Unknown Address [Paradero desconocido], de Kressman Taylor (Reseña)

Address Unknown (1)

Ya hace algún tiempo escuché hablar en la radio de esta obra, a propósito de una adaptación al teatro que han hecho. Y no es que sea yo una persona que disfrute con el teatro así que no fui a verla, pero lo que dijeron de la novela sí me llamó la atención. Trata, dicho rápido y mal, de dar una visión diferente de lo que ocurrió en Alemania con la subida al poder de Hitler y los primeros pasos del nazismo.

Y en la primera frase lo he llamado obra (después novela, lo sé), porque me resisto a llamarlo «libro». En realidad sería lo que los anglosajones llaman novella, una novelita corta. Con sus escasas sesenta y pico páginas, esto es más un cuento largo con tapa dura que otra cosa. Y no digo que esto sea malo, para nada, pero vaya eso por delante. Se trata de una obra extremadamente corta, como digo, con pinceladas rápidas y certeras sobre la situación que dibuja, y que al final – y qué final – le deja a uno dándole vueltas al asunto. Sí, me ha gustado.

La obra, de carácter epistolar, tiene como protagonistas a dos hombres muy diferentes, y está ambientada en la época de entreguerras, en un periodo que abarca desde el año 1932 hasta el 1934. Por tanto, antes de que empezara la Segunda Guerra Mundial, y como decía, en pleno ascenso al poder de Hitler, partiendo de una Alemania empobrecida por la I Guerra Mundial. Max y Martin, hasta hace poco socios en un negocio de arte en los Estados Unidos, mantienen correspondencia para ponerse al día en temas relacionados con la contabilidad, pero también porque son amigos desde hace mucho tiempo. Max, de origen judío, es el que continúa viviendo en los USA, mientras que Martin, alemán de nacimiento, acaba de volver a Alemania al principio del libro.

El libro, al serme un poco difícil (y más caro) encontrarlo en español, he acabado leyéndolo en una bonita edición en inglés de Souvenir Press. Se lee en un suspiro, y además creo que está escrito en un inglés muy asequible. La curiosidad del libro es que fue publicado antes de que estallara la II Guerra Mundial, con gran éxito entre el público americano y británico, aunque permaneciendo desconocido para el público europeo debido a la censura. La inspiración le vino a Kathrine Kressman Taylor (que omitió su nombre en las tapas del libro porque la historia era «demasiado fuerte como para haber sido escrita por una mujer») por unos amigos alemanes que, como Martin en el libro, volvieron a Alemania tras vivir en los USA. Y como él, fueron seducidos por el nuevo régimen (esto no es un gran spoiler). Como ella dijo cuando explicó su motivación para escribir Address Unknown, y a raíz del extraño y perturbador comportamiento de sus amigos alemanes, «empecé a investigar a Hitler y a leer sus discursos y los escritos de sus consejeros. Lo que descubrí fue terrorífico. Lo que me preocupaba más era que nadie en América sabía lo que estaba ocurriendo en Alemania y no les importaba.»

Dado que no quiero reventarle la historia a nadie, no voy a contar los pivotes en torno a los cuales gira la historia, aparte de que Martin se va «convirtiendo» al nazismo. Los fragmentos que he puesto en esta entrada considero que representan bastante bien el estilo de esta novella.

Por ejemplo, en este fragmento muy al principio de la novela, Max (el judío), reflexiona sobre las motivaciones que ambos, él y Martin, tienen en la vida. Qué es lo valioso, por qué merece la pena luchar…

[Max] Is it for this we spend our lives, to scheme for money and then to strut it publicly? I am always castigating myself, but I continue to do as before. Alas, we are all caught in the same mill. We are vain and we are dishonest because it is necessary to triumph over other vain and dishonest persons. […]  But there is another realm where we can always find something true, the fireside of a friend…
¿Es por esto para lo que pasamos nuestras vidas, para conspirar por dinero y luego pavonearse por ello públicamente? Siempre me reprendo por ello, pero continúo haciéndolo. Ay, todos estamos hechos por el mismo patrón. Somos egoístas y somos deshonestos porque es necesario para triunfar sobre otras personas egoístas y deshonestas. […] Pero hay otro ámbito donde siempre podemos encontrar algo verdadero, el hogar de un amigo…

Sin embargo, lo que para Max (y también para Martin, por lo que podemos ver) es una valiosa amistad, antigua y bien arraigada, resulta ser más frágil de lo que pensaban ambos cuando el entorno de Martin empieza a cambiar de forma muy acelerada. Una de las múltiples lecturas de esta historia es cuánto puede cambiar una persona por la presión ideológica (extensible a otros tipos de presión) que ejerce en él su entorno. No hay mentiras mejores que las que uno se cuenta a sí mismo, y en este caso la mentira colectiva que Hitler hizo arraigar en las mentes de muchos alemanes dio unos horribles – lo sabemos – frutos… Como todo, avanza poco a poco, con calma pero con fuerza. Es un proceso de cambio muy importante en la mente de Martin, y lo vamos viendo poco a poco reflejado en sus cartas.

