Zombie Wars, de David A. Prior (2006)

FICHA TÉCNICA
Título original: Zombie Wars
Año: 2006
Director: David A. Prior
Guión: David A. Prior
Fotografía: David M. Poole
Duración: 80 minutos
País: USA
Intérpretes: Adam Stuart (David), Alissa Koenig (Estrella/Star), Jim Hazelton (Brian), Kristi Pearce (General), Jonathon Badeen (Serpiente), Billy Hayes (George), Loretta Norton (Josh), James Warnock (Geronimo), Danielle Jacobs (Sophie)

SINOPSIS: Nadie sabe exactamente como sucedió. Algunos piensan que era la cola de un cometa que pasó cerca de la tierra, otros creen que es el juicio final… ¡Los muertos se han levantado de sus tumbas y tienen hambre! Los zombies capturan a David, y le llevan a una granja donde descubrirá un secreto terrible: Los zombis están cultivando a grupos de seres humanos y los están cosechando como alimento.

La primera escena está rodada en un lugar cuya vegetación parece compuesta por plantas de acuario… los zombis – de aquí en adelante ¿zombis? – no parecen ni de lejos zombis, sino que es algo así como si se hubiesen restregado la cara con témperas (¿os acordáis de las témperas?)… los diálogos dan muchísima pena y la música irritaría hasta al espectador más paciente. Esto a otros les repelería y no la verían ni de coña, pero yo dije: pues mira, vamos a pasar un rato tonto de ¿zombis?

Vale, partimos de la base: peli mala y chapucera con ganas. Ahora, a disfrutar y destripar la película.

Hay una voz en off que intenta darle algo de sentido y dignidad a la historia esta, una voz de mujer que narra una especie de cuento épico que nada tiene que ver con lo que pasa el resto del tiempo. Vamos, que se lo podrían haber ahorrado, porque además no es cosa sólo del inicio, sino que de vez en cuando «calzan» un par de frases por ahí sueltas, como para dar fuerza a la narración. Pues eso, hay algo tan absurdo como que los ¿zombis? tienen una granja donde hacen crecer humanos para luego devorarlos. Genial ¿eh? Se supone que unos series irracionales llegan a ser lo bastante racionales como para esperar a que un humano crezca y se desarrolle para comerlo. Y entonces ¿por qué las chicas que rescatan al principio de la película no están gordas como cerdas? Digo yo que darían así más carne ¿no? Bueno, lo que se supone que pasa es que esos humanos no saben hablar ni escribir ni leer ni nada, porque claro, se supone que es una granja de humanos y tal. Enseguida se nos intenta acercar a los personajes protagonistas, mientras suena una música sentimental y miran al frente recordando los «viejos tiempos». Vale, ya me caen simpáticos… no, es mentira, pero ¡ojalá hubiese servido para que se acabara la escena!

La película es un despropósito de principio a fin. Como en toda buena película mala (de cojones) uno no desarrolla simpatía por los protagonistas ni por los buenos en general… casi está deseando que los malos (los ¿zombis?, sí) les puteen cuanto más mejor y así al menos haya algo de acción. Acción cutre salchichera, claro está. Pero no os creáis. Poquita cosa. En cambio luego intentan dar un giro argumental así un poco chapucero.

Cuando uno ve películas tan malas, que ya ni llegan a la serie B, sino que son la serie Z más descarada, a veces no puede evitar divertirse. Porque igual si la intención fuera hacer reír no lo conseguirían, pero joder, lo peor es que parece que intenta ser algo serio con poco presupuesto. Cuesta creer, aún así, que detrás de esto haya la intención de hacer algo serio.

Pero es la risa, para mí al menos sí. Para ver comiendo palomitas y cervezas a poder ser, en un rato tonto por ahí, y si es posible acompañado de pareja o amigos para comentar las mejores jugadas.

– Los humanos están organizados en «campamentos», con jerarquías militares y todo.
– Los ¿zombis? también están jerarquizados pero no son capaces de utilizar ni fabricarse armas. Tantos años y resulta que no son capaces ni de llevar palos.
– Un tío puede seguir vivo y gritando mientras los ¿zombis? devoran sus tripas en el suelo (¿y uno de ellos le acaricia el cuello?).
– Quieren racionar alimentos y agua en un sitio donde la vegetación es envidiablemente frondosa. ¿En 50 años no han aprendido a buscar alimentos en la naturaleza? Luego parece ser que sí cazan y tal, pero lo de racionar lo dijeron antes de que se les ocurriera.
– Las actuaciones son malas tirando a que yo lo podría hacer mejor, y el montaje es todavía peor (esas transiciones entre escenas)
– Estoy convencidísima de que cuando sale un grupo de ¿zombis? (nunca, creo, de más de diez), algunos son los mismos que hacen de buenos, que salen en grupos aún más reducidos.
– El argumento es penosísimo, y hay detalles tremendos: ¿los ¿zombis? se comen a los humanos que ven hablar? ¿Qué pasa, les gusta comer lenguas con más músculo o qué?

