Look me in the eye, de John Elder Robinson (Reseña)

I watched it all with the same detachment I had learned to feel when I was excluded from playing with kid packs when I was five. No one made fun of me, but I still could not integrate myself into the groups around me. I wanted to make friends, but I didn’t want to engage in the activities I saw them doing. So I just watched. And I worked. And I stayed, convinced that it was better to be destitute in Amherst than in New York City.

Desde hace algún tiempo, me encanta leer autobiografías, pero parece ser que en este caso empecé por el hermano equivocado. Me explico. El hermano del autor, Augusten Burroughs, es autor de una autobiografía de mucho éxito, titulada Running with Scissors. Las historias que cuentan son diferentes, al parecer. En el caso del libro que reseño hoy, el autor se dedica a complementar su historia con la narración de su síndrome de Asperger y cómo aprendió a asumirlo a medida que se hacía mayor. Su hermano menor, sin embargo, cuenta una historia bastante diferente, y es que fue adoptado por el psiquiatra de su madre, un personaje bastante pintoresco al que también conocemos en este libro.

Pero nos centramos en Look me in the eye. Hasta no hace tantos años, el síndrome de Asperger no se conocía, así que el autor nos explica cómo durante casi toda su vida estuvo o bien mal diagnosticado, o no diagnosticado en absoluto por los síntomas que mostraba. Para dar un poco de contexto, John Elder Robinson nación en 1957, y la primera vez que se mencionó el síndrome, fue en 1981 en un texto especializado. Imaginaos cuántos niños antes de ese año habían pasado sin diagnosticar, y cuánto sufrimiento pudo traerles. Para mí, esa es la parte más interesante del libro. El autor creció, literalmente, en una casa de locos, donde la madre era una enferma mental, el padre un borracho, y el psiquiatra que empezó tratando a la familia y finalmente solo a su madre, un tarado con pretensiones de gurú.

El autor nos cuenta cómo fue crecer con su síndrome en un entorno familiar bastante difícil, con menciones a la vida familiar y su relación con sus padres y su hermano menor, que antes he mencionado. Cuenta cómo siempre ha tenido problemas para relacionarse con los demás, especialmente con otros niños cuando era pequeño. No ayuda el ambiente que tenía en casa, evidentemente, y eso lo llevó a buscar la independencia lo antes posible. Acabó trabajando como técnico en su primera juventud para grupos como KISS y Pink Floyd, gracias a su capacidad para aprender y el foco que podía poner en temas especialmente complejos y técnicos.

Para mí, esa parte donde narra las giras con grupos de música o los inventos que ideó para ellos, fue quizá la más pesada del libro. Mientras que me resultaron especialmente interesantes las reflexiones que el autor hace sobre su condición, sobre las dificultades que se fue encontrando y cómo finalmente ha conseguido aceptarse tal y como es, y también relacionarse de una forma más cómoda con los demás. Un libro con reflexiones bastante interesantes, que en conjunto me ha parecido entretenido. Quizá, sin embargo, para mí le ha faltado algo de profundidad en lo que cuenta, interés y cohesión en el conjunto del libro… seguramente sea consecuencia del síndrome del autor, que impacta en el estilo de su escritura.

Así que ha habido partes interesantes, sí, pero en general el libro me ha dejado un poco… meh.

With me, thought, there is no external sign that I am conversationally handicaped. So folks hear some conversational misstep and say, «What an arrogant jerk!» I look forward to the day where my handicap will afford me the same respect accorded to a guy in a wheelchair. And if the respect comes with a preferred parking space, I won’t turn it down.

Autor: John Elder Robinson (blog oficial)
Año publicación: 2007
Número páginas: 288
País del autor: USA
ISBN: 978-0-091-92633-5
Leído en… inglés (Ed. Ebury Press)

Dedicatoria:
For my brother, who encouraged me to write the story,
and most especially for Unit Two and Cubby.

Deja un comentario