¡Vivan las patadas al diccionario!

Supongo que en breve lo arreglarán, pero esto es lo que está haciendo que me duelan los ojos ahora mismo. Y estaba aquí.

16 comments

  1. Podría ser un error a la hora de teclear y haberle dado a una tecla en lugar de a la otra pero siendo como es el que lo escribe catalán supongo que es un fallo normal.

    Es lo que tiene que la V en catalán se lea como B

  2. ALCORZE, pues la verdad es que todos somos humanos y todo lo que tú quieras, pero yo en mi trabajo me cuido muchísimo de no poner un cero de más o de no enviar un cuadro de tarifas incorrectas. Del mismo modo, se espera de cualquiera que dice que sabe escribir que no cometa faltas de ese calibre, y muchísimo más si vive de la palabra. Con respecto a los idiomas y que pueden llegar a confundir, yo en mi cabeza tengo el gallego, el catalán y el castellano y no cometo faltas así, por mucho que haya palabras que en unos van con «v» o «b», o incluso temas de «h».

    BEA, y soy tan buena que lo he compartido con vosotros ¿eh? ;D xD
    Buen finde, guapa!

  3. Ya pero tú que vives ahora en Cataluña te darás cuenta de que hay mucha gente que no tiene ni idea de escribir en castellano (no así de hablarlo) ya que toda su enseñanza ha sido en catalán y para ellos escribir en castellano es como escribir en inglés.

    Al margen de que la profesión de ¿periodista? está cada vez más devaluada y todos los días podemos ver ejemplos de esos en cualquier diario de tirada nacional o local.

  4. Sí, tienes razón. Si hay carencia en el aprendizaje de uno de los idiomas pasan cosas de estas, seguro. Es más, seguro que fue por eso.
    En cuanto a la profesión, pues supongo que mucho de lo que leemos lo escriben chavalillos en prácticas o personas que están hasta los huevos de lo que hacen. Y eso, como en cualquier trabajo, resulta en un mal trabajo… de todos modos, para eventuales despistes o meteduras de patas, debería haber alguien que revisase lo que sale antes de publicarlo. Por ejemplo, en esta noticia no prima que se publique enseguida.
    La culpa, en cualquier caso, siempre es en su mayor parte de las empresas, que quieren sacar muchísimos beneficios pagando cuatro duros a 10 tíos que hacen el trabajo de 20. Por ejemplo.
    Un besote!

  5. El punto de vista de alcorze es bastante válido, pero hay que decir que no vale que un profesional de la literatura como debe de ser un periodista venga y te haga un error como ese.

    Y vale, se puede equivocar y todo lo que uno quiera, pero joder, hasta yo repaso palabra por palabra si he escrito todo bien cuando publico en el blog. Imagínate en un periódico, ¡y encima en el título!

    En fin, me ha hecho mucha pupa :-/

  6. Al que deberían reventar es al que escribió eso XDD Me doy un poco por aludida y aporto que yo, como periodista, he hecho prácticas en varios periódicos y todo lo que escribe un «becario» (como los llaman ahora) debe pasar por el filtro de un superior inmediato para que lo lea y lo apruebe antes de que esa información salga a ningún lado. O así debería ser, vamos.

    En los medios digitales es cierto que la cosa va un poco más rápido, pero si estudias la carrera de periodismo no puedes cometer esa clase de faltas. A ver, que una tilde se me escapa a mí todos los días, pero eso ya no, que le pagan por escribir bien y es El País, no la hoja dominical 😀

    saluditos

  7. Precisamente en mi blog estoy viendo la publicidad que mencionas (no la he abierto porque me lo tienen prohibido). Supongo que será algún traductor o algo así. Supongo que recordarás cuando empezaba El Periódico de Cataluña en catalán los problemas que tuvieron con el programa de traducción con los nombres propios y demás. Y es que te lo mires como te lo mires no hay por donde cogerlo, como mucho sustituir la admiración por interrogación.

    Saludos (por cierto en tu blog no he podido ver la imagen, en cambio a través del google reader sí)

  8. Me parece a-lu-ci-nan-te que pasen esas cosas… Primero, se supone que lo escribe un periodista, es decir, alguien que ha estudiado años de una carrera en el que le preparaban para eso. Segundo, hoy en día existen los correctores ortográficos, ¿es que ni se molestan en usarlos?

  9. A mí me parece un error de bulto. Tampoco quiero que cuelguen de los pulgares al que se ha equivocado, pero es impropio de un profesional del lenguaje equivocarse en lo básico, sobre todo porque ellos tienen la obligación (al menos la obligación moral por ser su oficio) de revisar lo que publican para evitar faltas o errores.
    Sí, soy un talibán del lenguaje, no me gustan las faltas.

Deja un comentario