Supernatural [Sobrenatural], 3ª temporada

Hace unos días ya que terminé de ver la tercera temporada, pero he estado bastante enfrascada con la cuarta temporada y la verdad, estando esta tan interesante, fui demorando la opinión de la tercera. xD

La tercera temporada, y lo digo sin ánimo de desvelar nada a nadie, tiene una temática que hace que la temporada vaya un poco contrarreloj. Además, aunque inicialmente la temporada iba a constar de 22 capítulos como las demás, al final se quedó en sólo 16 por la huelga de guionistas (sí, aquella del 2007). Igualmente, no se me ha hecho corta y es bastante trepidante. Puede que los capítulos finales fueran un poco más precipitados, no sé… como enseguida empecé a ver la siguiente temporada la verdad es que no me dio mucho tiempo a pensar en cómo había terminado esta.

Haciendo memoria, pues bueno, recuerdo que lo pasé bastante mal con la temporada en general, más que nada por la sensación constante de peligro de… bueno, no lo diré. ¡Anti spoilers! Pero en coherencia con lo que ocurrió al final de la temporada anterior, en los primeros capítulos nos vamos a encontrar a los hermanos bastante preocupados por salir del paso una vez más. ¿Lo consiguen? Bueno, no voy a decir nada, pero el final es demoledor. No me quiero imaginar la sensación de quien estuviese siguiendo la serie «al día» y tuvo que esperar meses hasta que empezara la siguiente (yo ya voy por el 4×05, pero no quiero apurarlos muy rápido… al fin y al cabo, ahora va a empezar la 6ª y no me queda tantísimo).

Como decía, en la temporada la trama avanza contrarreloj, y mientras los hermanos luchan contra el tiempo que se acaba, se van encontrando con más casos «normales», pero también con algunas situaciones relacionadas con cierto trato en cierto cruce de caminos.

Como en las otras temporadas, comentaré un poco superficialmente los personajes que más aparecen, aparte de los hermanos:

– De nuevo Bobby Singer (interpretado por Jim Beaver) tiene una presencia continuada. Si en la segunda temporada lo vimos bastante, en esta tercera creo que su presencia es aún más constante si cabe. Como ya dije en su día, el personaje me cae genial y me ha encantado que les hiciera un poco de compañía a los Winchester. Además, durante la temporada vamos conociendo más detalles de su (oscuro) pasado.

– En esta temporada aparece por primera vez Bela Talbot (interpretada por Lauren Cohan), una especie de cazadora atípica que persigue por encima de todo obtener beneficios económicos de sus cacerías. Sería algo así como el personaje que es todo interés y parece que no tiene corazón. A lo largo de esta tercera temporada vamos sabiendo más sobre ella, su procedencia y sus motivos para hacer lo que hace. Y bueno, durante la temporada le fui teniendo cada vez más manía, así que supongo que al final quedé bastante contenta, jurjur.

– Un demonio con apariencia de chica, Ruby, empieza a acompañar a los hermanos Winchester. ¿Por qué? Pues se explica durante la temporada, pero aparece echando una mano a los hermanos. La cuestión es por qué les ayuda un demonio, sabiendo que básicamente ellos se dedican a exterminar seres como ella. En fin, forma parte del giro radical de la serie… este personaje me cayó bastante mejor que el de Bela, sobre todo por su naturaleza ambivalente y porque hasta los últimos capítulos me tuvo intrigada.

También aparece algún que otro personaje crucial pero bueno, no daré nombres ni hablaré ya de la trama, por si acaso cae por aquí alguien que no haya visto la tercera y lee cosas sin querer.

En resumen, una temporada tan buena como las otras, aunque quizá un poco «de transición», y que prepara el terreno a la perfección para la tremenda cuarta temporada (lo que he visto hasta ahora me está encantando, quizá menos el 4×05, que vi hoy). Como siempre, el coche es magnífico, la música de un buen gusto que ya lo quisieran los que van por la calle con los altavoces del coche a todo volumen, y Dean Winchester conserva todo su carisma. Me encantó ese capítulo que de alguna manera hace homenaje a la peli «Atrapado en el tiempo». ^^

Para despedir la entrada, una canción muy mítica de la serie (y de Kansas, claro, que para eso es suya).

Carry on my wayward son,
For there’ll be peace when you are done
Lay your weary head to rest
Now don’t you cry no more

(Ojo, el vídeo es de imágenes de la tercera temporada y tiene mega spoilers…)