The Pillars of Earth [Los pilares de la tierra], temporada única

Hablo de temporada única pero en realidad Los pilares de la Tierra más bien se podría considerar una miniserie, al constar únicamente de ocho capítulos. La serie es de este año, 2010.

La lista de capítulos, cada uno de de ellos de una hora de duración, es esta:

1. Anarchy
2. Master Builder
3. Redemption
4. Battlefield
5. Legacy
6. Withcraft
7. New Beginnins
8. The Work of Angels

La serie se basa, naturalmente, en la novela (mastodóntica) de Ken Follet, ese gran tochaco que casi todo el mundo se ha leído ya. Yo la leí hace un montón de años, allá por la adolescencia – varias veces – y me encantó. Transmitía muy bien el proceso de construir algo tan grande como una catedral, y cómo las vidas de las personas parecen casi algo pequeño al lado de una cosa así, pero no lo son. Decenas de personas vinculadas de una manera u otra, alianzas, enemistades, intrigas políticas… realmente, si aún queda alguien ahí fuera que no haya leído la novela, debería hacerlo si le interesa remotamente el tema.

La historia transcurre principalmente en el pueblo ficticio de Kingbridge, pero parece ser que Follet se inspiró en las catedrales de Wells y Salisbury. A mí empezaron a apasionarme las catedrales cuando leí la novela. ^^ Abajo, las fotos de las dos catedrales, respectivamente.

La historia gira, además de en torno a la catedral, alrededor de unos personajes:

Ian McShane como Waleran Bigod

Un clérigo malvado que solo ansía el poder y no duda en utilizar todas las tretas a las que puede recurrir.
Sobre todo utiliza la política, el chantaje y el «hoy por ti, mañana por mí» para conseguir lo que quiere. Y lo quiere todo… quizás su personaje es uno de los mejores de la serie, sobre todo gracias al actor que lo interpreta. En los libros era muy bueno también, pero McShane sabe dotarlo de una maldad nueva y refrescante. A pesar de que me inclino por «los buenos», no pude evitar rendirme a los encantos de este hombre tan ambicioso.

Rufus Sewell como Tom Builder

Un albañil/arquitecto cuyo sueño y máxima aspiración en la vida es, aparte de cuidar y proteger a su familia, construir una catedral. Un personaje honrado y bueno, al que interpreta Rufus Sewell a la perfección. Un pedazo de actor para uno de los personajes más carismáticos del libro, con el que uno llega a empatizar mucho y al que le apena verlo pasar tan mal. Nunca es fácil para el pobre e humilde…

Matthew Macfadyen como el Prior Phillip

Alguien a quien motiva la fe ¿o quizás algo más? Un hombre que se ha hecho a sí mismo y que busca ser justo y honrado en sus decisiones, servir a Dios pero también ayudar a los hombres… otro enorme personaje y uno de los del libro a los que le tomé más cariño. En la serie tiene a un pedazo de actor para darle vida, Macfadyen no me sonaba más que familiar, pero indagando un poco descubrí que ya lo había visto antes, concretamente en la peli Robin Hood, de Ridley Scott. Tremendo personaje, al que, como pasa con Walleran, el actor consigue aportar ese «algo más».

Eddie Redmayne como Jack Jackson

Una vez que uno se acostumbra a la inexpresividad del actor, hasta puede resultar un personaje simpático. En contraposición a su «némesis», desde luego, acaba cayendo bien, pero en este caso el actor puede llegar a ser cuestionable en algunos momentos. Aún así, estoy indecisa y no sabría decir si me gustó o no cómo lo hacía. Yo creo que me inclino más hacia que me gustó su interpretación. En el libro, Jack es de los personajes más carismáticos… vale, sé que lo he dicho de unos cuantos ya. Os puede sonar de haberlo visto como joven monje en Black Death.

Hayley Atwell como Aliena

Otro de los pesos pesados del libro. En la novela, ella es fuerte, decidida, resuelta… y en la serie creo que no han sabido trasladarlo. No creo que sea tanto culpa de la actriz como del guión, pero no han sabido o no han querido darle la dimensión que tiene en el libro. Da la sensación de que nos perdemos pedazos de su evolución y su historia, o al menos a mí me dio esa sensación.

Liam Garrigan como Alfred Builder

El hijo primogénito de Tom Builder y el que vive un eterno enfrentamiento con Jack. Un personaje que, realmente, en la novela tampoco es que sea muy complejo y en la serie sufre de lo mismo. Alguien plano en el que no te explicas por qué hace todo lo que hace. O sí te lo explicas pero desearías que estuviera mejor fundamentado (en la novela, evidentemente, está mejor). Lo que sí está muy conseguido es que le llegues a coger manía, sobre todo porque el actor deja bastante que desear y refuerza la sensación de «personaje odioso».

Hay más personajes, muchísimos más. Personajes de la nobleza y la realeza, otros sacerdotes, miembros del convento de Kingsbridge, pero sería imposible comentarlos a todos ellos. Pero si sentís curiosidad por saber qué cara le han puesto cada uno de ellos, casi todos están en la web de donde tomé todas las fotos que he puesto con los personajes, de aquí. Y si he cantado las alabanzas de parte del reparto, también les daría una colleja a los de la serie por otros actores que realmente no lo hacen muy bien. Es el caso por ejemplo, de Allison Pil, Jody Halse, Sam Claflin, o Tony Curran. Un papel breve de Donald Sutherland, donde como siempre, está genial.

En referencia a otros aspectos de la serie, como por ejemplo la ambientación o el vestuario, encontré que está muy bien cuidada, el vestuario está bien y los decorados son creíbles. No se nota una gran ostentación o un gran presupuesto, pero a pesar de ello no me chirrió lo que vi. Al contrario, es una serie muy bien hecha e incluso alabaría los efectos especiales y la manera de recrear la catedral. Aunque, evidentemente, hay momentos mejores y peores y más para los que estamos acostumbrados a ver efectos digitales. Pero en general muy bien.

La fidelidad a la novela no es total ni mucho menos. Algunas tramas secundarias se las cargaron por completo, cosa supongo que inevitable, o no, si se hubieran hecho algunos capítulos más. Hay cosas que salen en el libro y no salen en la serie, o salen simplificadas. Y lo que resulta más incomprensible, cosas que salen en la serie pero no en el libro.

Y para terminar, mi impresión general sobre la serie es que es bastante entretenida. Podría estar mejor hecha, quizás, pero tiene muy buenos actores y un ritmo muy bueno. Si os habéis leído el libro, os diría que la veáis porque creo que os gustará bastante aprovechar para revivirlo y comparar y discutir si os gusta lo que han hecho. Si no, ¿a qué esperáis para leerlo, insensatos? ;D