Libros leídos en 2009 (XIV): Juego de Tronos, de George R.R. Martin


Este libro lo empecé a leer debido a las buenas críticas que había visto por ahí y tal… en el ka-tet. Bueno, seamos sinceros, lo empecé porque Carlos se lo había devorado en poco tiempo, no hace mucho. Y un día, hace poco le dije «he terminado con lo que estaba leyendo, recomiéndame algo, ya que siempre te quejas de que no hago caso de tus recomendaciones», así que me dijo que lo podía intentar con éste, que él pensaba que me podría gustar y que lo intentara. Aunque nunca me ha tirado mucho la vertiente fantástica de la literatura, probé.

Tengo que decir que este libro me absorbió. Forma parte de una saga todavía inconclusa (Canción de Hielo y Fuego), siendo la primera entrega Juego de Tronos (éste) al cual siguen Choque de Reyes, Tormenta de Espadas, Festín de Cuervos y A Dance With Dragons (todavía sin publicar en español). Dentro de un tiempo me leeré la segunda parte, que ya tenemos en casa (en realidad tenemos hasta la tercera). En España ha sido publicado por Gigamesh, una editorial que tiene tienda aquí en Barcelona. El tercer libro es el que más caro hemos pagado (42 euros tapa dura, pero es muy gordo!). También hay que decir que Gigamesh ha hecho un buen trabajo pues las ediciones, tanto en duras como en blandas, son muy cuidadas y bonitas, y el trabajo de traducción es bueno salvo algunos errores más o menos normales. Es curioso por ejemplo como tiempos en pasado del tipo de «llamó», «rió» o cosas por el estilo, carecían sistemáticamente de las tildes correspondientes.

En cuanto al argumento, es fantasía épica pura y dura. Caballeros, luchas de espadas, princesas y príncipes, problemas de sucesión al trono, rivalidades entre casas… Todo gira en torno a un mundo enorme que se divide en «Casas», en el sentido de que el territorio se reparte así. Lo que hay más al norte es Invernalia, la tierra de los Stark (es la casa protagonista, porque vamos siguiendo lo que le ocurre a sus componentes), más al norte está el Muro, y más allá, el Bosque Encantado. Hacia el sur hay otras casas, como por ejemplo los Tully (una de las hijas vive en Invernalia), o los Lannister. La trama comienza cuando el Rey le pide a Eddard Stark que sea su Mano, la Mano del Rey (se dice que el Rey caga y la Mano limpia su mierda, ésa es una de las frases divertidas del libro), y se traslade con él a la Corte. No contaré más porque, además de ser bastante complicado, no quiero desvelar detalles.

El libro está estructurado en algo así como capítulos, pero que en vez de ir numerados o diferenciados de otro modo, vienen encabezados por un nombre. Ese capítulo girará en torno a lo que le pase a esa persona y desde su punto de vista. En ese sentido, tenemos capítulos (si no recuerdo mal) sobre «Tylion» [Lannister] (hermano de la Reina, Cersei Lannister, y apodado el Gnomo), «Eddar Stark» (el Señor de Invernalia), «Catelyn» (esposa de Eddard, y de la Casa Tully), «Jon» (Jon Nieve, apellidado así porque ese es el apellido que se le da a los bastardos en el Norte, y es bastardo de Eddard), «Sansa» (Stark, la hija mayor de Eddard), «Arya» (hija menor de Eddard), «Daenerys» (de la casa Targaryen, exiliada en otro continente). Por lo tanto, la acción se va desarrollando de forma lineal pero ágil, dejándonos a veces con las ganas de saber qué pasará con algo en concreto, y saltando al otro extremo del continente.

Bueno, para qué voy a decir más, el libro me pareció atrapante, me enganchó como hacía mucho tiempo que no me encganchaba con nada, y aunque es fantasía épica, alguien que sea reticente a encontrar magia, magos, y cosas de ésas, no los encontrará aquí. Pero sí encontrará mucho honor, mucha sangre, y multitud de personajes interesantes (tantos, que al final del libro vienen listados con los miembros de cada Casa, para consultarlo en caso de perdernos un poco). La prosa es ágil pero descriptiva, explícita en los momentos duros pero también se recrea en los momentos bellos y apacibles. Sin duda es literatura de la buena, literatura de ésa que hace que, cuando no la estás leyendo, pienses en ella. Eso es todo un mérito y este libro lo consigue.

Un libro genial, muy muy recomendable.

Deja un comentario