Donde residen las alegrías: artículo de Stephen King (14/08/09)

Donde residen las alegrías

14 de agosto de 2009

Por Stephen King


Cuando la compañera columnista Diablo Cody remarcó su poca afición por las películas de verano, me dieron ganas de correr hacia donde estuviera para darle un abrazo y chocarle los cinco, porque pienso exactamente del mismo modo. Aborrezco las comedias románticas que se toman a la ligera la naturaleza humana, y evito dibujos animados sobre tiernos animales que hablan (Ratatouille es la excepción que confirma la regla). ¿Y superhéroes? Ya he llenado mi cupo, gracias. Una vez has visto The Dark Knight, la película original de Spiderman, y Watchmen (demasiado larga, pero visualmente Hermosa y temáticamente ambiciosa), el resto sólo es relleno inyectado con testosterona.


Seré un espectador hasta el día que muera, pero entre mediados de mayo y finales de agosto, frecuento el videoclub y vuelvo a mis viejos amigos. Aquí hay 20 que nunca decepcionan. Los comentarios son breves porque el espacio está limitado; básicamente lo que estoy diciendo es que confiéis en vuestro tío Stevie.


20: White Heat [Calor blanco] está protagonizada por Jimmy Cagney como un estafador con el gatillo flojo que sufre migrañas y complejo de Edipo. Enemigos Públicos de Michael Mann parece aburrida en comparación.


19. En Mr. Peabody and the Mermaid [Domador de sirenas], William Powell pesca una sirena mientras está de vacaciones con su mujer y la guarda en su bañera. Divertida y dulce.


18. Point Blank [A Quemarropa] es un thriller de John Boorman que protagoniza Lee Marvin como un muro andante de venganza. Como un sabio espectador apunta en IMDB, “¡Nadie golpea la entrepierna como Marvin!”


17: Titanic: Venga, podéis reíros. Mi corazón, aún así, seguirá adelante.


16: Saturday Night Fever [Fiebre del Sábado noche] presenta el baile loco y guay de John Travolta y la moda hilarante de los setenta. Además de las voces agudas y de pito de los Bee Gees.


15: Curse of the Demon [La noche del demonio] es una versión más antigua (1958) y más tranquila de Drag Me to Hell. Poco presupuesto, efectos especiales muy sencillos… y aún así terrorífica.


14: 1941 de Steven Spielberg es una magnífica comedia chiflada repleta de secuencias fantásticamente visuales. Ponédsela a vuestros hijos y mirad como se quedan con la boca abierta.


13: Cujo todavía da miedo, y es una película con resonancia real. Sigo enfadado porque Dee Wallace no consiguiera una nominación al Oscar por su retrato de la mamá que se convierte en tigresa cuando la vida de su hijo se ve amenazada por un perro rabioso.


12: The Caine Mutiny [El motín de Caine] presenta a Humphrey Bogart en su mejor papel, como el capitán Queeg de ojos huidizos.


11: La versión original de The Thing [La Cosa] era temperamental y atmosférica, pero prefiero el llamativo remake de John Carpenter con Kurt Russell (1982)


10: Dr. Strangelove: “Caballeros, ¡no pueden pelear aquí! ¡Esta es la Habitación de la Guerra!” ¿Necesito decir más?


9: Bring Me the Head of Alfredo Garcia [Traigánme la cabeza de Alfredo García]: Warren Oates como el tipo malo de poca monta más nefasto y con más agallas de todos los tiempos. Este es el equivalente cinemático de Meridiano de Sangre de Cormac McCarthy.


8: Kiss of Death es mi película de género negro favorita. Richard Widmark interpreta a un criminal que dispara a la gente en la barriga “para que puedan rodar durante un buen rato reflexionando”.


7: Die Hard [Jungla de Cristal] ha sido imitada a menudo pero nunca duplicada. Willis bien, Rickman mejor. Yippe-ki-yay, hijo de puta.


6: The Blues Brothers: Aykroyd y Belushi, todavía son guays con gafas de sol. Y la música tiene mucho ritmo.


5: The Blair Witch Project: Ahora que todo el hype ha terminado, podéis revisitar esta obra maestra de bolsillo y maravillaros de cuán terrorífica es. Imposible decir por qué funciona, pero lo hace.


4: The Wild Bunch [Grupo salvaje]: Fácilmente el mejor western que se ha hecho nunca. Sam Peckinpah puede haber conseguido más honestidad y valor de sus estrellas de Hollywood que cualquier otro director de la historia.



3: Sling Blade [El otro lado de la vida] todavía toca mi corazón después de una docena de visionados. El retrato de la vida en una pequeña ciudad es dulce, y el retrato de Billy Bob Thornton de Karl Childers es bello.



2. y 1. Hombres desesperados con nada que perder circulan en un convoy de camiones a través de la selva de Sudamérica. Su carga es dinamita podrida que exuda nitroglicerina, un material tan inestable que el menor golpe puede explosionarlo. El original, Wages of Fear, está considerada como una de las películas más importantes de la era moderna, pero tengo una preferencia secreta por Sorcerer [Carga maldita], el remake de William Friedkin. Roy Scheider ha tenido dos grandes papeles: el Jefe Brody en Jaws [Tiburón] y Jackie Scanlon en Sorcerer. Estas películas generan suspense con una simplicidad hermosa.



Id y mirad algunas de estas. Y si perdéis esta oportunidad veraniega, siempre quedará el próximo verano. O, demonios, este otoño.

Publicado originalmente en EW

Traducción a cargo de Sonia Rodríguez


Deja un comentario