Hoy me llegó una carta…

de las más desagradables de recibir. No era de Hacienda, que también pega palos de impresión por estas fechas, sino de la gestoría que lleva la administración de nuestro edificio. Y venía a decir lo mismo que un papel que hay pegado abajo, en el portal: TENEMOS REUNIÓN DE VECINOS.

Que vale, que ya nos enteramos por el cartel, y no nos despistamos. Iremos los dos, cogidos de la mano y con el testamento hecho por lo que pueda pasar. Porque sabemos que hay gente muy maja pero también otros tienen unos comportamientos de pirados y de írsele la pinza que no es normal. Ufff, ya me lo imagino. Aburrida en el mejor de los casos, y violenta y con llamada al 112 en el peor. Y todo en la entrada, ahí, todos de pie como gilipollas.

Así que… queda una semanita. Sólo una semanita y tendré anécdotas de esas de «reuníón de vecinos». Seguro que vosotros tenéis algunas ya, pero para mí esto es nuevo.

Por cierto, cualquier consejo, advertencia o batallita es bien recibida. ¡¡Somos novatos!!

Y otro por cierto, nombrarán nuevo presidente pero no seremos nosotros. Nos lo dijo el presidente actual… a no ser que mintiera, claro.

(Todo esto es broma, claro, seguramente sea un coñazo y punto xD)

18 comments

  1. Aida, veremos, veremos… si tiene algo interesante, lo contaré por aquí para diversión vuestra. Gracias por los ánimos, en realidad sólo siento curiosidad y me fastidia pasar rato con eso. ;D

  2. Bájate la espada, la necesitaréis.
    Las reuniones de vecinos son siempre iguales: hay un grupo que dice que el administrador es un ladrón, que le preguntarán por todo y le insultarán, otros tratarán de poner cordura y acabarán callados (porque los anteriores no les dejarán hablar) y luego está el imbécil del portal (el Estado reparte un imbécil por portal, como mínimo) que soltará tonterías que avergonzarán al resto (en mi portal un señor dijo que mientras durase la obra del ascensor a él debían pagarle un hotel).
    Lo único que sacarás en claro es que a la próxima reunión mandarás a tu chico solo 😛

  3. He ido a ese tipo de reuniones, pero como somos tan pocos vecinos(sólo a algunos los saludos). Se tratan los temas puntuales, luego de eso, todos a casa.

    En general ese tipo de reuniones son fomes, aburridas. Lata ir, pero que le vamos hacer.
    Será que yo no soy sociable?… Tal vez…

    Suerte querida.
    Que andes bien…
    Un abrazo.

  4. Aaay mi amor, las juntas de vecinos son una delicia (aclaro, solo por las anecdotas que se pueden sacar).
    Para mi la más curiosa es la siguiente: nos convocaron a todos los vecinos para temas «diversos relacionados con la convivencia». Bueno, se trataba de la iniciativa de unas señoras que deseaban contruir una capilla, y querían que todos colaboraramos al menos con dinero. Unos tres o cuatro vecinos no estabamos dispuestos a cooperar, y bueno, fue una discusión tremenda porq las señoras alegaban que era injusto q no colaboraramos pero Sí NOS BENEFICIÁRAMOS CON LA SANTIDAD DEL LUGAR!!!! la verdad ahi ya no aguanté y me carcajee en su cara, me di la vuelta y a los dos meses dejé de vivir en ese lugar. Horrible, pues.
    Espero que te sea leve, amiga

    Besos

  5. Yo he ido a muchas (demasiadas) y suelen ser un coñazo.
    Lo que no está mal es dejar la postura de uno mismo clara desde el principio. En la primera reunión que tuve en mi actual comunidad nada más empezar se pusieron el administrador y el bocazas (uno de los dos) que hay en la comunidad. Al primer grito les dije que si iban a seguir así yo me levantaba y me iba. Esto me sirvió para que se callaran y para que algunas de las vecinas más mayores de la finca (que vive mucho abuelo en mi casa) ahora me cojan a mí para comentarme cosas.
    De todas formas hay reuniones que son importantes y hau que saber llevarlas y ganarse a la gente. Nosotros el año pasado pagamos casi 5.000 euros de derrama extraordinaria y si no estás atento a discutir las formas de pago, etc te puedes comer un buen marrón.

