Reseñas de libros leídos en 2010 (4): Earthbound, de Richard Matheson

Autor: Richard Matheson
Título: Earthbound
Número de páginas: 223
Editorial: Tor
ISBN: 0-765-31171-2

Este libro no está traducido al castellano, bueno, lo digo porque quería leer el libro y no me quedó otro remedio que hacerlo en inglés. De este libro van a hacer una peli, me enteré el otro día y la verdad es que me alegro pero a la vez me da un miedo tremendo porque es posible que salga un truño considerable como pasó con The Box.

El argumento del libro es sencillo. Estructurado en días, narra en tercera persona y desde el punto de vista de David, el protagonista, lo que ocurre cuando él y su mujer, Ellen, van a pasar unas vacaciones a una casa que han alquilado al lado del mar. Ocurre que llevan muchos años casados, están pasando por una crisis en su pareja y esperan, con estas vacaciones que emulan las de su luna de miel, arreglar la situación.

Pero como no podía ser de otro modo, las cosas se tuercen… ¡y cómo!

En la portada, que es la misma edición que tengo yo, lo describen como «Una historia de fantasmas erótica«… y bueno, supongo que podría describirse así. Matheson hace un retrato magnífico y detallado de un matrimonio en crisis, y más aún, de la personalidad y los esfuerzos que hace un hombre para superarse a sí mismo y ser más fuerte que sus instintos. No quiero contar nada del argumento así que no contaré más.

El libro, como todos los de Matheson, está bien escrito con un estilo sencillo y ameno, que hace que las páginas vuelen entre los dedos y se pase un buen rato leyéndolo. La estructura y división del libro en días le da una dimensión más «real», y hace que eventualmente sea aún más fácil adaptarlo al cine cuando toque.

Los personajes están bien dibujados… concretamente, podemos encontrar 5 personajes, contando a un secundario con muy poca relevancia. Imaginaos entonces qué grado de profundidad tiene la novela a la hora de acercarnos a los protagonistas. Como he dicho, sobre todo a David.

Resumiendo, un libro de estructura sencilla pero muy interesante y que puede dar que pensar. Terror clásico con un tinte erótico, una buena historia de fantasmas.

Y para terminar, pongo aquí lo que sería la primera página y media del libro. Of course, traducida por mí. ;D

JUEVES 


Llegaron a la casa un poco después de las cuatro esa tarde. David aparcó el coche delante de ella, y él y Ellen se sentaron en silencio, mirando los listones descoloridos del lateral, sus mosquiteras desgarradas y oxidadas, y sus ventanas veteadas de mugre. Finalmente, David dijo: — Me pregunto si Roderick y Madeline nos están esperando.

Ellen le contestó con un sonido casi imperceptible, pero si era de diversión o angustia – o ambos – David no podía decirlo. Se giró hacia ella y sonrió consolador. — ¿Quieres probar con otro lugar? —preguntó.

Ella le miró con sorpresa. — Pero el agente inmobiliario nos dijo que no había otro lugar –dijo.

— No, aquí no.

La expresión de ella se hizo más grave. — ¿No en Logan Beach?

— Quiero decir… — David gesticuló sin objetivo— mejor que quedarnos en un lugar que no te gusta. — Consiguió esbozar otra sonrisa—. Sólo sería para las noches —dijo—. Pasaríamos los días aquí.

Ellen asintió vagamente, mirando la casa de nuevo. Realmente no podrían pasar los días allí, David lo sabía; si no era por nada más, sería porque era demasiado frío. Desplomándose hacia atrás, soltó las manos del volante y se giró hacia el latido amortiguado del oleaje. Extraño que este lugar hubiera sobrevivido cuando el otro no lo había hecho; simplemente, estaba demasiado cerca del agua.

— Una lástima que la otra casa haya quedado destruida —dijo.

Ella contestó en voz baja. —Es una lástima.

David la miró, intentando evaluar su expresión. Había dolor en ella, ciertamente; decepción. ¿Había, también, resignación?

— No estoy intentando cambiar el plan —dijo—. Es sólo que… bueno, hemos recorrido un largo camino. Sería una pena quedarnos en un lugar que nos deprime.

Ella lo examinó con preocupación. — ¿A dónde podríamos ir? —preguntó.

—Oh —Él se encogió de hombros—. Estoy seguro de que hay lugares por toda Sound. Podríamos…

Se interrumpió cuando Ellen sacudió la cabeza con determinación. —No —dijo—. Estoy segura de que esta está bien. Ni siquiera hemos mirado dentro y ya estamos condenándola. —Sonrió—. Vamos, echemos un vistazo.

4 comments

  1. Pues parece tan interesante como cabía esperar tratándose del Maestro Matheson.

    No he querido ni leer lo que has traducido que se me pondrán los dientes largos y mi inglés (de momento) no me da para leer libros ;D

    Un beso!

  2. BELLE, ya ves, la avaricia hace cosas mú malas. ;D

    ALCORZE, no, hombre, con ese cachito no creo que se te pongan los dientes largos. Y creo que el inglés es muy asequible en este libro. Todo sería intentarlo ¿no?

    SAQYSAY, pues saludos para ti también!!

Deja un comentario