Reseñas de libros leídos 2011 (12): Estupor y temblores, de Amélie Nothomb

Título original: Stupeur et tremblements
Autora: Amélie Nothomb
Año publicación: 1999
ISBN: 9788433969194
Páginas: 143
Editorial: Anagrama
Leído en… español
Más información en Casa del Libro

La novela arranca cuando Amélie llega a su primer día de trabajo en Yumimoto. Amélie es una joven de origen belga de 22 años. Como es una novela autobiográfica, la escritora está hablando de su propia experiencia en una empresa japonesa, aunque supongo que algo «dramatizada» o exagerando algunas cosas. Nada más empezar allí, o incluso antes, ya causa mala impresión en uno de sus jefes. A partir de ahí, pronto empezará a sufrir los desprecios y malas maneras de algunos de sus superiores. Por ejemplo, a los pocos días de empezar a trabajar allí, le ordenan que «olvide» hablar japonés y entenderlo. Después, se le imponen castigos absurdos y excesivos que hacen que llegue a declarar ante su superior que es retrasada, y que ella misma no se sienta capaz de realizar trabajos en principio sencillos.

El libro intenta hablar en clave de humor de algo tan duro como el acoso laboral. No sé si el objetivo era darle más dramatismo de este modo, o si simplemente quería hacer gracia. Y como no lo sé, a mí me parece un libro tremendamente dramático al convertirnos en testigos de esa tremenda degradación que hace que la protagonista pase de trabajar en un departamento de Contabilidad, en una mesa, a encargarse de las tareas de limpieza de los cuartos de baño. Y todo siguiendo sus procesos mentales, según los cuales, su propia superior y una de sus principales torturadoras, es merecedora de lástima y a la vez de admiración. Vivimos a través de sus ojos otra cara de la cultura japonesa, quizás el lado oscuro de una sociedad tan disciplinada. Es interesante conocer otros aspectos de esa cultura y su forma de ver el mundo. O de cómo piensa la autora que ven el mundo, que quizás no es lo mismo. Pero al margen de las diferencias culturales, creo que la otra cosa importante en el libro es la espiral de degeneración en la que entra la protagonista, aliviada siempre que la dejan un poco en paz. Durante toda la novela, intenta adaptarse tanto a los valores nipones y es tan empática con las personas que trata, que se destroza como persona laboralmente, pasando horas horribles en su puesto. Lo que más nos puede interesar quizás es ese choque entre culturas, a nivel empresarial. Lo que desearíamos conocer es «el otro lado» de la vida de la protagonista, de la cual no sabemos nada. Cuando uno lo pasa tan mal en su trabajo, inevitablemente la situación acaba salpicando su vida personal. El no contarnos ese «algo más» creo que condena a la novela a ser ligeramente unidimensional. Para mi gusto, si le tengo que poner un «pero» a la novela, es que para un tema así no me cuadra demasiado el enfoque humorístico que se da a ciertas situaciones que bajo ningún concepto podrían tener gracia.
El libro es fácil de leer, ligero, ameno y muy corto. Yo me lo leí en unos cuantos ratos, en una tarde. Tiene un estilo ágil y fresco, y seguramente vuelva a leer algo de la autora, algo menos autobiográfico y doloroso para ver cómo puede llegar a ser. Esto parece más bien un ejercicio de redención en el que nunca llegamos a ver cómo se sintió realmente pasando por todo aquello. He leído por ahí que es una novela divertida, y reitero, para mí no tiene nada de divertido. Le pone humor, sí, e incluso puede hacer gracia a ratos, pero es muy duro.


FRASES Y FRAGMENTOS

El antiguo protocolo imperial nipón establece que uno deberá dirigirse al Emperador con «estupor y temblores». Siempre me ha encantado esta fórmula, que se corresponde perfectamente con la interpretación de los actores en las películas de samuráis, cuando se dirigen a su superior con la voz traumatizada por un respeto sobrehumano.
Al igual que los ceros, los empleados de Yumimoto sólo adquirían algún valor cuando se situaban detrás de otras cifras. Todos menos yo, que ni siquiera alcanzaba la categoría de cero.


Y como cosita final, os dejo con el primero de los vídeos que hay colgados en youtube con la peli que se hizo a partir de este libro, subtitulada.

8 comments

  1. Tengo varios libros de Amelie Nothomb y me encantan.
    Tiene este estilo tan peculiar de contar las cosas. Como dices cuenta situaciones que no tienen ninguna gracia con un toque de humor. Pero un humor muy suyo.
    Tienes que leer «Ni de Eva ni de Adan» donde narra cuando volvió a Japón y empezó a salir con un chico. Coincide en el tiempo con «Estupor y temblores», justo antes de empezar a trabajar en la gran empresa y durante.
    Uno que tengo muchisimas ganas de leer es «Metafisica de los tubos» pero no lo encuentro por ningun lado (a ver si este Sant Jordi hay suerte).
    Saluts!

  2. THEMILA, pues lo mismo lo recomendaste alguna vez, ahora no lo tengo en mente. Espero que encuentres el libro que buscas, igual por internet hay algo para descargar…
    Vale, me leeré ese, ya he visto que lo puedo conseguir para el Kindle. Tiene un estilo muy ameno y cercano para contar las cosas. ^^

  3. Perse, guapa, lo siento!! Es que estos días de tanto ajetreo, lo llevo todo atrasadísimo!! No te preocupes, comentaré tus entradas religiosamente, veo que entre otras cosas has comentado Confessions y te ha molado! Besos!

  4. que duro :S a mi me daría pena aunque dices que tiene su toque de humor… hmmm a lo mejor cuando acabe la cúpula, mira que al final empecé la cúpula y tengo lto2 a medias XD voy variando las lecturas uggg
    Felicidades por esa buenísima noticia laboral 🙂 Un abrazo fuerte! Besos a Clifffff!!! no querrá una novia? mira q aqui hay una q se le parece super cariñosa y jovencita ^^

  5. PERSE, es que yo comento casi siempre! O al menos cuando puedo, y si no puedo, luego recupero y aunque no comente todo, algo comento seguro! Llegaré tarde, seguro, pero llegaré. ^^
    Ando con el resfriado este desde que me dieron la buena noticia y aún no me lo quito de encima. xD

    BELLE, jejeje, Cliff, ¿una novia? No sé, está castrado pero una amiguita le vendría bien seguro. Es que a mí los temas laborales espinosos tampoco me hacen mucha gracia, supongo que sabiendo que es autobiográfico y sabiendo que al final la chica ha terminado bien, uno pued no sufrir tanto por ella. Muchas gracias por las felicitacioens! ^^

    KARLITA, no, si en principio no es dramática, porque se la trata con humor, pero para mí no es precisamente alegre.

Deja un comentario