La autora también consigue ser sutil con las ideas expresadas por Martin, al principio el mensaje es suave, es un mensaje de esperanza para un país en el que reina la pobreza y la desesperación. Y aunque este personaje tiene una posición acomodada, empieza a sentir la llamada de deber, la necesidad que tiene su nación de que él se una a los otros que quieren luchar por una nueva Alemania.

[Martin] But also it is not only expedient, there is something more, a feeling that we of Germany have found our destiny and that the future sweeps toward us in an overwhelming wave. We too must move. We must go with it. 
Pero no es solo conveniente, hay algo más, una sensación de que nosotros los alemanes hemos encontrado nuestro destino y que el futuro vuela hacia nosotros en una ola arrolladora. También nosotros tenemos que movernos. Tenemos que llevarlo a cabo.

Y claro, Kressman Taylor sabía bien lo que era enterarse de todo esto desde América, donde todo parecía tan lejano y poco comprensible. Así, la dificultad de comprender todo esto por parte de Max suena completamente genuina y real… Le lleva a uno a imaginarse cómo debía verse todo ese asunto nazi en la época, desde fuera. Una mezcla de incredulidad y de rechazo parece lo más probable.

[Max] I can see why the Germans acclaim Hitler. The react against the very real wrongs which have been laid on them since the disaster of the war. But you, Martin, have been almost an American since the war. I know that it is not myy friend who has written to me, that it will prove to have been only the voice of caution and expediency.
Puedo entender por qué los alemanes aclaman a Hitler. La reacción contra los muchos perjuicios que se les han ocasionado desde el desastre de la guerra. Pero tú, Martin, has sido casi un americano desde la guerra. Sé que no es mi amigo el que me ha escrito, que resultará haber sido solo la voz de la precaución y la conveniencia.

Y, al margen de lo que ocurre en la historia, creo que a través de las cartas se llega a dibujar un completo (y complejo) mosaico donde los dos hombres son dos posturas cercanas al principio, pero opuestas a medida que avanza el libro. La diferencia entre estar metido en algo y verlo desde fuera, resulta muy evidente aquí. Y como comentaba antes, la presión del grupo, la dinámica perniciosa que se crea cuando muchas personas se dicen mutuamente lo que quieren escuchar, bajo la directriz de un líder carismático, está bien ilustrada con esta pequeñísima muestra representativa que es Martin Schulse.

[Martin] I put my back and shoulders behind the great new movement. I am a man because I act. Before that I am just a voice. I do not question the ends of our action. It is not necessary. I know it is good because it is so vital. Men are not drawn into bad things with so much joy and eagerness.
Pongo mi espalda y mis hombros a disposición del grandioso nuevo movimiento. Soy un hombre porque actúo. Antes de eso soy solo una voz. No cuestiono la finalidad de nuestra acción. No es necesario. Sé que es bueno porque es tan vital. Los hombres no son arrastrados a cosas malas con tanta alegría y entusiasmo.

Y en definitiva, un gran pequeño libro, que de forma sutil, logró ilustrar antes de que lo supieran en todo el mundo, lo que estaba ocurriendo en Alemania. Otros temas que toca son el enorme poder de la palabra (escrita en este caso), la fragilidad de la amistad y de las convicciones de las personas. Nos habla de la naturaleza humana, cómo las personas son capaces de las mayores atrocidades incluso mientras se dicen que están haciendo el bien. Y nos habla del largo recorrido y la preparación de una guerra que todavía se recuerda por su enorme crueldad. No soy una gran fanática de esos temas, y no busco precisamente leer novelas sobre el nazismo, pero esta me ha llegado por muchos motivos. Una joyita.

Título original: Address Unknown
Autora: Kathrine Kressman Taylor
Año publicación original: 1938
Número de páginas: 64 
ISBN: 978-0285636293
Unknown Address en Amazon.co.uk
Paradero desconocido en Amazon.es
Leído en… inglés (edición Souvenir Press)

One comment

  1. Acaba de entrar en mi Carta a los Reyes Magos… Ahora mi ocio casero se reduce básicamente a la lectura, ver series, pelis o embarcarme en alguna actividad manual son imposibles, pues sufro constantemente las preciosas interrupciones de mi hija, 🙂 Y es un tema que sí me interesa, la verdad. Mi interés viene de lejos, de cuando en 7º de EGB tuve que hacer un trabajo sobre la historia de Alemania. Siempre me ha resultado inquietante que se hable tan poco de las causas del Nazismo, porque la presión ejercida sobre Alemania después de la Primera Guerra Mundial tuvo un papel fundamental que la gente olvida. Poniéndonos en la piel de los alemanes de aquel momento es fácilmente entendible el surgimiento del Nazismo. Uff… No voy a soltar un discurso sobre el tema, que empiezo y no tengo medida, ¡jejejejejeje! Lo dicho, libro pedido, 🙂

Deja un comentario