Mi sufrimiento doblado… un poema de Julio Cortázar

Mi sufrimiento doblado…

Y también no estar triste,
no crecer con las fuentes, no doblarse en los sauces.
Ancha es la luz para dos ojos, y el dolor danza
en los pechos que aceptan sin flaqueza sus fríos escarpines.
Y no decirte ni lejana ni perdida
para no darle razón al mar que te retiene.
Y elogiarte en la más perfecta soledad
a la hora que tu nombre es la primera lumbre en mi ventana.

Benditos sean mis ojos
Porque tan alto miraron.

Julio Cortázar, de su libro Papeles Inesperados

(Y por inesperado también lo fue para mí el libro, un regalo con el que Carlos me sorprendió ayer. Se trata de una colección de textos de Julio Cortázar, inéditos hasta ahora, y publicados en el 25º aniversario de su muerte. Una vez más, GRACIAS)

Deja un comentario