GRRM habla de ‘A Dance with Dragons’ y su proceso de escritura

Fuente: Blog de GRRM

Kong está muerto. O lo que es lo mismo, A DANCE WITH DRAGONS está completo, y moviéndose inexorablemente hacia la fecha de publicación del 12 de julio.

Sí, lo sé. Viejas noticias. He anunciado eso antes. Y desde que finalmente completé A DANCE WITH DRAGONS hace algunas semanas, y lo anuncié aquí, he estado trabajando en… repique de tambores, por favor… ¡A DANCE WITH DRAGONS!

Así funciona con los libros. Terminas, sueltas un suspiro de alivio… y luego vuelves a trabajar. Siempre hay algo que queda por hacer. Tu editor lo lee y te pasa notas. Haces revisiones, correcciones. Un corrector recorre el texto, encuentra errores, señala contradicciones e inconsistencias, expresa dudas. Arreglas algunos, maquillas otros. Los amigos y fans se tragan el libro, y encuentran errores que tus editores, correctores y lectores de prueba han pasado por alto. Arreglas esos también, según permita el tiempo. Luego está el apéndice que hay que preparar. Y luego el apéndice necesita ser editado, leído, corregido… y sigue y sigue…

Pero ahora todo eso ya está hecho. Corregir, hacer apéndice, pruebas, correcciones, todo eso. Se ha planeado la gira de presentación del libro (aún queda concretar unos cuantos detalles), los planes de marketing ya están listos… y puedo finalmente decir que Kong no solo está muerto, sino que realmente está muy muerto.


Ahora que se ha asentado el polvo por fin, he creído que debía tomar aire y mirar atrás a ese tan extraño viaje. Si el proceso os interesa, seguid leyendo. Pero cuidado – pasado este punto, puede haber algunos SPOILERS en mi explicación. Leedlo bajo vuestra responsabilidad.

Primero, algunos números. El borrador final de A DANCE WITH DRAGONS resultó en 1510 páginas (que no incluyen los reconocimientos, dedicatoria o apéndice). Escribo con WordStar en una máquina DOS, así que ese número es mi propio recuento de páginas. Cuando mis editores en Bantam pasaron mis archives de WordStar a Word, el número de páginas se expandió a 1540, pero prefiero utilizar mis propios números, por amor a la consistencia. Con 1510 páginas, A DANCE WITH DRAGONS es ligeramente más corta que A STORM OF SWORDS, que tenía 1521 en su borrador, con el mismo software, características y márgenes.

En algún punto al final del proceso, DANCE fue considerablemente más largo. El recuento de páginas iba más allá de 1600 y estaba rondando las 1700, para mi alarma. (Con 1700 páginas el libro no podría ser publicado en un solo volume). Ocurrieron varias cosas que rebajaron el número.

Primero, mis editores y yo tomamos algunas decisiones sobre dónde terminar este libro, que implicaban pasar algunos capítulos al próximo libro, THE WINDS OF WINTER. Con una saga como A SONG OF ICE AND FIRE, siempre es algo subjetivo decidir donde terminar un libro y empezar el siguiente, dado que estás tratando con una historia larga. ¿Esta escena funciona mejor al final de un libro o al principio del siguiente? ¿Debería este personaje terminar con un cliffhanger o con algún tipo de conclusión (ya sea permanente o temporal)? Y etcétera etcétera.

Segundo, hice el trabajo duro. Es una técnica que aprendí en Hollywood, donde mis guiones siempre eran demasiado largos. “Esto es demasiado largo”, decía el studio. “Recórtado ocho páginas”. Pero yo odiaba recortar cosas buenas – escenas, intercambios de diálogo, acción – así que en lugar de eso recortaba el guión línea por línea y palabra por palabra, cortando la grasa y dejando el músculo. Encontré el proceso tan valioso que he hecho lo mismo con todos mis libros desde que dejé L.A. Es la última etapa del proceso. Terminas el libro, luego vuelves sobre él, cortando, cortando, cortando. Eso genera un texto más ajustado y más fuerte, creo. En el caso de A DANCE WITH DRAGONS, mi duro trabajo – la mayoría hecho después de anunciar la fecha de publicación pero antes de entregar los últimos capítulos – redujo las páginas en casi ochenta.

Así que, ¿qué ha quedado? Mucho. Un libro gigante solo un pelo más corto que A STORM OF SWORDS, como he dicho. El recuento final muestra que tenemos 73 capítulos, contados a través de (glubs) dieciséis puntos de vista de personajes. Podría deciros quienes son, pero entonces tendría que mataros.

