Billions (Showtime) – 1ª temporada

Billions-Poster-Showtime_FULL

Una de las mejores parejas televisivas de los últimos tiempos, para mí, no tiene para nada la química sexual o amorosa que tienen otras. En el caso de esta serie los personajes interpretados por Damian Lewis y Paul Giamatti tienen la química concedida a algunos antagonistas. La trama de fondo en la que se mueven es financiera y legal; con ese trasfondo tendremos un interesante juego del gato y el ratón. 

Bobby «Axe» Axelrod (Damian Lewis) es un superviviente de los atentados del 11-S. Carismático y encantador, dirige su propia empresa, Axe Capital, dedicada a los negocios con fondos de capital. A pesar de estar rodeado de cierta controversia (todos los socios de su empresa anterior murieron en los atentados menos él), se ha dedicado a limpiar su imagen a base de donativos y actos benéficos, además de pagar parte de los costes de los estudios de los hijos de sus antiguos colegas. Tiene una familia que se podría denominar modélica: una mujer que le quiere, Lara (Malin Akerman), antigua enfermera y de orígenes humildes, pero que ahora disfruta de toda la fortuna que han ido amasando durante los años. Por otro lado, vemos que la fortuna, y sobre todo, cómo la ha conseguido, de Axe, despierta recelos en el ámbito legal. La Comisión de Bolsa y Valores desconfía de los métodos que han llevado a Axelrod a ser un multimillonario. La Comisión acude a Chuck Rhoades (Paul Giamatti), el Fiscal del Distrito Sur de Nueva York, para que inicie una investigación, pero este al inicio es reticente a liderar el caso, pues no quiere romper su registro impecable de 100% de casos ganados y no lo ve del todo claro. Sin embargo Rhoades pronto comenzará una cruzada contra Axelrod, que entrará en conflicto con el empleo de su esposa, Wendy (Maggie Siff), que trabaja como coach y psiquiatra de los empleados de Axelrod, y de Axe en persona, desde hace 15 años. El hecho de que Rhoades comience una investigación contra Axe comenzará una guerra, sobre todo entre ellos dos que atrapará en medio a Wendy con un conflicto de intereses de narices. 

La serie tiene un desarrollo bastante lento, con sus diez capítulos de una hora de duración y mucho énfasis en los diálogos. Se trata de una partida de ajedrez entre dos adversarios poderosos e inteligentes. Cada uno, además, tiene debilidades que debe superar si desea salir victorioso. Rhoades tiene un lado oscuro, con numerosos complejos de inferioridad con respecto a su mujer, que gana más dinero que él, y con respecto a su propio padre, más rico e influyente que él. En su intimidad, el matrimonio practica juegos de dominación en el que Rhoades desempeña el papel de esclavo. Por su parte, Axe es en ocasiones demasiado impulsivo y no consciente de las consecuencias de sus actos (aunque se puede decir que en general es un hombre de todo menos emocional y actúa con inmensa frialdad para tomar sus decisiones).

No es que una trama financiera y legal me apasione, aunque es cierto que ha habido películas, sin ir más lejos El lobo de Wall Street, que me han encantado. Sin embargo, no había una trama parecida en la televisión hasta la llegada de Billions.

Las mejores interpretaciones, sin duda, son las de Giamatti y Damian Lewis, que brillan en cualquiera de sus escenas y hacen saltar chispas cuando comparten plano. Sobre todo me ha gustado Paul Giamatti, de quien siempre he pensado que tiene un carisma enorme ante la cámara. Lo que me ha interesado más ha sido ver el duelo entre estos dos actores, y quizá lo que menos, que se dé la casualidad de que la mujer del fiscal trabaja desde hace tantos años en la empresa del broker corrupto. Pero volviendo a lo positivo, buenos diálogos sobre todo en el dúo protagonista, pero también los que muestran la dinámica de los dos matrimonios (sobre todo interesante la relación a tres bandas de Wendy, Axe y Chuck).

La producción es muy buena, es una serie bien hecha, sin estridencias ni alardes pero con innegable calidad artística. La fotografía es bonita, todos los escenarios transpiran realismo y belleza. Y volviendo al ritmo de la serie, a pesar de verla calificada de lenta en varias ocasiones (en webs, foros, etc.), yo no opino que lo sea. No tiene acción, aparte del mencionado juego del gato y el ratón, pero sí ocurren muchas cosas, hay giros y a veces uno se lleva sorpresas. En resumen, encantada estoy con lo que he visto, sobre todo en lo que respecta a Paul Giamatti.

BILLIONS

Web oficial
Ficha IMDB
Fechas emisión USA: Enero – Abril 2016
Número de capítulos / duración: 12 / 58 minutos

One comment

  1. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Una de las mejores parejas televisivas de los últimos tiempos, para mí, no tiene para nada la química sexual o amorosa que tienen otras. En el caso de esta serie los personajes interpretados por Damian Lewis y Paul Giamatti t..…

Deja un comentario