Frases o fragmentos con "toque"(II): Nietzsche, Así habló Zaratustra

En realidad tengo muchas frases y fragmentos suyos en mi “libretita”, así que anotaré los que más me llaman la atención ahora mismo.

En realidad tengo una gran deuda con Nietzsche, en mi juventud me dio mucho que pensar el leer sus libros, y supongo que, como cualquier otro libro, pero a la vez más que cualquier otro libro en aquel momento, Así Habló Zaratustra definió en cierto modo algunas maneras de pensar que tengo. Es injusto que algunas personas den mala fama a cosas que dijo, tergiversando frases o deformando pensamientos, pues en realidad el mensaje de Nietzsche es claro y diáfano, al menos para mí. Al leer algunas de estas frases me acordé no sé por qué (porque no tiene nada que ver) de algunos fragmentos ciertamente interesantes de El Arte de la Guerra, de Sun Tzu, pero eso lo dejaré para otro día.

Así que los fragmentos que pongo aquí son de ese libro, Así habló… , otro día pondré más y más largos, hoy estoy algo agobiada y me falta tiempo.

Todavía no eres libre, todavía buscas la libertad. Tu búsqueda te ha vuelto insomne y te ha desvelado demasiado. Quieres subir a la altura libre, tu alma tiene sed de estrellas. Pero también tus malos instintos tienen sed de libertad. Tus perros salvajes quieren libertad; ladran de placer en su cueva cuando tu espíritu se propone abrir todas las prisiones.

——————-

Pero los luminosos, los bravos, los transparentes – ésos son para mí los más inteligentes de todos los que callan: su fondo es tan profundo que ni siquiera el agua más clara – lo traiciona.

——————-

Debemos sujetar nuestro corazón; pues si lo dejamos ir, ¡qué pronto se nos va la cabeza!

——————-

Éste – es mi camino – ¿dónde está el vuestro?; así respondía yo a quienes me preguntaban “por el camino”. ¡El camino, en efecto, no existe!

——————-

Vosotros miráis hacia arriba cuando buscáis elevación, yo miro hacia abajo, porque estoy elevado. Decidme, ¿quién de vosotros puede reír y a la vez estar elevado? El que asciende a las más altas montañas se ríe de todas las tragedias: de las del teatro y de las de la vida.

——————-

Estado se llama al más frío de todos los monstruos fríos. Es frío incluso cuando miente; y ésta es la mentira que se desliza de su boca: “Yo, el Estado, soy el pueblo”.

——————-

Deja un comentario