El futuro de la cultura según Stephen King

¿Qué es lo próximo en la cultura popular?

Stephen King habla sobre el futuro del entretenimiento – películas, television, libros e incluso la radio están evolucionando rápido, pero los cambios no son para major.

Artículo publicado en EW el 14 de septiembre de 2009, escrito por Stephen King y traducido por Sonia Rodríguez

Porque me encanta la cultura sobre la que escribo, estas columnas normalmente son benévolas. Esta vez no. Están teniendo lugar tremendos cambios en la industria del entretenimiento, y estos cambios cada vez se aceleran más. Hacen que surjan preguntas serias sobre el futuro de la cultura popular. Aquí hay unas pocas de las más importantes.

¿Qué va a ocurrir con los libros?
Las descargas de libros electrónicos sólo representan un 1.5% del mercado total… pero eso ocurrió también con los CDs, y si has comprado un vinilo de verdad últimamente, estás es una compañía muy selecta. Mientras escribo esto, los libros de tapa dura más vendidos tienen establecido un precio como e-book de cerca de 10 dólares, pero si creéis que los vendedores de e-books como Amazon y Sony están sacando beneficio, podríais estar equivocados. Eso es porque el producto se vende barato por la misma razón que los traficantes de droga venden el productor barato, por lo menos para empezar: para engancharte. Y si os parece una comparación dura, entonces no entendéis lo que cualquier lector de Harry Potter y Crepúsculo sabe: las buenas historias son droga. Me encanta mi Kindle, pero parece que ha sido (hasta ahora) acogido con cautela por las grandes editoriales y empresas de edición. Si el e-book saca a esos tipos fuera del negocio (o incluso los relega un semi-retiro), ¿qué ocurre con la calidad? Y ya puestos, ¿quién paga los adelantos? Nadie con quien haya hablado puede responder a estas preguntas.

¿Qué es lo que va a reemplazar a la radio de rock&roll?
Puedo atestiguar personalmente que está en soporte vital, porque poseo una emisora de radio (WKIT en Bangor, Maine) y veo los balances. Si se me permite ser vulgar, los ingresos por anuncios van como el culo. Y esto es verdad sea cual sea el formato de rock: pop, antiguo, heavy metal, un-poco-de-todo (es lo que creo que es Doobie Brothers Radio). Ahora mismo los únicos que pagan las rentas de la radio son charlatanes de derechas como El Rushbo. Si no hay radio de rock&roll, ¿quién va a descubrir a los grandes nuevos artistas que harán que griten las niñitas? ¿Dónde están los DJs como Cousin Brucie… o Carroll James de WWDC, a quien se atribuye haber puesto “I Want to Hold Your Hand” por primera vez en América? ¿Cómo de importantes culturalmente son las parloteantes “personalidades” que hacen bromas telefónicas y programas para cuando vamos conduciendo? Expongámoslo de este modo: en lo que a mí respecta, podéis coger a Opie y a Anthony y darles por donde no brilla el sol.

¿Qué ha ocurrido con las películas americanas serias?
Lo pregunto porque las mejores, como ‘The Hurt Locker’, no consiguen ya un estreno grande, mientras que la película idiota ‘Transformers 2’ de Michael Bay se estrenó en 4.200 cines. Eso es mucho espacio ocupado por los efectos especiales y los bonitos pechos de Megan Fox. Y considerad esto: el presupuesto de ‘Locker’ fue de 11 millones de dólares. Es el trabajo de un genio. ‘La Venganza de los Caídos’ tuvo un presupuesto de aproximadamente 20 veces eso, y es una basura de trabajo. ¿Decís que el público decide? Bien, no tengo problemas con eso, pero ¿cuándo fue la última vez que visteis alguna película que haya permanecido en vuestra mente una semana o un mes después? ‘La duda’ tiene cerca de un año ya. ‘El Luchador’ de Ditto y ‘El Lector’. Después de haber revisado agendas de producción, os puedo decir que no hay ninguna como esas en el horizonte… pero podéis apostar vuestro resguardo de la entrada a que habrá próximas aventuras para los Transformers y los G.I. Joes.

¿Puede sobrevivir la televisión?
Simplemente basándome en el hecho de que la NBC está dedicando cerca de una cuarta parte de la programación del prime-time a Jay Leno mientras que el cable continúa produciendo entretenimiento de verdad como ‘Damages’, ‘Burn Notice’, y ‘Breaking Bad’, tengo que dudar. Aquí tenéis un pequeño ejercicio: La próxima vez que veáis vuestro programa favorito de televisión – el último para mí fue ‘Harper’s Island’ – mirad los anuncios en vez de ir a por unas patatas fritas. Daos cuenta de cuantos de los anunciantes que antes tenían grandes nombres, han sido reemplazados por charlatanes que venden aparatos de ejercicio, perchas maravillosas, y quitamanchas milagrosos. Luego preguntaos a vosotros mismos cuánto puede haber bajado la prima por anuncios, si estos raritos pueden permitirse comprarlo.

¿Qué debemos temer?
Simple: Dado que ahora mismo no hay reemplazos adecuados para la calidad que parece estar desapareciendo – para el entretenimiento que realmente nos emociona. Cuando la basura hace salir a la clase, nuestros gustos se vuelven más ordinarios y la vida de la imaginación se empequeñece.

¿Y cuando el buen material se haya ido?
No volverá, hijo. Eso es lo que realmente me da miedo.

Deja un comentario