Día de la mujer trabajadora

Y alguno dirá que es increíble que todavía exista una cosa tal como el día de la mujer trabajadora. Que los hombres también trabajan y tal y cual y que si se supone que somos todos iguales bla bla bla.

Es cierto, ya no debería existir un día de la Mujer Trabajadora, no más que un día del Hombre Trabajador.

Al igual que tampoco deberían existir diferencias entre salarios, vamos, discriminación salarial por el simple hecho de ser mujeres. Ni tampoco trabas para conciliar la vida laboral y la familiar, ni para hombres, ni para mujeres. Debería desaparecer de la cabeza de muchos el pensamiento de que cuando alguien en una pareja tiene que abandonar su trabajo por fuerza mayor, hijos o lo que sea, tenga que ser la mujer. O que los puestos directivos están mejor en manos de hombres. Por poner unos ejemplos.

Y porque mientras no exista equidad en el trabajo, no existirá equidad en todo lo demás.

Así que, mientras eso siga ahí, supongo que tendrá que existir un anacronismo como el del Día de la Mujer Trabajadora.

Mis felicitaciones para todas, las que estáis trabajando y también las que lo intentáis. Mucha suerte a todas en vuestra vida laboral (me incluyo, y por qué no, mucha suerte a ellos también, que todos la necesitamos en estos tiempos)

Y no tengo duda de que esto cambiará, como está cambiando, y eso empieza con la educación de los pequeños…

Fuente de la imagen: Ciberprensa