  6. Por suerte yo todavia vivo con papi y mami y no tengo que ir a las reuniones, pero se hacen en la puerta de mi casa, y cada vez que tengo que entrar o salir me los encuentro a todos ahi, qué corte.

  7. Resulta una reunión siempre interesante, y es que la única manera de pasar el sopor es hablando y quejandote. Con eso ya tienes asegurada la salsa de la reunión.
    Pero para que la reunión sea perfecta hay que contar con los siguientes elementos:
    – El jubilado.
    – El jubilado cabrón.
    – El que no paga los recibos.
    – El vecino misterioso, casi nadie lo ve, y solo se presenta a las reuniones de escalera.
    – El que baja fumando dentro del ascensor.
    – Y el que siempre quiere hacer una derrama para poner más guapa la porteria, ya que la de al lado ha cambiado la puerta del portal y es guapisima.

    Un último consejo, nunca, nunca, ofrezcas tu casa para poder estar calentitos y sentados; tu de pie en el portal con la chaqueta y calambres en los pies.

  8. Eso es lo que tiene vivir en una finca de vecinos en lugar de una casa individual. Pero bueno, tampoco está mal. mejor estar bien con todos y conocerse un poquito.
    Besos, te vi en algún blog amigo.

  9. Justo esta noche alguien ha cogido uno de los extintores de mi edificio y ha ido regando todas las plantas… no sólo estan todas las puertas blancas sino que además han convocado reunión urgentísima… no sé que es peor..
    hahaha
    ^^

  10. En mi caso ya no asito a ninguna. Que decidan los otros.
    En un principio (año 1998) me gustaba asistir pero eso cambio desde el momento en que algunos «dictadores» perdian el control. Hoy en dia no tengo ganas de problemas «ajenos» mientras no me tiren el piso.
    No hay mucho peligro de locuras económicas ,por parte de mis vecinos,porque tenemos bajo poder adquisitivo.Evidentemente dejarlos a su aire ,en la toma de decisiones, no puede suponer mi ruina.
    Saludos.

    Pese a la no asitencia a las reuniones , los saludo a todos y me llevo bien con la mayoría de ellos.

  11. Pues yo soy un afortunado en estas cosas. Resulta que nuestro bloque tiene apenas siete años y todos los vecinos que entramos en el hemos sido parejas jovenes, con niños y que al ser un pueblo, nos conocemos todos desde siepre, tanto del cole como de salir de fiesta.
    Las reuniones suelen ser de esas con cervecitas para todos, fumando y charlando con los vecinos y cuando nos parece, entrando en materia.
    Nunca hmos tenido problemas para llegar a ten er consenso en lo que se decide, tanto en derramas como otros asuntillos tipicos como obras de alguno de nosotros y tal..
    De todos modos, lo de la cerveza ayuda bastante a crear buen ambiente..jejejeje
    Saludos.

  12. Viendo cosas como ésta me alegro no pertenecer a ninguna comunidad de vecinos. Paso de malos royos. Ante hippie que tener relación con ellos .~.

    Saludos

  13. DEAD MAN SAM, ya te diré después de la reunión si ha pasado algo importante, es decir, algo que requiera de tus «servicios». xD

    ANGELILLO, seguramente me acordaré de tu clasificación de los vecinos cuando vaya allí el jueves. Seguramente pasará eso, es lógico, lo que pasa es que todvía no conozco a la gente y no me imagino quienes pueden ser los energúmenos y los imbéciles (buenísimo el del hotel y la obra xD), ahora mismo viéndolos sólo saludando por la escalera no me hago una idea, la verdad… ya diré y contaré. Si no sirve para luego reírse, ¿para qué sirve? Te advierto que somos sólo 11 pisos en el portal, a ver cuánto da de sí esto.

Deja un comentario