Fase 2 de la campaña DeoDry

Igual recordáis una campaña que posteé una vez sobre unos desodorantes que me habian enviado. La verdad es que, todo sea dicho, me han ido muy bien, con todo el calorazo que hace no transpiro nada de nada, ni huelo mal… ¡y ya es decir porque como digo, este sol no perdona! Pero bueno, aparte de tener que publicar una entrada comentando el tema del desodorante, cuando la colgué me comprometi a incluir una encuesta en el blog. Encuesta que puse y que dio sus resultados.

En la encuesta, había preguntas realmente curiosas, como en la pregunta 1: ¿Qué te hace sudar?. Y podríamos pensar en qué es, aparte del calor (sin ser malpensados xD). Pues con un 48% ganó la opción de llegar a casa después de una fiesta y darse cuenta de que hemos estado poco menos que apestando a nuestros amigos y conocidos. Sudores fríos a posteriori ¿verdad?

En la pregunta 2, se nos preguntaba qué motivos podríamos tener para estar de los nervios durante la jornada laboral, y en este caso ganó con un 74% la opción de haber olvidado echarse desodorante antes de ir a trabjar. En mi caso es totalmente cierto.

La pregunta 3 contempla este escenario hipotético en el que nos quedamos sin desodorante en el trabajo. ¿Qué hacemos? Pues están bastante igualadas las opciones de salir corriendo a comprar uno o moverse poco para que no se note. Cerca de mi trabajo no hay sitios para comprarlo, así que ya sé que hacer. En la pregunta 4 se nos pregunta si alguna vez… hemos utilizado desodorante de un compañero (sorprendente 26%, pueff), ha ganado el echarse alguna vez desodorante por tener los pies o manos sudados (49%), y en últmo lugar queda el haberse aplicado el desodorante probador de una tienda (doble puefff)

Pregunta 5. ¿Qué hariamos si un compañero tiene olor corporal fuerte? Pues ajo y agua. Resignarse es la opcion ganadora, parece que somos muy sufridos… aunque yo estuve en un trabajo en el que el jefe le llamo la atención a un hombre por oler mal. Es que sí, realmente olía muy mal, y además tenía pinta rara, pero eso es otra historia.

Pregunta 6. ¿Qué es lo que más nos importa de un desodorante? Pues todo… fragancia, diseño, que no lleve sales de aluminio, pero sobre todo, que sea eficaz. Lógico, ¿no?



Y hasta aquí mis comentarios sobre la promoción. Espero que os haya resultado entretenido este post.

bpxt_ig=»ligne03_03.gif»;bpxt_ib=14963;bpxt_ic = «167»;

Deja un comentario