Peliculillas, peliculones, bodrios descarados (VII): Dolan’s Cadillac

Ficha de la película:

Año estreno: 2009
Director: Jeff Beesley
Guionista: Stephen King (novela) y Richard Dooling (guión)
Género: Thriller
Intérpretes: Christian Slater (Jimmy Dolan)
Enmanuelle Vaugier (Elizabeth)
Wes Bentley (Robinson)
Aidan Devine (Roman)
Grez Bryk (Chief)
Karen LeBlanc (Delta)

SINOPSIS: El Dolan del título es Jimmy Dolan, un mafioso de Las Vegas interpretado por Christian Slater. Dolan se dedica al negocio de la trata de mujeres, y cuando uno de sus camiones tiene un problema, se ve forzado a hacerse cargo de la situación. Pero cuando lo hace, asesinando a todos los implicados, la profesora Elizabeth (Emmanuelle Vaugier) está de paseo a caballo y lo ve todo. Escapa, pero antes se le cae el teléfono móvil, medio por el cual los secuaces de Dolan son capaces de identificarla y localizarla rápidamente. Ella y su marido, Robinson (Wes Bentley) acuden al sheriff local, donde no les hacen demasiado caso, y posteriormente al FBI, que los pone bajo protección mientras comienza la investigación sobre Dolan. Aún así, pronto los encuentran y Elizabeth es asesinada por el segundo de Dolan, Chief (Grez Bryk). Robinson no se lo toma nada bien y empieza a ver como su vida degenera en una espiral de alcohol, pastillas y pensamientos autodestructivos. Sólo puede pensar en vengarse, y empieza a vigilar los movimientos de Dolan. Descubre que éste efectúa siempre el mismo viaje de Las Vegas a Los Angeles, el mismo día de cada mes, por la misma carretera. Su medio de transporte es un Cadillac SUV, un coche monstruoso a prueba de balas. Y a Robinson se le ocurre un plan maestro para vengarse.

TRAILER DE LA PELÍCULA

Pues bueno, esta película está basada en material de Stephen King. He leído malas críticas por Internet por decir que el material es deficiente, o incluso que es malo. El relato de Stephen King, desde luego, no es para nada malo. Es un relato, y dejadme hablar de memoria porque hace mucho que lo leí, que está contado desde la perspectiva de Robinson, mucho más centrado en la psicología de su personaje, en la evolución de éste desde el comienzo de la historia (cuando es un pacífico maestro de escuela) hasta el final (un ser amargado y medio enloquecido por el dolor y la sed de venganza). Quizás para empezar esta crítica, la película peca de pasar de forma un tanto superficial sobre este tema. Como iba diciendo, una peli de aproximadamente hora y medio a partir de un relato, supongo que es algo difícil porque el material fuente es el que es, y por definición es escaso (ahora no recuerdo el número de páginas del relato pero como se ve en la sinopsis, la idea es más bien sencilla).

Sobre la película y como está hecha, pues bueno, para ser una película hecha directamente para el mercado del DVD, no está tan mal como esperaba. Sobre temas de cine, como la buena o mala dirección, no puedo opinar porque no tengo ni idea del tema, pero sí puedo decir que creo que faltó iniciativa para rodar la película. Quiero decir, que parece bastante o demasiado fiel al material, aunque con algunos pequeños añadidos, y que la forma de rodarlo quizás es demasiado plana.

Sobre las actuaciones, qué decir. Aunque no se puede decir que los actores sean malos, se puede ver como desgana en la forma en que actúan. Por ejemplo, el protagonista, Wes Bentley, se pasa con la misma cara toda la película. Da igual que esté desayunando, maten a su mujer o esté trabajando a más de 40 grados bajo el sol… el tío no altera su expresión. No me suena de haberlo visto en otras películas, pero desde luego en esta no se luce precisamente por su interpretación. Emmanuelle Vaugier tampoco lo hace de forma especialmente destacable, aunque no llega a la inexpresividad de Bentley. Y los secundarios (pues todos menos él, ella y Slater son secundarios), pues tenemos de todo, desde los que prácticamente tienen una sola frase (como la chofer de Dolan), hasta el secuaz Grez Bryk, el secundario más importante, que lo hace medianamente bien en su papel de matón chungo y de pocas palabras. Pero en general, dejan bastante que desear, no sé si porque a veces los planos y la manera de filmar son tremendamente malos (se me viene a la memoria la charla que tienen con el sheriff) o porque los actores son deficientes o regulares.

Mención aparte merece Slater, que está tremendamente sobreactuado en su papel de malo que no para de poner carantoñas y pronunciar frases rimbombantes. Aunque cuando uno se acostumbra a su histrionismo, puede llegar a hacer gracia y todo.

En resumen, la peli es bastante mediocre pero se hace entretenida, sobre todo para quien no sepa en qué consiste la venganza de Robinson. La parte en la que ejecuta su plan (con esas conversaciones a gritos, ejem) se puede hacer un poco surrealista, pero bueno. En resumen, para pasar el rato, y no tan mala como esperaba. Se deja ver y no se hace pesada. Como adaptación del relato, pues supongo que bastante buena y fiel.

Deja un comentario