En realidad, casi sería más fácil contaros quienes no son. Sansa, Sam, Aeron Damphair, Arianne, y Brienne no tienen capítulos en A DANCE WITH DRAGONS. Varios de esos personajes tenían capítulos completados, y pulidos, que han tenido que moverse a THE WINDS OF WINTER. Parte de eso fue el proceso editorial que mencioné arriba.
De vuelta a cuando dividí A FEAST FOR CROWS en dos libros, dije en mi poco acertado epílogo, “Mientras, en el Muro…” que Tyrion, Dany y Jon Nieve podrían volver en el próximo libro, y lo hacen. Esos tres personajes dominan A DANCE WITH DRAGONS. De 73 capítulos, 35 conciernen a sus andanzas; dieciséis puntos de vista, sí, pero con tres de ellos está hecho casi la mitad del libro. La siguiente mayor cantidad de capítulos corresponde a un viejo personaje que ha estado perdido durante un par de libros, pero ahora vuelve a nosotros… algo estropeado.

Sí, algunos de los personajes que fueron mostrados como PDV en A FEAST OF CROWS volverán a aparecer, dado que la franja de tiempo de DANCE se extiende más allá de FEAST. Tyrion no es el único Lannister con punto de vista. Cersei y Jaime tendrán capítulos también, sin embargo, aunque… os aviso… no muchos. Arya también sale. Y veremos qué pasa con Bran y sus compañeros también, en su larga y fría ascensión más allá del Muro. También hay dos PDV dornienses (uno antiguo, otro nuevo) y tres de las Islas del Hierro (todos PDV previos).

Y también hay algunos nuevos personajes que tendrán punto de vista. Algunos de ellos son nuevos PERSONAJES, presentados por primera vez en este libro. Otros son personajes ya existentes, pero con nuevos PUNTOS DE VISTA; han estado por ahí, pero nunca habíais entrado en sus cabezas antes. Una vez, hace unos años, dije que solo quería introducir un nuevo personaje con punto de vista en el libro. Lo que va a mostrar por qué nunca debería hablar sobre eso antes de que el libro esté terminado. Al final, he terminado con… hummm, dejadme contarlos… uno, dos, tres… ah… CUATRO nuevos personajes con punto de vista. Y eso ni siquiera incluye el prólogo y el epílogo. Así que…

¿Qué puedo decir? Al menos la parte del maldito nudo Meereenesiano fue un problema de punto de vista. (No todo, no, mucho tuvo que ver con la cronología y la causación, pero parte de ello fue una cuestión de PDV). Introducir un nuevo PDV me ayudó a resolver esos problemas, y lo convirtió en un libro mejor. Y al final, hacer un buen libro aparta todas las demás preocupaciones.

A pesar de las diversas teorías disparatadas ahí fuera que afirmaban (1) que yo había terminado el libro hace años y había estado sentado sobre un original completo esperando el momento oportuno para publicarlo para hacer más dinero, o (2) que me había rendido escribiendo la novela, o llegado a un terrible bloqueo de escritor, y no había hecho ningún progreso desde 2005, la verdad es la que he estado relatando en este blog… he estado trabajando en DANCE todo el tiempo, quizás algo más lentamente de lo que me hubiera gustado. He tenido varios estallidos donde hacía mucho. He tenido malas rachas, donde me costaba, e incluso unos pocos periodos donde hacía más reescritura que escritura.

A lo largo de los años he enviado varios originals parciales a mis editores, para mostrarles en qué punto estaba en ese momento. Ahora que la carrera finalmente está hecha, he vuelto a echar un vistazo a algunos de esos viejos archivos. Las páginas que siguen se refieren únicamente a CAPÍTULOS COMPLETOS del borrador final… o lo que pensaba que estaba “completo” y era “final” en ese momento. En cada caso, tenía muchas páginas de capítulos adicionales esbozados o parcialmente escritos, pero esas páginas no estaban incluidas en el recuento.

El primero de mis archivos parciales data de enero de 2006. En ese punto yo tenía 542 páginas terminadas. Ahora, recuerdo, que fue en junio de 2005 que dividí A FEAST OF CROWS en dos libros paralelos, y escribí mi infame (y, en retrospectiva, irreflexiva) epílogo “Mientras, en el Muro…” A FEAST OF CROWS, como fue entregado, tenía 1063 páginas en el original. En el momento de dividirlo, viendo el material de Tyrion y Daenerys que había eliminado, me imaginé que solo tendría otras 400 páginas que me faltarían para tener otro libro de igual longitud, que probablemente fue lo que me empujó a decir que el otro libro estaría listo en un año. Las famosas últimas palabras, esas. Nunca más.

Obviamente, me llevó algo más de tiempo. Después de escribir eso, terminé pasando gran parte del resto de 2005 haciendo promoción para FEAST. Una gira de promoción Americana. Una gira de promoción canadiense. Una gira de promoción británica. Una visita a Italia para el Lucca Games Show. Todo magnífico, pero agotador. Volvía a casa entre cada cosa, y escribía algo, pero probablemente no mucho. Ese recuento de páginas de 542 páginas terminadas en enero de 2006 podía no ser muy diferente a lo que tenía en junio de 2005, cuando dividí los libros.

Y el año siguiente o así me probó lo tonto de mi predicción. El siguiente parcial que envié a Bantam data de octubre de 2007, y es de 472 páginas. Sí, en el año y medio entre los dos parciales, conseguí DESescribir setenta páginas. Estuve haciendo muchas más revisiones y reescrituras – y reestructuras – durante este period que progresos.

