Error 403, o … ¡mierda, no puedo entrar en mi blog!

Estaba yo anteayer, o sea, el viernes, navegando por internet por la tarde-noche, cuando ya Carlos se había ido a trabajar, y cuando intenté entrar en mi blog ¿qué me encuentro? Que no puedo entrar, y me sale este (aterrador) error.

Este no es un pantallazo mío, sino de otra persona, y de otra fecha. Sirve para dar una idea de que es un problema que, aunque no es habitual, sí puede ocurrir alguna vez, sobre todo a los que hacemos un uso más o menos continuado de Blogger.

Que conste que cuando me pasó a mí, a pesar de ser un problema en teoría de Google (o mío con Google, vamos) sí podía realizar búsquedas. Lo único qu eno podía hacer era acceder a ninguno de los blogs que suelo seguir (probé para ver que no era sólo el mío), así que me preocupé un poco pensando que en mi ordenador habría algo «malo» que Google detectaba como si fuera un virus, o yo que sé, según el texto, podría ser que algún tipo de malware estaba haciendo uso de mi IP para alguna cosa o algo así.

Así que lo primero que hice fue actualizar mis programas de protección, que tengo que confesar que tenía un poco abandonados (si es que nunca me pasa nada ni suelo tener problemas con virus ni cosas de esas… toca madera!). Lo siguiente que hice fue borrar las cookies, e intentar entrar desde tres navegadores diferentes, o sea, aparte del que utilizo habitualmente (el Firefox), el Explorer y el Opera. Nada, lo mismo… una mierda. Después, borrar las cookies, por algo que leí por ahí. Nada.

Lo siguiente fue encontrar (no sé como), esta especie de foro de problemas técnicos de Google.

Ahí ya me tranquilicé un poco, porque vi que era un problema generalizado, y por lo tanto, no mío en particular, sino de muchos usuarios.

Pero también me desesperó comprobar (aunque no llegué a postear nada), el comportamiento normal en los foros en general, que se acentúa en los foros de ayuda o soporte técnico. Pongo ejemplos para dejar claro de qué hablo.

Había un usuario llamado laura2, que al parecer, aunque no trabaja en Google, tenía información de primera mano para mantener informada a la gente. Pues bien, en vez de limitarse a tener algo de paciencia, pues el problema duró, como mucho, un par de horas, la gente empezó a arremeter contra ella, a poner en duda lo que decía, y a prácticamente amotinarse y tener una falta de educación impresionante.

Y por no hablar del típico despistado, que no sabe ni donde está, que entra en un sitio a buscar información y no se lee más que el título del hilo y como mucho el primer mensaje del mismo.

Y después de algo como esto (de la tal laura2):

Copio y pego:
gatsby (Google Employee)
Update:
Like Twitter and Facebook and other services this last week, Blogger is currently under a significant DDOS attack, and the 403 messages are a temporary prevention put in place to try to squash the attack.
We’ll keep you posted. Thanks for understanding!
-Gatsby

Entra uno, dos mensajes más abajo:

Hola, tengo el mismo problema. Estaba revisando mi blog y me apareció el mensaje. He vaciado las cookies, pasado dos antivirus distintos, mi historial y nada, sigue saliendo el mismo mensaje de error, espero que lo soluiconen pronto. Ignoro si debo dirigirme a alguien en concreto. Por favor, si alguien sabe algo más que avise.

Cinco o seis mensajes más abajo:

Yo tampoco puedo acceder a mi blog…….. desde hace horas está bloqueado.
¿QUÉEEEEEEEEEE HAGO?

¡Coño, qué gente! ¿Por qué no os leéis un par de mensajes más arriba, que allí lo pone? Esta es una actitud que me revienta un poco, llegar a un sitio, no «escuchar» (leer) nada de lo que se ha expuesto, y hacerse el tonto (o serlo) lo bastante como para hacer la pregunta de nuevo. En plan «explicadme desde el principio, que aunque vosotros llevéis horas hablando del tema, YO acabo de llegar». En fin.

Pues nada, en resumen, si os sale este mensaje, normalmente será un problema de Google, no vuestro, porque en esta ocasión al menos, fue una medida más o menos preventiva, cerrar el acceso a determinado servicio (Blogger) ante un ataque externo que nada tenía que ver con los usuarios.

¿Que Google tiene nuestra dirección de correo electrónico y podía haber avisado? Pues sí, la verdad.

Deja un comentario