The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 1 (La saga Crepúsculo: Amanecer Parte 1), de Bill Condon (2011)

Título: The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 1 (Amanecer Parte 1)
Director: Bill Condon
Guión: Melissa Rosenberg (basado en las novelas de Stephenie Meyer)
Año: 2011
País: USA
Duración: 117 min.
Ficha en IMDB: http://www.imdb.com/title/tt1324999/
Reparto: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Taylor Lautner, Anna Kendrick, Peter Facinelli, Dakota Fanning, Ashley Greene, Jackson Rathbone, Nikki Reed, Kellan Lutz, Peter Facinelli, Elizabeth Reaser, Christian Serratos, Billy Burke, Boo Boo Stewart, Sarah Clarke, Michael Welch, Julia Jones, Kiowa Gordon, Alex Meraz, Gil Birmingham

Vaya, vaya, vaya, si parece que estoy un poco temática con esto, después de la reseña del otro día… pues eso, aclarar antes de todo lo demás que había visto las tres primeras pelis (son tres, ¿no? Y aunque hace poco he terminado de leer el primer libro (sí, soy masoca), la verdad es que algunas de las pelis me han resultado entretenidas de puro ridículas, qué le voy a hacer. Así que por afán completista más que nada, he visto esta también, y ahora me voy a despachar a gusto, porque creo que me lo merezco después de dos horacas viendo esta bazofia.

Como no se merecía mi atención completa, mientras la veía fui escribiendo la reseña, lo digo porque quizás se nota un tanto errática y más «crónica de un visionado» que reseña u opinión en sí. Mientras empezaba a ver la peli, y viendo las especificaciones técnicas, me di cuenta de que por delante tenía dos horas de película que prometía ser una pastelada de cuidado (y así fue), encima con un doblaje de pena y una banda sonora que hace llorar al niño Jesús.

Así que, antes de empezar a destripar la peli, voy a aclarar que voy a poner spoilers a saco paco, así que si no la habéis visto aún,  no os habéis perdido nada cuidado, porque voy a contar detalles esenciales. 

Empezamos bien la peli, promete ser una chusta de cuidado porque a los segundos de empezar ya tenemos al hombre lobo ese quitándose la camiseta porque sí. Y ojo, que al ver la peli cómodamente desde mi sofá pero con un archivo de mierda descargado en calidad regulera, pude «disfrutar» de la experiencia de verla en un cine. Esto es, con gente hablando todo el puto rato, risas ante la mínima insinuación de situación «graciosa»… vamos, que se notaba que la grabación se hizo en una sala llena de tías charlatanas que eran incapaces de callarse un segundo para escuchar la puta película. Vamos, que sí, que tenían derecho a comentar lo comentable, pero en voz baja y sin molestar a los demás. Y en cambio ahí las tienes, como cotorras, cada uno de los segundos de las dos horas de peli. Cómo odio los malos modales en los cines. Pero también odio pagar por pelis-truño, así es que… casi me he cabreado como si estuviera allí con ellas, pero al menos me he cabreado gratis.

Pues eso, que encontramos a Bella y Edward haciendo los chorri-preparativos de su boda, con ella probándose taconazos y él en plan llorica (para variar), con pesadillas por parte de ella temiendo lo que pasará después de la boda. Y es que sí, con 18 años Bella se casa porque con los vampiros (o al menos con Edward) se supone que la cosa es muy tradicional y él no quiere hacer ná de ná mientras no estén casados. Y tenemos al padre y la madre de ella, él con la cara de circunstancias de siempre (en plan ¿qué hago en esta peli?) y ella con su personaje insoportable. Se supone que una gran incógnita era ver el vestido de novia de Bella, y bueno, que eso, ya lo hemos visto. ¬¬

Así que bueno, se casan y todo eso, en una escena excesivamente babosa (cómo se nota que Stephenie Meyer es mormona…), en la que seguro que más de una se quedó literalmente pegada a la butaca del cine (ecs), y siento ponerme desagradable… bueno, no, no lo siento, ya está. xD Y en la boda tenemos a todo un elenco de familiares y vampiros rarunos, de esos que no son vampiros… y brindis ridículos, y conflictos familiares (risas histéricas del público femenino), y la pinta horriblemente enfermiza de Edward (¿no creen que exageran un poco su aspecto lánguido y enfermizo de vampiro?). Así que lo típico: momentos emotivos con la familia, momento de conflicto con Jacob (que ahí sigue el tío, dando por saco), y los recién casados se van de luna de miel… ¡a ver si por fin jincan! Eso de casarse sin probar la mercancía… no sé, como que no lo veo.

