Libros leídos en 2009 (XVII): ¡Shock!, de Richard Matheson

, Una nueva recopilación de relatos de Richard Matheson, esta vez la primera parte de las tres recopilaciones con el mismo nombre que se hizo en la editorial Nova Dell a principios de los setenta. El libro que leí está bastante bien conservado a pesar de ser una edición de casi cuarenta años, y la traducción tiene alguna cosa molesta o localismos de México que a ratos hacen la lectura menos fluida, pero no mucho.

La lista de relatos incluidos en esta recopilación es:

Los hijos de Noé – Lemmings – La fuente espléndida – Llamada de larga distancia – La película – Uno para los libros – El hombre de los días festivos – La danza de los muertos – La legión de conspiradores – El borde – La amenaza reptante – La nave de la muerte – El distribuidor

Como siempre, con Matheson, los relatos pueden variar de manera brutal, uno está leyendo un relato de terror puro y duro como «Los hijos de Noé«, y de repente se encuentra con un breve y extraño «Lemmings«, que, aunque no dura más de tres páginas, te deja con una sensación rara en el cuerpo. Más relatos de terror más o menos clásico son «Llamada de Larga Distancia» y «La Danza de los Muertos«. Es difícil a veces establecer la frontera entre la ciencia ficción y el terror, porque por ejemplo a mí «La nave de la muerte» me parece un relato de terror ambientado en el espacio, y «El borde» un relato que mezcla ciencia ficción y la claustrofobia kafkiana. Luego hay relatos que juegan con situaciones cotidianas como «La legión de conspiradores» (muy muy bueno), o «El distribuidor«. «Uno para los libros» es un relato de ciencia ficción pura y dura. «El hombre de los días festivos» es un relato de esos que llamo «y si…», y «La película» y «La Fuente Espléndida» igual. Quizás el más inclasificable de todos sea «La amenaza reptante«, un relato extraño narrado en forma de crónica histórica, y que tiene toques de humor, aunque creo que no llegué a disfrutarlo demasiado.

Unos comentarios sobre algunos de ellos para terminar.

«El Distribuidor» trata de un hombre que poco a poco va alterando la paz de su vecindario por medio de tretas y trucos para enfrentar a los vecinos entre sí. Descubre sus debilidades y las usa en contra de ellos. Una premisa muy parecida a la novela «La tienda» de Stephen King, y de hecho supongo que una de las inspiraciones de este último para escribirla.

«Los hijos de Noé» comienza con un hombre de viaje por una zona poco habitada, y su detención (injustificada) por la policía del pueblo. A mí me recordó un poco a algunas situaciones del inicio de «Desesperación», también de Stephen King. Aquí la relación puede estar un poco traída de los pelos, pero lo cierto es que me recordó a la mejor parte de aquella novela. Por cierto, un relato muy bueno con un final sorprendente.

No me explayo más sobre este libro, que me ha hecho pasar muy buenos ratos esta semana. Una vez más, se demuestra que Matheson sabe tocar muchos y buenos géneros literarios, casi siempre con un gran acierto. Es un maestro en lo que se refiere a fusionar la vida cotidiana con escenarios de auténtica ciencia ficción, de modo que estos últimos acaban pareciendo tan cotidianos y normales como nuestro propio mundo. Además es de destacar que sus relatos envejecen muy bien a pesar de estar escritos hace muchas décadas.

Como siempre, Matheson demuestra su maestría.

2 comments

    • Enrique, siento no poder ayudarte. Supongo que ya lo has mirado, pero a veces en webs tipo Iberlibro, Ebay o Todocoleccion se pueden encontrar ejemplares en buen estado… ¡suerte!

Deja un comentario