The Killing: Estreno de la 2ª Temporada (2×01 «Reflections» y 2×02 «My Lucky Day»)

Pues sí, el mismo día que volvía Juego de Tronos, volvía también la serie The Killing. Ya en su día le dediqué un post a la primera temporada, y comenté que la historia todavía tenía mucho que contarnos (básicamente, saber quién es el asesino). Y aquí estamos de nuevo, con la detective Linden intentando descubrir la Verdad (así, con mayúsculas).

Al igual que con la premiere de Mad Men, The Killing ha vuelto con un capítulo doble, que en total representa una hora y media de serie así de golpe. No sé si me gusta esto de que las series – y más si son de temporadas con un número «normal» de capítulos, es decir, no más de 13 – tengan un estreno de temporada con un capítulo doble. Porque claro, una tiene el ansia en el cuerpo y se trata dos capítulos seguidos así, casi sin descanso, y con esa sesión consume un porcentaje significativo de temporada. Pero bueno, eso es opinión mía, en el fondo no me molesta eso. Y me he visto los dos.

— A partir de aquí contaré spoilers de este primer capítulo y posiblemente de la temporada 1 —

La temporada lo retoma muy poco después de donde vimos terminar a la primera. Vemos cómo el amigo Belko Royce ha montado un pequeño cristo disparando por doquier a medio mundo (Richmond, su madre, con la que tenía una relación bastante «especial»…). Así que ahora hay más «chicha», ya no solo investigan el asesinato de Rosie, sino todo lo que ha venido después.

Sarah Linden se encuentra con un ambiente hostil, investiga el asunto de las cámaras pero parece haber algo que se le escapa. Siente desconfianza hacia otros policías, incluso hacia su superior. Veremos cómo tratan ese tema, porque empezamos la temporada sintiendo verdadera angustia por ella y la paranoia (fundada) que siente estando de vuelta en Seattle. Aparte de eso, se niega a cogerle el teléfono a Holder hasta que este le tiende una pequeña trampa para que lo haga.

Realmente echaba de menos el ambiente oscuro y opresivo de The Killing, sus personajes amargados e infelices que siempre parecen cansados, la oscuridad, la lluvia, y el mal rollito general que se respira en cada escena. Una de las cosas que me gustan de esta serie, es que nadie parece limpio del todo, todos parecen tener algo que ocultar, y no precisamente cosas pequeñas.

Veremos también cómo Stan y la familia de Rosie debe soportar de nuevo la presión mediática, además de por el asesinato de su hija, por todo lo que ha hecho Belko. Este también intentaré explicarle a Stan por qué hizo lo que hizo (y en esos momentos en que pide verlo, yo pensaba «llevádselo ya, ¡que yo también quiero saberlo!» xDD). Y claro, lo sabremos, Belko está un poco mal de lo suyo… También veremos cómo el equipo de Richmond sobrelleva la espera para ver si sobrevivirá o no, compartiendo información (Richmond no estaba con Gwen la noche que murió). Por otro lado, tendremos más información sobre la investigación, como cierto tatuaje que sale en una foto que mandaron analizar.

Por otro lado, Holder recibe la distinción de detective de homicidios, y al menos en un primer momento, es él quien sigue sintiendo curiosidad por saber más del caso Larsen, que en principio ya está finiquitado. Sin embargo, parece que hay una gran conspiración alrededor del caso de Rosie y sobre cómo se amañaron las pruebas para inculpar a Richmond.

Y bueno, pasan cosas, muchas más, pero no quiero detenerme en todas y cada una: el resultado de la operación para salvar a Richmond, qué descubre Sarah investigando por su cuenta, qué hace Belko finalmente y cómo afecta a la historia,, que Holder y Sarah volverán a investigar juntos… Como suele ocurrir con los capítulos de The Killing, nos responden menos preguntas que las que plantean, así que me he quedado sintiendo mucha curiosidad sobre quién espía a Sarah mientras ella espía a otros, o sobre quién ha dejado la mochila de Rosie en la puerta de su casa, o si algo más que periodistas rondan la casa de los Larsen, entre otras.

Y definitivamente echaba muchísimo de menos esa sensación, la intriga y las ganas de saber más que ya sentía en la primera temporada han vuelto con estos dos primeros capítulos. A ver qué tal se desarrolla el resto de la temporada. Espero que mantenga este nivel.

Deja un comentario