(Y la banda sonora, qué mala es)

Pues eso, que como Edward es un vampiro y es taaan original, se la lleva por sorpresa a Brasil (qué rompedor). Lo que sigue es una noche de bodas de lo más empalagoso y ñoño que uno se pueda imaginar (oíd, Edward y Bella, ¿que tenéis horchata en vez de sangre o qué os pasa? Qué poco espíritu y qué poca líbido). Y me pregunto qué leches estarían comentando los del público llegados a este punto, yo creo que cacareaban sin decir nada con sentido y ya. xD Y entonces van y se bañan en una especie de playa privada, pero como es antihigiénico o algo hacer guarreridas en el agua, pues van a la cama y consuman su amor o como se llame a eso, que follar no es… buf, puke rainbows. Y bueno, para deleite de las niñas, se ven como varias escenas que insinúan que la luna de miel la pasan entre folleteo y folleteo (eso sí, muy light), parando nada más que a comer. Y así, tras partidas de ajedrez (¿ajedrez, en serio?), polvetes y chorradas varias, tenemos ya a Bella embarazada, visiones de lo que ocurre paralelamente a Jacob (que claro, tiene los huevos llenos y todo eso y está de una mala hostia de flipar)… y bueno, que algo parece no encajar del todo. La lánguida Bella empieza a vomitar, tener mucha hambre, ese tipo de cosas. Vamos, que no es una sorpresa para nadie pero está embarazada. Claro, no se les ha ocurrido nada mejor que no utilizar protección, ¿para qué? xDD Pero bueno, que por suerte con la noticia se acaba la luna de miel y vuelven a la historia… digo, al continente.

Y total, que ante el peligro inminente de un embarazo, hay dos posturas diferenciadas. La de Edward, que dice que hay que sacar a esa «cosa» antes de que dañe a Bella; y la de Bella, que parece tomarle apego enseguida a la criatura (nunca mejor dicho lo de criatura xD)… vamos, que aún sin haber leído el libro, se puede saber que esto es un panfleto antiabortista como que me llamo Sonia. ¿Ya he dicho que la panoli de Meyer es mormona? Luego esta discusión se repite, y mientras la salud de Bella empeora por momentos, todos discuten sobre el tema y finalmente, bueno, aborto malo.

Vale, recapitulemos ahora que llevamos una de las dos horas de peli. Bella y Edward se casan, se van de luna de miel, ella se queda embarazada y parece que se pone enferma con el embarazo. Y con eso hemos pasado una hora (¡una hora!).

Después viene una especie de conciliábulo donde los lobos se reúnen para debatir lo que ocurre. Parece que al menos los efectos especiales para crear a los lobos han mejorado un poco, y son algo más respetables que en su primera aparición (no demasiado, todo hay que decirlo). Y sigo diciendo, cuando se ven solo los lobos, destaca aún más lo chapucero y penoso del doblaje y la música. El horror.

Y luego vienen las típicas escenas de «alianza entre machos» para proteger a Bella, algunas escenas de tensión, otras de gore implícito (como cuando dicen que el feto está rompiendo los huesos de Bella), de familia preocupada con Jacob incluido, de refresco de sangre, etc. Lo que yo me pregunto es si para caracterizar a Bella como bicho-palo flaco y consumido por el crío que lleva dentro, hicieron una buena labor de maquillaje, o simplemente no la maquillaron en absoluto. xD Así que tras una escena de parto de lo más light, donde lo más gore que sale es el «ketchup», pasa lo que tiene que pasar y… c’est fini, continuará y todo eso, cuando precisamente estamos en «lo mejor» (y es que lo menos malo de una película no siempre equivale a bueno, como es el caso).

