Grimm – NBC – mi reseña del piloto

Bueno, ya hacía días que no hablaba de ninguna serie nueva, y es que ya estamos en la recta final de estrenos de este otoño. Grimm es – en principio – una serie de policías con elementos sobrenturales, y la verdad es que a mí este tipo de series me suele interesar bastante, así que allá vamos.

Comenzamos la serie con el primer caso. Después de que muestren en pantalla una cita de los hermanos Grimm (The Wolf thought to himself, what a tender young creature. What a nice plump mouthful…), una chica sale a correr por el bosque (vestida de rojo) y es asaltada por algo que no logramos ver. Lo siguiente es que la investigación comienza, y conocemos a los dos policías protagonistas: Nick Burckhardt (David Giuntoli), y Hank Griffin (Russell Hornsby). Se nos va dejando entrever que Nick tiene algún poder especial para ver lo que en realidad son algunas personas que le rodean: monstruos horribles. Y alternándose con las escenas de investigación y vida doméstica de Nick, veremos un encuentro con su tía, que le desvela algún que otro secreto familiar. En un entorno oscuro, a ratos onírico y bastante deprimente, veremos cómo se desarrollan las investigaciones, cómo Nick encuentra una «guía de monstruos», muy al estilo del diario de John Winchester en Supernatural, veremos cómo es su vida ahora mismo (a punto de comprometerse, huérfano de padre y madre, etc.). Y cómo descubre que es un «Grimm» a través de las revelaciones de su tía y de un nuevo amigo que hará durante el capítulo, Eddie Monroe (Silas Weir Mitchell).

La serie tiene pinta de centrarse en cada capítulo en un cuento clásico. En esta ocasión se trata del de Caperucita, con un monstruo que ataca a niñas y chicas vestidas de rojo. En próximos capítulos y por lo que he visto en la web, veremos otra «versión alternativa» de Blancanieves y Cenicienta, entre otros. Me atrae bastante la perspectiva de tener una visión más oscura y sangrienta de los cuentos con los que crecí, aunque en este primer capítulo he echado en falta un poco más de gore y mala leche con lo de Caperucita. Se podría decir que esta serie es una reinterpretación y vuelta de tuerca de Supernatural pero sinceramente, espero que no sigan ese camino y sí intenten buscar la originalidad. Creo que en el terreno de la ciencia ficción y fantasía en la televisión todavía hay muchas cosas nuevas por hacer y sitio para todo. Si realmente son capaces de mantener el interés, a mí me tendrán ganada.

Y sobre este capítulo, hay cosas que me han gustado y cosas que no. De momento, el personaje de Nick parece que puede tener potencial e interés, aunque en este capítulo no he terminado de captarlo del todo. Por otro lado, los secundarios parecen muy pobres y el peso de la serie cae a medias sobre los hombros del protagonista, a medias sobre la historia que se desarrolla en cada capítulo. El éxito de la serie dependerá de que sepan potenciar esos dos elementos, o añadir otros nuevos, y no se estanquen en lo que nos han mostrado hasta ahora. En este primer capítulo, a pesar de su en apariencia ritmo lento y pausado, pasan en realidad bastantes cosas, conocemos bastante de la realidad de Nick y de ese nuevo mundo que está empezando a descubrir. El contrapunto a tanta sobriedad y seriedad lo pone el humor negro de un magnífico «hombre lobo» interpretado por el que en el pasado fue nuestro querido Haywire (en Prison Break)… aunque, todo hay que decirlo, eché en falta que tuviese más minutos. Y sí, hay personajes olvidables, grises y casi irrelevantes a los que se supone que darán más presencia en el futuro o no (el compañero de Nick, Hank, o su prometida Juliette). Da la impresión de que pueden tener preparadas para más adelante más de una sorpresa o dos, dado que los «monstruos» se esconden bajo apariencia humana. Parece que la serie va a seguir la estructura de casos autoconclusivos en cada capítulo más una historia que durará toda la temporada, y eso no me desagrada.

El punto fuerte de la serie, en mi opinión, es la estética y la ambientación. Es un detalle curioso que el capítulo comience y acabe con la misma canción – Sweet Dreams – pero interpretada por Annie Lennox al inicio del capítulo y al final, por Marilyn Manson. Y junto a eso, unos escenarios oscuros y efectos bastante curiosos, consiguen aportarle ese «algo más» a una historia que por lo demás no es nada original ya a estas alturas: el descendiente de una estirpe de (insértese lo que toque) que de repente descubre lo que es y tiene que hacerse cargo de la situación. Las actuaciones son correctas y espero en próximos capítulos que veamos un poco más de desarrollo de los personajes, que en este capítulo son francamente planos. Pero de momento, en mi opinión es una serie que puede tener potencial. No será quizás la serie de la temporada, pero sí puede merecer la pena y es entretenida. Aún así, la sombra de Supernatural es alargada, solo digo eso.

This is not fairytale.
The stories are real.
What they wrote really happened.

Ficha en IMDB: Ver

Fecha primera emisión: 28 de octubre de 2011


Pilotos de series nuevas reseñados en el blog:

Revenge (ABC)
Ringer (CW)

5 comments

  1. Ahhhh,¿dónde has visto el piloto antes del estreno? ¡Yo estaba comiéndome las uñas esperando el 28!!

    No quise leer tu reseña para no saber nada nuevo -aparte de la trama de la serie- pero cuando la vea vuelvo y te cuento qué me pareció.

    Un beso!!!

  2. ANA LAURA, búscala en isohunt, y si quieres subtítulos, yo también los encontré por ahí. Búscala entonces y si tienes algún problema me comentas y te digo de dónde me descargué cada cosa. ;D
    No está mal. ^^

Deja un comentario