El perrito tenía dueño

Pues sí, para que veais para qué sirve lo de ponerle el chip a las mascotas. Esta tarde he ido al veterinario, y sí tenía chip, así que han localizado al dueño y le han dado mi teléfono. Me ha llamado y vendrá mañana a buscarlo.

Así que ha terminado bien ¿no? Sólo espero (y así se lo diré) que la próxima vez tenga más cuidado con su perro para que no muera atropellado.

PD: Se llama Kong… ¡qué cosa más fea de nombre!

Deja un comentario