Trance, de Danny Boyle (2013)

TranceDannyBoyleUKquadartfullwide1

Pues nada, aquí que vengo a comentar lo último de Danny Boyle, que en su día también dirigió Trainspotting, Slumdog Millonaire, o 127 horas. En esta ocasión es un retorcido thriller que tiene como protagonista la búsqueda de un cuadro, y los engaños y mentiras que se deben superar para llegar a encontrarlo. Un trío, manipulaciones, vueltas de tuerca, algún que otro desnudo y un poquito de violencia… Allá vamos.

Dónde: Una casa de subastas de arte, con cuadros valorados en millones de dólares. Tan valiosos, que sus empleados están adiestrados por si ocurre algo y alguien intenta robar algún cuadro. Pero esa no es la única medida de seguridad. imagesCajas fuertes especiales, un comando de ex soldados que no anda muy lejos por si las cosas se ponen feas en las subastas más importantes, coordinación con la policía, escáneres, etc.

Qué: Una subasta importante: la de «Vuelo de brujas», de Goya. Un cuadro que se estima que puede llegar a venderse por más de 25 millones. Ese es el cuadro va a ser robado.

Quienes: Un ladrón, Frank (Vincent Cassel), se cuela en las instalaciones de la galería y roba el cuadro; y un empleado, Simon (James McAvoy), que ese día lleva a cabo los pasos que le han enseñado en caso de robo, aunque no consigue evitarlo.

Pero nada es lo que parece, y eso lo veremos después. Nada ocurre porque sí en esta película, y veremos cómo entra en juego un tercer elemento en forma de personaje, Elizabeth (Rosario Dawson), una experta en hipnosis. Toda la película es un juego de engaños, una sucesión de giros en la que uno nunca sabrá a qué images (1)atenerse. Finalmente, el misterio se resuelve después de bastantes callejones sin salida argumentales en los que uno debe dejar atrás lo que creía o a quién creía y volver a imaginarlo todo desde el principio. Un buen juego de espejos donde la intriga no decae durante algo más de una hora y media. Lo malo de todo esto es que al final, cuando se nos da la solución y la respuesta a todo, uno se siente un poco incompleto, como si faltase algo en la película, o al contrario, como si le sobrasen muchos minutos y algunas de las vueltas de tuerca. En el fondo, siempre se especula sobre lo mismo y los mismos, y eso al final produce cierta sensación de trance-movie-still-20hartazgo y de «que lo digan ya, por favor».

¿Los actores? Pues un triángulo en muchos sentidos. James McAvoy me encanta desde que lo vi en X-Men First Class. Vincent Cassel tiene una cualidad, sin que le haga falta actuar, de perversidad y complejidad dibujada en su cara. Rosario Dawson es oportunamente ambigua e inexpresiva como para que le quede bien al papel.

La verdad es que he ido dejando esta película para el momento adecuado. El momento llegó, pero la película no era lo que yo esperaba. No está mal, tiene su interés y su intriga, pero llegados a cierto punto hay muchas cosas que parecen no sustentarse lo suficiente y no hay elementos secundarios que ayuden a suplir las carencias. No es una mala película, está bien hasta cierto punto. Entretenida y cumple si uno no espera demasiado.

banner-trance-trance_filmDirector: Danny Boyle
Guión: Joe Ahearne, John Hodge
Año: 2013
Duración: 101 minutos
País: UK
Web oficial
Ficha en IMDB
Reparto: James McAvoy, Vincent Cassel, Rosario Dawson, Tuppence Middleton, Danny Sapani, Wahab Sheikh, Lee Nicholas Harris, Ben Cura, Gioacchino Jim Cuffaro, Hamza Jeetooa

One comment

  1. Lo primero que pensé después de verla es que es una mezcla entre Inception y The italian Job. Y no lo digo en el mejor de los sentidos la verdad. La película me gustó para pasar el rato pero es verdad que hay cosas que se quedan un poco en el aire y algunos giros están forzados. Aún así el trío protagonista está genial. McAvoy al que sigo desde las crónicas de narnia mola mucho en este papel y Rosario Dawson es magnética. En fín una peli regulera como suele pasar con Danny Boyle…

Deja un comentario