¿Sabéis? He sacado una conclusión de esta tremenda experiencia vital. Sí, sí, ver una película así me enriquece como persona. Si esta mierda llegó a estrenarse, cualquiera puede hacer una película con cuatro duros y quince amiguetes. Así que… ¡venga, a hacer películas! Seguro que cualquier cosa que hagáis estará mejor que esto.

Eso sí, será difícil igualar el carisma de Serpiente xDD, y los sonidos inigualables que emiten los ¿zombis?. No sé si es debido al doblaje (claro, la vi doblada, paso de esforzarme lo más mínimo para ver algo así) pero parecen entre osos y cerdos… o algo así. Y ya digo, las caras pintadas de azul-verde-amarillento, que ríete tú de las manualidades de preescolar. Otra duda existencial que tengo es cómo llamarían en la película original a los ¿zombis?, porque en español a veces les llaman a veces «matones». ¿¿¿¿???

La recomiendo bastante para quien guste del cine cutrísimo. Y esas transiciones como de Powerpoint con sonido y todo hay que verlas para creerlas.

Y ese final… qué penoso.

Para terminar, algunas frases y citas memorables de la película (en realidad casi todo lo que sueltan por sus bocas de pseudo-actores son joyitas):

(Después de matar unos ¿zombis?)
– ¿Cómo has hecho eso?
– Pues no lo sé, aunque ha molado.

——-

(Voz en off)
David supo que algo iba mal cuando vio una pastilla de jabón.
——-
– Das buenas leches.
– Soy especialista.

——-

– David, qué alegría verte vivo
– Qué alegría estarlo.

(…)
– ¿Alguien ha visto a Estrella? Una chica guapa, de pelo largo. Tengo que encontrarla. (Sin moverse del sitio y cara inexpresiva, sabiendo que estará al menos a un kilómetro de ahí y probablemente en peligro) ¡ESTRELLAAAA! ¡ESTRELLAAA!

7 comments

  1. A mi esque este tipo de pelis cutres y ridiculas a mas no poder me dan hasta risa en lugar de miedo

    Algo parecido me pasó con «May, quieres ser mi amiga?» era tan pesima que no podia dejar de verla, por saber si en algun momento era posible que cambiara o diera un giro espectacular….como era de esperar me parecio patética de principio a fin, pero eso si, me la tragué entera 🙂

    Besos…tienes un premio en mi blog 😉

  2. Parece que es un bodrio… sin duda hay que verla, jajajaja.
    Es que son mi debilidad y bueno, para que no me digan y no me cuenten me la anoto, amiga. Seguro terminaré riéndome de todas las ridiculeces que suceden, pero igual se disfruta.

    Muaack, amiga

  3. Suena a que te puedes pasar riéndote desde el principio, de lo cutre que parece!!! Anda, que el maquillaje es lo mejor, ¿de dónde han sacado tantos colorines para pintarles la cara?

    Me la apunto para un día en que sólo quiera ver cosas absurdas!

    Besos

  4. ESPECIALISTA, tú, como yo, no le haces ascos a una buena mierda de peli ¿eh? xD

    SIESLO, ya te digo yo que no te va a dar miedo ni ná, es ridícula de verdad!
    Jo, esa que dices no sé si atreverme a verla… no me suena de ná! Gracias por el premio, ahora tendré que ir a verlo, he estado medio sin tiempo estos días y tirando de entradas programadas!

    TANI, jeje, claro, hay que ver de todo… Ufff, es tremenda, lo aviso desde ya, y si la vas a ver espero que la «disfrutes» mucho. Besotes!!

    ALICE, sí, exactamente ese tipo de película, y además es que creo que es de lo peor que he visto nunca, jaja! Lo de ponerles mil colores igual les pareció buena idea hacer zombis «diferentes». xD Besos!

    SR. G, jajaja, sí, exactamente. Un saludo!

  5. He encontrado este blog después de buscar esta película que por casualidad vi anoche.

    Te puedo decir que es la más graciosa película mala que recuerdo haber visto.

    En inglés a los zombies les llaman «ghouls» que son monstruos come-carne.

    La mayoría de los personajes parecen volados en marihuana, lo cual no me extrañaría fuese cierto por la calidad de actuación, en especial de un loco psicótico llamado Sliver.

Deja un comentario