Dads (Fox) – Reseña del piloto

dads-SN

Una nueva comedia, con humor pretendidamente muy gamberro y cuyo estreno ha venido precedido de bastante polémica… la verdad es que tenía ganas de verla a ver qué tal. Finalmente ha resultado ser un bluf, al menos para mí y por lo visto para más gente, pero voy a contar un poco en detalle de qué va.

Tenemos cuatro personajes principales. Unos son los «hijos», otros son los «padres» a que se refiere el título. Los hijos son Warner (Giovanni Ribisi) y Eli (Seth Green), dos treintañeros que tienen una empresa de videojuegos. Sus respectivos padres, acaban, por problemas de dinero, viniendo a vivir a las casas de Warner y Eli, para disgusto de sus hijos. Warner tiene mujer y dos hijos, una vida más o menos estable, mientras que Eli sigue yendo de flor en flor en lo que se refiere a las mujeres y tiene una vida propia de alguien que no es lo bastante maduro. Sus padres tienen bastante caradura, cada uno a su manera. El padre de Warner, Crawford (Martin Mull), es un empresario fracasado que no duda en arruinar negocios de su hijo o incomodar a su nuera en su propia casa. El de Eli, David (Peter Riegert), es un hombre que se lo sigue tomando todo a broma y no duda en hacer mofa de su hijo. Los dos convertirán las vidas de sus hijos en un infierno y los incomodarán hasta límites insospechados. Sin embargo, ni Warner ni Eli parecen capaces de plantarle cara a sus padres y eso generará muchas situaciones curiosas.

A ver, cuando leía noticias como esta, me esperaba otra cosa. Esperaba algo realmente ácido, con chistes políticamente incorrectos, situaciones un poco extremas y, en definitiva, algo que no ofrezcan mil y una de las demás comedias que se han emitido o están emitiéndose. Sin embargo, me he encontrado con los chistes de siempre, alguno intentando ser muy incorrecto, adornados por horrorosas risas de lata y unas situaciones y personajes que son más de lo mismo. Ni los actores me han convencido, ni me ha hecho gracia nada de lo que he visto, y en general y con las expectativas que tenía, incluso me ha parecido que Dads gasta un humor bastante infantilón y manido, recurriendo a bastantes chistes fáciles (y racistas) que ni siquiera tienen gracia. Ya aparte de eso, los personajes no me han convencido. Ni los pusilánimes hijos, ni los padres aprovechados a los que todo les importa un carajo.

La serie está creada por Alex Sulkin y Wellesley Wild, y avalada por Seth MacFarlane, que junto a los creadores es productor ejecutivo. Tanto Sulkin como Wild son conocidos por ser guionistas en la serie Family Guy (que a mí, personalmente, tampoco me hace mucha gracia), y Seth MacFarlane, eso lo sabemos, es creador de Family Guy, co-creador de American Dad! y también de The Cleveland Show. Yo siempre digo que no me gustan mucho las comedias y no sigo prácticamente ninguna, pero sí he podido ver las dos primeras alguna vez en la tele. No me apasionan, aunque reconozco que American Dad! me hace gracia. En el caso de Dads, es como si algo se hubiera perdido entre la animación y la serie con actores. Lo intentan, pero no lo consiguen. ¿Qué intentan, exactamente? ¿Hacer reír? ¿Escandalizar? Creo que no consiguen ninguno de sus objetivos.

Resumiendo, y creo que eso es bastante obvio en todo lo que he dicho, no me ha gustado la serie. No voy a seguir viéndola. Y diré más, yo creo que no hubiese provocado tanto revuelo, a pesar de los chistes racistas, si estos al menos hubiesen sido graciosos o estuviesen mejor pensados. Ea, ya lo he dicho.

Me ha gustado: Pues aparte de que soy una persona difícil con las comedias, creo que esta no es buena. Y para evitar decir que no me ha gustado nada, diré que la canción de la intro no está mal del todo (aunque no he conseguido localizar si es original para la serie).
No me ha gustado: Las risas enlatadas, los chistes que pretendían ser caústicos y resultan ser lo de siempre, algunas de las actuaciones (forzadas)… ¿sigo?

dads foxWeb oficial de la serie
Ficha en IMDB
Fecha primera emisión USA: 17 de septiembre de 2013
Duración del piloto: 22 minutos

2 comments

Deja un comentario