Pero luego llegué a un buen momento. En marzo de 2008 entregué otro parcial, y este era de 596 páginas. En mayo de 2008, otro: 684 páginas esta vez. En diciembre de 2008, 774 páginas. Después de eso el progreso fue lento, pero bastante constante. No diré que no estuve todavía quitando cosas, reescribiendo, reestructurando, cambiando de idea… lo estuve… pero también avancé, como pueden testificar los parciales que envié a mis editores. En septiembre de 2009, envié 998 páginas. En enero de 2010 sobrepasé la marca de 1000 páginas, y entregué 1038 páginas. Ahora estaba otra vez tomando el ritmo. Junio de 2010, un parcial de 1028 páginas. Agosto de 2010, 1332 páginas, diciembre de 2010, 1412 páginas. En marzo de 2011, Kong estaba chillando y los biplanes estaban en el aire, y les envié el parcial final, que tenía un peso de 1571 páginas… pero todavía tenía algunos capítulos incompletes, algunos que estaban muy poco trabajados, algunos que no sabía si incluir o no. Fueron esos los que hicieron que la cuenta final sobrepasase las 1600 y se acercase a las 1700 antes de los cambios editoriales y el trabajo que he detallado arriba.

Kong, fuiste un mono muy pesado, pero estoy contento de haberte quitado de mi espalda.

Algún día, puede, algún estudiante de literatura fantástica puede querer examinar esos manuscritos parciales, y documentar cómo cambió A DANCE WITH DRAGONS a lo largo de los años. Cada vez que imprimía una copia y se la enviaba a los editores, hacía una segunda y se la enviaba a las Special Collections en la Universidad de Texas, donde se conservan. Puede que alguien quiera hacer una tesis doctoral con mis esfuerzos con este libro. Y quién sabe, puede que al final él o ella concluya que fui empeorando el libro cada vez más.

Pero no lo creo. DANCE tomó mucho más tiempo del que yo planeaba, pero creo qeu es un cuento mejor por el tiempo y sangre y sudor que he invertido en él.

Al final, sin embargo, seréis vosotros los jueces.

Disfrutad la lectura. Yo, tengo otro libro que escribir. Sí, subido en mi espalda… y qué bonito mono eres…

6 comments

  1. Madre mía, estoy agotada leyendo lo que ha currado este hombre. No quiero ni pensar lo que significa escribir semejante barbaridad de la misma historia, con tropecientos personajes y múltiples puntos de vista, pero lo que me parece más jodido es revisar una y otra vez ese material. Argggg!!!
    Hay que tener mucho valor y querer mucho a esos personajes, para dedicarles tantas horas de tu vida!
    pero ha conseguido interesarme, ajajaja
    Besitos

    Por fin tengo el libro de Saramago en mis manos. he estado tan liada que no he podido recogerlo antes. En cuanto lo lea lo haré circular.
    Besitos y buen finde!!

  2. Gracias por el currazo de traducción 😉

    Que ganicas de pillarlo por banda XD

    Kong a muerto? Quien toca ahora? Godzilla? XD

    Solo quedarán «Vientos de Invierno» y «Sueño de Primavera» para el, esperemos, mejor final de la historia de la literatura XD

  3. Se me ha hecho la boca agua, solo por haberme puesto los dientes largos y dado pistas sobre la distribución de personajes, te perdono los retrasos e impulsividad… Al final, tu único fallo fue ser el más perfeccionista de los escritores, y has demostrado que nos amas, oh mi rey Robe, diiigo George.

    Vale, dejémonos de hacer la pelota al gordo cabrón, me ha dado la mejor confirmación del mundo (que ya me la imaginaba cuando terminé Festín de cuervos), que en este libro saldrán todos los personajes activos como mínimo (es decir, para «empalmar» del todo las lineas argumentales separadas, se concluirán también las de Festín de cuervos, con eso ganará cohesión, y será un Tormenta de espadas :P).

    Y ahora a frikear con los amigos sobre si el personaje antiguo que volverá será Sandor Clegane, Theon Greyjoy, o incluso Davos Seaworth o EDDARD STARK resucitados! O ninguno de esos.

    P.D.: Sé que moriré antes de que llegue en castellano :S

  4. PEDAZO DE POST!!

    Ha sido empezar y no parar. Me he quedado más tranquilo al leer los puntos de vista que aparecerán en A Dance With Dragons. Ahora estoy con A Feast For Crows y he sentido un poco de decepción al comprovar que no aparecen POVs de los grandes protagonistas de los volúmenes anteriores.

    A Dance With Dragons tiene muuuuuuuy buena pinta!

  5. Yo apuesto por Theon Greyjoy como personaje «resucitado». Y mi gran duda nada más acabé de leer el post de Martin fue: ¿Por qué dice explícitamente que Brienne no aparecerá en ADWD? ¿No quedó suficientemente claro al final de Festín?¿Habrá más de la dama de Tarth?

Deja un comentario