Necessary Roughness (análisis piloto 1×01)

Danielle «Dani» Santino es una terapeuta casada y con dos hijos, a la que vemos pedir el divorcio en los primeros minutos de la serie. Así es que, de repente es una mujer en trámites de divorcio, que no tiene dinero para poder pelearse legalmente con su marido como es debido, y a quien de repente, y tras sacarle una amiga de juerga loca, le cae una oportunidad del cielo. Su lío de una noche resulta ser el fisioterapeuta de un equipo de fútbol americano, los Hawks. Entonces, empieza para ella una nueva carrera muy lejana de la que ha llevado hasta entonces. Hasta ese momento se dedicaba a solucionar problemas de amas de casa que querían perder peso y cosas por el estilo. Y aunque es muy buena en su trabajo, ha tenido que ser ahora, ya bastante mayor, cuando va a encontrar que su trabajo es realmente estimulante. A la vez, tiene que lidiar con dos hijos adolescentes (y bastante insoportables, por qué no decirlo), uno de los cuales no para de darle problemas y generar la parte juvenil de la serie. Esa es su hija Lindsay, una especie de proyecto de ni-ni que no hace más que faltar a clase y cosas por el estilo. También tiene una madre sermoneadora y medio gamberra adicta a las apuestas y demás, y un detective privado que ha contratado su ex marido para que le siga las 24 horas. Así que está sobrada de problemas, vaya. La típica serie de mujer de mediana edad con múltiples problemas, etc.


El tono de la serie es casi en todo momento cómico. Y bueno, en mi opinión eso no tiene por qué estar mal. Me ha gustado en gran parte el piloto, si bien, mientras lo veía, lo contemplaba más como «placer culpable» potencial que como una serie que pueda llegar a disfrutar plenamente. Que sí, supongo que seguiré viéndola porque sí ha habido cosas que me han gustado, peeero hay otras que no. A ver si consigo explicarme en el resto de la entrada.

Entre las cosas que no me gustan están esos momentos que quizás son un poco demasiado cómicos, por ejemplo cuando el personaje de Dani corre por ahí con cara de enfurruñada. Tampoco me gustan ciertos aspectos del guión. Por ejemplo, a ver, ¿se supone que después de 17 años de matrimonio, Dani no sufre ni siquiera un poquito en su orgullo el hecho de que su ex le haya puesto los cuernos con media ciudad? Y los problemas de la hija, ¿acaso han aparecido de la nada? ¿O es que no es lo bastante mayor como para asumir la separación de sus padres? Y realmente, ¿me quieren decir que un caso clínico de problemas psicológicos que se arrastran desde la infancia se soluciona en unos días? Y, ¿de verdad el ex marido tiene que ser tan ruin y odioso? Vale, lo sé, solo es una serie para pasar en rato, además una de las de verano, pero lo tengo que decir todo.

Las cosas que sí me gustan son otras facetas de humor de la serie, o las situaciones delirantes e increíbles que se generan al tener a famosos jugadores de fútbol como pacientes. Me ha gustado el caso de Terrence King, ese jugador traumatizado (en principio) por no haber sabido pillar un papel higiénico cuando se lo pasaron en unos lavabos. Finalmente, ese es el caso que va a resolver en este piloto, y resulta ser una estupenda terapeuta, como no podría ser de otro modo. También me gusta que, como buen placer culpable, alterna lo cómico con lo serio y entretiene (me pasa algo similar con Castle). Me gusta el personaje de Dani Santino, en cierto modo provoca empatía y uno quiere que le salgan las cosas bien. Incluso puedo encajar bien las historias más sentimentales rollo madre-hija, o la nueva relación súper profunda y salida de la nada de Dani con un tío que se encuentra en un bar y se la lleva al catre.

En cuanto a los personajes, pues tenemos a Dani Santino, interpretada con gran acierto y carisma por Callie Thorne, quien hasta ahora ha tenido un recorrido por diferentes series de televisión, como Rescue Me, Prison Break, Urgencias o The Wire. Lleva a cabo su papel con precisión, divertida cuando tiene que serlo y seria cuando toca. Me ha caído bien. Por otra parte, tenemos a los hijos, Lindsay y Ray Jr. interpretados por Hannah Marks y Patrick Johnson. Se nota que quieren dar, de momento, un mayor peso a la hija, que no me ha convencido mucho como personaje. Veremos más adelante qué tal evoluciona. El hijo, un papel muy menor hasta ahora. Luego tenemos a la súper mejor amiga de Dani, que la conoce desde cría y demás. Ella es Jeanette, interpretada por Amanda Detmer y bueno, cumple para dar la réplica y facilitar situaciones. Por otro lado tenemos al malvado ex, Ray Santino, interpretado por Craig Bierko, una cara conocida en el reparto. En cuanto al fisioterapeuta nuevo novio de Dani, Matthew (interpretado por >Matt Blucas), parece padecer un acusado síndrome de falta de carisma, superado en todo momento y con la gorra por el personaje de Nico (Scott Cohen), que puede ser interesante y al que se adivina una relación más estrecha con la prota en el futuro. El personaje de la madre de ella me recuerda un montón a la madre de Richard Castle en Castle, eso sí (y eso no es bueno).

Total y resumiendo, que algunos personajes son interesantes y me ha gustado la serie en general. No como «súper serie de calidad suprema», pero sí como entretenimiento válido y bastante liviano. Creo que será uno de mis placeres culpables del verano como he dicho antes. xD


Más información: Ficha en IMDB y Página web oficial
Fecha primera emisión: 29 de junio de 2011 Cadena: USA Network
Número de capítulos de la temporada: 12

Deja un comentario