Fira del Bolet i la Natura en Vilassar de Dalt (25/10/10)

Pues sí, ya hacía días – muchos – que quería colgar unas fotillos de esta Fira a la que fuimos el 25 de octubre, en Vilassar de Dalt. Para saber más sobre la Fira, se puede ver información en la web del ayuntamiento de Vilassar.

Pues sí, no sé si lo sabéis, pero en Catalunya existe una gran tradición de bolets, o sea, setas. En una de las televisiones de Catalunya, incluso, hay un programa llamado Caçadors de Bolets (en TV3). En cuanto llega el otoño hay muchísimas personas que salen a la montaña a buscar setas, hay ferias en muchos pueblos… y bueno, yo que no tengo ni idea sobre el tema, pues lo veo desde un punto de vista de ignorancia (aunque en general el conocimiento sobre ciertos tipo de setas diríase que es universal xDD) pero eso, que me gusta comer. Y como me gusta comer, me apunto lo mismo a comer setas, que pescado, que carne a la parrilla. Y con tantas especies diferentes de setas, la verdad es que hay platos muy buenos. Qué decir de los Ceps, de los Rovellons (níscalos)…

Entonces, cuando unos amigos nos preguntaron si queriamos ir con ellos a la Feria en Vilassar, dijimos que sí, claro. La cosa es que desde que vivo en Barcelona no había ido a una, y sentía curiosidad por una feria donde la protagonista absoluta sea la seta. Y pasamos una mañana de domingo considerablemente maja. Ahora, publireportaje. ^^

Además de setas, había otros alimentos artesanales, como quesos… todo con una pintaza
Uno de los puestos donde vendían setas… ¡ñam!
Además de la feria en sí misma, había una exposición de setas, donde, como podéis ver, tenían un número considerable de setas etiquetadas. Y donde se acercaban a curiosear tanto jóvenes como no tan jóvenes. Doy fe de que había incluso debates entre los más expertos. xDD
Como buena feria gastronómica, había degustación. En este caso era una «Cassoleta de bolets amb butifarra esparracada» + vasito de vino tinto, por 4 euros… estaba todo tremendo.
Gente «degustando»
Más puestos, así casi en primer plano sale otro producto típicamente otoñal: los boniatos. No tengo foto, pero había unas castañas asadas para morirse de buenas que estaban.



Vista de la feria, y de la montaña al fondo… me gustó el pueblo, muy tranquilito (al margen de la feria) y con bonitas vistas



También había otros productos, como cestas…
Turrones, pastas dulces, tabletas de chocolate, mmm…
Un puesto de mieles y hierbas aromáticas
Otro puesto de setas
Otro de mieles… es que me encanta la miel
Un puesto de cocas y tartas…
Una foto de la iglesia del pueblo… cuando ya nos íbamos

En total, que degustamos en la degustación oficial, y luego también degustamos un risotto con setas y fideuà también con setas… ¡todo llevaba setas! Y todo estaba buenísimo, además de ir acompañado de más copitas de vino. Una mañana de domingo soleada, buena comida, buena compañía, y llevarnos para casa unas cuantas setas ¿qué más se puede pedir? Espero que volvamos el año que viene. Lo próximo que quiero ver es un Mercat Medieval de las que tienen algo de fama por aquí (por ejemplo el de Vic).

Todo sea por conocer cositas nuevas, y además, me encantan estas ferias.