Peliculillas, peliculones, bodrios descarados (XX): Expediente 39

Creo que Expediente 39 (Case 39 en inglés) es algo que podría denominarse ‘peliculilla’. Es de esas películas que ni para bien ni para mal, merecen que uno pague la entrada en el cine. De esas películas que se olvidan muy pronto una vez que uno las ve, de esas que de hecho, ni siquiera llaman mucho la atención cuando las promocionan.

Aún así, ayer vimos la película.

Por curiosidad, la promoción que le hicieron aquí en España fue algo así:

«Terrorífica como EL EXORCISTA»
«Tensa como EL ORFANATO»

Me huele que la comparen con ‘El Orfanato’. No fue una mala película, pero tampoco es una peli de referencia en el género de terror precisamente, vamos, que por ahí empezamos mal.

Renée Zelweger no lo hace del todo mal, queda bastante convincente interpretando a la asistente social bastante buena persona y con pasado, que de repente ve indicios de malos tratos y cosas raras en una familia. La niña preadolescente que finalmente no es lo que parece, lo hace bastante bien teniendo en cuenta lo que suelen ser las actuaciones infantiles.

Mama, mama, no puedo respirar… mañana no podré ir al baile!!

Sobre aspectos técnicos, no tengo mucho que comentar, no sé mucho de planos ni de fotografía. Aún así, me pareció que los colores en que se rodó la peli son monótonos, y los escenarios excesivamente feos y fríos.

La historia es previsible, de hecho, después de las escenas iniciales ya se sabe, porque la memoria nos trae a la cabeza el argumento de otras películas, por donde van los tiros. Y si uno supone que pasa algo, algo quizás sorprendente, acierta. Las ideas sorprenden la primera vez, pero no la enésima vez que se utilizan. No he visto La Profecía, pero al parecer, este es un «homenaje» más o menos descarado de esa película.

Las películas que utilizan niños para dar más sustito son legión, y bueno, esta no es una de las peores (entre las que incluiría Hellion, por ejemplo), pero tampoco de las mejores. Se deja ver, pero se aprovecha de muchos tópicos que luego se vuelven contra ella. Empieza con intriga y suspense y acaba con terror torpe y atontado. Llegado cierto momento de la película, sólo interesa ver de qué manera van a morir los personajes, sin que importe mucho que muera uno u otro. Ninguno consigue cautivar, ni preocupar, ni nada. Esta película empieza con un estilo y pasado un rato cambia de registro.
Así que si vais a verla, quedais avisados: es terror, pero no psicológico. No tiene intriga. No tiene sorpresas. Pero sí alguna muerte más o menos interesante (no muchas).
Es una peli para pasar el rato, nada más.

Jesusito, ayúdame a escoger mejor mi próxima película

Deja un comentario