Creed, de Ryan Coogler (2015)

creed

En la saga de Rocky, esta es la séptima película, y sirve a la vez de spin-off de la saga original y de continuación de la peli Rocky Balboa del 2006. 

En 1996, Adonis «Donnie» Johnson, hijo de una amante del campeón Apollo Creed, está en un centro de menores de Los Angeles cuando la mujer de Creed, Mary Anne (Phylicia Rashad), le visita y le ofrece acogerle en su casa. Años después, un Donnie ya adulto (Michael B. Jordan) abandona su trabajo en una oficina para convertirse en boxeador profesional. Mary Anne está muy en contra, porque recuerda cómo terminó su marido en el ring. Así que Donnie intenta encontrar quien le entrene, y lo intenta primero en la Academia Delphi de Los Angeles, pero allí le rechazan. Así que viaja a Philadelphia para contactar con el viejo amigo y rival de su padre, Rocky Balboa (Sylvester Stallone). Aunque al principio Rocky rechaza entrenarlo, porque ya no se dedica a eso, después recapacitará y se convertirá en su entrenador y mentor; al principio los dos deciden que es mejor mantener la identidad de Donnie como un secreto. Además de eso, Donnie conoce a Bianca (Tessa Thompson), cantante y compositora. El hecho de que Rocky Balboa le entrene ya hace que en general el público se fije en él, pero cuando se descubre quién fue su padre se convertirá en una figura de interés mediático, a la vez que también verá minada su confianza en sí mismo al ser visto como «hijo de».

Confieso que no estoy segura de si he visto alguna de las películas anteriores, y por tanto no puedo comparar una con las otras. Pero sí puedo opinar sobre esta, y decir que me ha parecido razonablemente entretenida. Sí, claro, antes de empezar uno se puede imaginar ya que la historia no se desviará mucho de «lo de siempre», sobre todo tratándose de un nuevo boxeador, que inevitablemente buscará entrenador, tendrá crisis de autoconfianza, de identidad, tendremos luchas decisivas y menos decisivas, hasta llegar al clímax. En general me ha gustado la película, me ha parecido entretenida y sin bajones importantes.  La mayor pega que puedo ponerle es una historia de amor metida con calzador y sin mucha más justificación que el hecho de que cualquier película que se precie tiene que tener una historia de amor (innecesaria en este caso, la carga dramática está en otro lugar). Pero en el lado positivo tenemos las interpretaciones de Sylvester Stallone y el protagonista, Michael B. Jordan (por cierto, cara conocida para fans de The Whire; también tenemos las escenas de peleas, bien rodadas, casi casi parece que uno esté dentro del ring.

Así que en resumen, decir que las interpretaciones muy bien y la dirección también. Falta una banda sonora potente y contundente para hacer más redonda la película, y sobran los lugares comunes y la historia de amor patillera que no aporta nada. En conjunto, una buena película, entretenida, para recordar a Rocky y a la vez darle el relevo.

 

Director: Ryan Coogler
Guión: Ryan Coogler & Aaron Covington
País: USA
Duración: 133 minutos
Año: 2015
Ficha IMDB
Reparto: Michael B. Jordan, Sylvester Stallone, Tessa Thompson, Phylicia Rashad, Will Blagrove, Juan-Pablo Veza, Andre Ward, Tony Bellew, Philip Greene, Manny Ayala, Cory Kastle, Vincent Cucuzza, Christopher Weite


One comment

Deja un comentario