Deadgirl, de Miguel Sarmiento y Gadi Harel (2008)

Título original: Deadgirl
Director: Marcel Sarmiento, Gadi Harel
Guión: Trent Haaga
Año: 2008
Duración: 101 minutos
Página en IMDB: Ver
País: USA
Música: Joseph Bauer
Fotografía: Harris Charalambous


Reparto: Shiloh Fernandez (Rickie), Noah Segan (JT), Candice Accola (Joann), Eric Podnar (Wheeler), Jenny Spain (Chica muerta), Andrew DiPalma (Johnny), Nolan Gerard Funk (Dwyer)

La historia comienza porque unos bandarras de la vida (lo que vienen siendo claros ejemplos de la white trash americana) deciden escaparse y faltar a clase, pero no para irse a tomar unas cocacolas en el bar de la esquina mientras ponen cara de malotes, no. Ellos se pasan un buen rato andando para entrar en un hospital mental abandonado que queda en la quinta mierda. Aquí es donde se empieza a hacer un retrato (acertado o no) de la adolescencia, ese momento tan extraño y ambiguo en el que las personas todavía no son adultos y mucho menos se comportan como tales, pero desde luego, ya no son niños.

Rickie y J.T.

En principio, estos dos de la foto cuando consiguen entrar en el sitio, buscan drogas, se emborrachan con unas cuantas cervezas y rompen cosas – ya se sabe, estos jóvenes… – pero pronto y por casualidad encuentran algo que no esperaban: una mujer atada a una cama metálica y cubierta por un plástico, pero que a pesar de parecer (y además debería de estarlo por las condiciones en las que está) muerta, respira.

¿Qué hace un joven malote y cachondo si encuentra algo así, y además la mujer está en pelotas y de buen ver? Pues hombre, igual lo normal sería desatarla o avisar a alguien, pero en este caso lo que deciden es… bueno, he dicho que están un poco salidos ¿no?

Apetece entrar ¿eh?

A partir de ahí, más que centrarnos en lo que puedan hacer o dejar de hacer, la película trata sobre las reacciones de cada uno, algo así como qué harías si…. Evidentemente, hay un componente de horror y fantástico en el argumento, que no voy a explicar, pero creo que lo esencial aquí es ver cómo se van desarrollando los personajes, qué hacen, qué dicen, por qué lo hacen. Trata sobre lo que consideramos que es humano y lo que no lo es, o sobre como la inercia de los hechos o los grupos en la mayoría de los casos arrastra a cosas peores. Y como el poder o la sensación de poder puede desestabilizar a las personas. También, como dije antes, la película trata de hacer un análisis (muy a su manera, eso sí) del proceso de crecimiento y paso a la edad adulta. Es ese momento en que las personas se dan cuenta de que probablemente muchos de los sueños y aspiraciones que tenían de niños no se cumplirán y bueno, hay quien se lo toma bien y hay quien quiere quemar el mundo. Pues esto es algo así, tenemos la actitud nihilista y la actitud soñadora de que las cosas pueden mejorar, ni más ni menos.

Con una cosa así, ¿qué mejor que llamar a los amigos?

Aparte de lo que es la historia en sí, los personajes están bien desarrollados, sobre todo el de Rickie y J.T., por un lado la voz de la conciencia y por otro lado, los instintos primarios y la maldad más exacerbada (como actor, me pareció que el segundo – Noah Segan – supera con creces al primero, el protagonista – Shiloh Fernandez -). También hay otros personajes, como la chica que le gusta a Rickie, JoAnn, y con la que no tiene ninguna posibilidad, y que proporciona los momentos más ñoños y pesados de la película (pero aún así, necesarios) y con un sorprendente giro al final. Wheeler, el típico amigo bocazas y depravado. Y Johnny y Dwyer, dos tíos del instituto con los que no se llevan nada bien. Y bueno, tampoco voy a contar más que no me gusta reventar historias. Solo digo que todos los actores cumplen, a mi parecer, con sus papeles, y están creíbles.

J.T.

Sobre la ambientación y el entorno, es oscura, sucia y deprimente, lo cual es completamente adecuado para la historia que se trata. Hay una gran parte de la película rodada en el lugar donde tienen a la chica, con algunos exteriores del instituto y la calle, y más interiores de casa de Rickie. La atmósfera es opresiva y casi se puede respirar el aire viciado. Muy conseguido.

Es una película que dista de ser perfecta, incluso si aceptáis la repugnante premisa inicial. Las actuaciones están bien, sí, pero el guión tiene algunos defectos, o eso me pareció a mí. También hay personajes planos. A cambio, y ahora viene lo bueno, me parece una película sucia en el sentido más amplio de la palabra, con otros personajes dibujados de manera brillante (J.T.) y en la que no paran de ocurrir cosas. ¿Quién duda que esto podría pasar llegado el caso, y con personas que vemos todos los días por la calle? Da para reflexionar, y el final también.

8 comments

  1. Uhhhh, veo que ámbas opinamos muy parecido en casi todo o en todo… Noah Segan es lo mejor del film, un completo miserable. Las partes ñoñas a mí también me sobraban, aparte q la tía me caía como una patada en el estómago….
    Y si, es sucia, repugnante, sobre todo en el tema moral y por eso…hay que verla xDDDD
    Ya leí tu crítica de «And soon darkness» y me hace mucha gracia que incluso sin haberla leído nuestras reseñas son muy similares! Y no es la primera vez que nos pasa!

  2. PERSE, será que tenemos una forma parecida de apreciar las pelis, yo te juro que aunque leí la tuya a medias pero sin profundizar mucho, y la verdad es que coincidimos mucho. Ains, aunque no se viera mucho daba cosica esta peli… pero desde luego, una de las escenas de violencia sexual que más me ha agobiado la vi ayer en la segunda temporada de una serie de la que siempre habla el Dr. No.
    A ver cuál es la próxima peli en la que coincidimos, también me acuerdo que en Crepúsculo y esas también coincidíamos en muchas cosas! ^^

  3. Pues estaba leyendo la tuya y pensando: Jaja que rollo, si escribimos lo mismo xDDDD Pero guay, significa que efectivamente, percibimos muchas cosas de manera similar, eso mola.
    Sobre la serie, ¿a cuál te refieres, a SOA? Si es esa, ya me imagino cuál es…

  4. ROSS, es que no quiero contar spoilers para no fastidiarla a nadie. Buen fin de semana!

    SUPERAMATXU, sí, los logra, bufff, pero ya digo, no es una peli que guste ver.

    KARLITA, pues bueno, cuando la tengas, espero que te «guste». Ya se sabe, estas películas no se disfrutan, se sufren!

Deja un comentario