En fin, que después de este destripe poco más tengo que decir. Incluso teniendo en cuenta que es una película de Crepúsculo, y por tanto tiene una mala calidad inherente, me ha parecido aburrida, hueca y decepcionante. Y ya mejor no hablo de lo que me siguen pareciendo las interpretaciones de parte del reparto, incluso la de alguno al que le han dado uno que otro papel protagonista a raíz del éxito de esta saga (hablo por supuesto del ¿actor? que interpreta al hombre lobo).  Para mí, y siendo totalmente consciente de que es una peli y una saga enfocada al público adolescente, es un insulto a la inteligencia de las fans. En una película en que tendría que haber sangre, sexo y peligro, no se percibe prácticamente ninguno de los tres elementos. Pero bueno, que esta falta de interés y de buena materia prima (formada, para mí, por la tríada interpretaciones-guión-dirección), no parece importar demasiado al público, pues esta película ha sido, como todas las demás, taquillera como pocas lo son. Y pensar que hay cine realmente bueno que no encuentra su público… una pena, porque esta película no tiene acción, tiene diálogos mierdosos, la banda sonora la han puesto con la punta del nabo y está repleta de malos actores y gente que no parece saber lo que hace.

Ah, y uno de los pocos elementos que salvo de esta historia, los Volturis, salen al final un par de minutos, y como quien dice, parece que la escena es un poco para pasar el trámite. Qué desperdicio, como todo lo demás, pero bueno, ver esta peli es una forma de perder el tiempo tan buena como cualquiera ¿no?

12 comments

      • A mi se me hizo largo el rollo boda+rompecamas, pero el asunto preñamiento me pareció majo. No esperaba que llegaran a tanto sinceramente.

        Y podría justificarme, bueno igual no, :p pero que le vamos a hacer, no voy a engañar a nadie, al final me las veo todas igual que me leí los libros y encima los disfruto como un gilipollas. Bastante hago con no hundir mi blog reseñandolas. :p

  1. A mí me gustaron los efectos la verdad… Cuando está toda chupada que da mal rollo. Y veré la última que queda, quiero ver la versión «tía buena vampira» que le dan.

    • Yo coincido contigo. Cuando esta hecha un asco… y ya es difícil pasar de anorexica por defecto,a chupada total, me parece que esos efectos, sobretodo ahí tirada en la camilla, no desmerecen en mucho a lo que le hicieron al capitán américa.

      Ahora lo de tia buena vampira no se yo si lo conseguirán porque esa chica necesita unas buenas alubiadas por via intravenosa. O Morder sangre vasca… una de dos..

  2. Yo la tercera ya no quise verla, y esta menos. Porque los actores principales transmiten menos emociones que un palo. Con haberme leído el libro tuve más que suficiente. Suerte que «solo» son cuatro libros.

  3. Uy qué ganas de verla, por Diosssss. Pero yo es como no veo screeners de esos azulaos ni me gusta el sonido del cine (lo de los bostezos y ronquidos de mi copia de El árbol de la vida fue épico, todo hay que decirlo…) todavía la tengo pending, pero no hay problema, no tengo prisa, total si el Edward ha esperado 100 años para echar un polvo yo puedo esperar unos meses para verlo… Y no es que yo sea Cullen manque pierda, que ahora en invierno soy más de Jacob (pero ¿cómo se te ocurre quejarte del descamise? si eso es lo mejor!!! XD), pero ir a Brasil tiene un significado, pero claro, tú todavía igual no lo sabes, amiga neófita…;p
    P.D.: Los Vulturis son mazo Lannister (mucho lirili y poco larala…).

  4. Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Título: The Twilight Saga: Breaking Dawn Part 1 (Amanecer Parte 1) Director: Bill Condon Guión: Melissa Rosenberg (basado en las …Continuar leyendo »…

  5. Pues yo lo intenté con los libros (llegué hasta la mitad del segundo) y con las pelis (vi la primera hasta el final aunque con varios impulsos de abandono) y mira que a mí me gustan las chorradas de este tipo… pues no hubo manera.
    Me debió pillar demasiado intensa. Me parecen simples, predecibles y de escasa calidad. Ya ves, entre ceja y ceja tengo a estos vampislight.

      • Bueno, yo creo que hay que ver de todo. Cosas buenas y menos buenas… Y también en cierto modo me «obligué» a ver las pelis para poder opinar sobre algo que se ha convertido en un fenómeno de masas. Ya miraré si me voy a otro lado o no, jeje.

  6. No me extraña que el Cullen ese esté descompuesto, un tío que tendrá tropecientos años y por fin se casa se tiene que poner malo por obligación. ¡Es un solterón empedernido!
    Estos libros en adolescentes son tan peligrosos como invitar a Jimmy Jump a la final de la Champions. Son la antesala de frustraciones cuando encuentren una pareja normal (no vampiro) y vean que la vida en pareja no es un mundo fantástico con personajes perfectos.

Deja un comentario