado en Nadia (Annie Girardot), la prostituta que ve  una pequeña posibilidad de esperanza, se aferra a ella con todas sus fuerzas y termina como termina. ¿Es mejor no tener esperanza? ¿Es mejor resignarse a lo que uno tiene y no esperar nada mejor? Tanto ella como la familia Parondi buscaban mejorar su situación, y…

"Haz conmigo lo que quieras, me da igual"
«Ahora puedes hacer todo lo que quieras. Ya no me importa nada»

La historia es dura, muy dura. Tanto por las cosas que ocurren como por la impotencia que uno siente al ver cómo estos dos hermanos fracasan en lo que los otros tres han hecho mínimamente bien: adaptarse. Es también curioso ver cómo Rocco, con toda su bondad, consigue en momentos clave, actuar con una falta de visión que hiela la sangre. La evolución de los dos personajes es magnífica y acabaremos viendo cómo de forma sorprendente – o no – el que parecía el más bueno de los hombres se equivoca terriblemente por falta de capacidad o de sabiduría y por una ceguera selectiva fruto de una excesiva lealtad familiar. En otra película, el personaje de Rocco hubiera acabado bien y no solo eso, sino que ayudaría a los demás a encontrar la redención. Sin embargo, la realidad es bastante diferente, pues en la vida real la bondad pura raramente sirve para algo.

Al final, en medio de tanta debilidad, de tanta ceguera y pasión, queda a criterio de cada uno reconocer quién es el más lúcido de todos: Ciro o Luca. Al fin y al cabo, el ser testigos de una historia tan trágica ha tenido al menos que servirles para aprender algo.

Recomendadísimo verla en versión original, el doblaje al español es muy deficiente. La banda sonora, magnífica, a cargo de Nino Rota, y un interesante trasfondo del mundo del boxeo, más cruel fuera del ring que sobre él.

ROCCO 24444
Luca y Ciro, en su reflexión al final de la película

movie1883

Director: Luchino Visconti
Guión: Suso Cecchi d’Amico, Pasquale Festa Campanile, Massimo Franciosa, Enrico Medioli (Relato: Giovanni Testori)
Música: Nino Rota
Año: 1960
Duración: 170 minutos
Ficha IMDB
Reparto: Alain Delon, Renato Salvatori, Annie Girardot, Katina Paxinau, Claudia Cardinale,Spiros Focas, Max Cartier, Rocco Vidolazzi, Roger Hanin, Paolo Stoppa, Suzy Delair

 

3 comments

  1. Un consejo buenísimo el de tu amigo. Se trata de una de las películas de mi vida, Sonia. Es un drama muy duro, es cierto, de una sequedad y un realismo estremecedor. Ah, estoy de acuerdo contigo: imprescindible verla en versión original.
    Un saludo.

  2. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Por recomendación de un amigo he terminado viendo esta película clásica del cine. No soy muy dada a frecuentar el cine en blanco y negro, pero me pareció un buen consejo. Y acabé viéndola en la tele, a pesar de que ya casi na..…

  3. Me agrada encontrar una reseña que reivindique el personaje de Annie Girardot, a mi parecer es el que carga sobre si la historia mas trágica de toda la película. En algunos sitios los reseñistas la muestran como una especie de semilla del mal, sin la cual Simone y Rocco tendrían un mejor destino, sin embargo estos dos me parecieron caras de una misma moneda, la cual representa la cobardía y el patetismo llevados al extremo. Creo que al final a Nadia le hubiese convenido más no caer en la casa de los Parondi. Aparte de su historia, la interpretación de Girardot es muy buena. Me parece curiosa la forma teatral en la que el resto del elenco aborda a sus personajes, la cual contrasta con cierta naturalidad y soltura con la cual Nadia es interpretada.

    Definitivamente me quedo con éste comentario, el cual resume bastante bien el tono general de la cinta:

    «En otra película, el personaje de Rocco hubiera acabado bien y no solo eso, sino que ayudaría a los demás a encontrar la redención. Sin embargo, la realidad es bastante diferente, pues en la vida real la bondad pura raramente sirve para algo.»

    Saludos.

Deja un comentario