La vida sense la Sara Amat, de Pep Puig (Reseña)

¿Era aquest, se’m va acudir, el veritable secret de les persones grans: la pena que duien totes a sobre? De cop vaig tenir una gran revelació, segurament una de les més extraordinàries de la meva vida. Em vaig posar a mirar atentament tots els caps i les esquenes de la gent del poble i tot d’una em va semblar -en vaig estar segur- que allà dins tothom havia de carregar amb algun secret i per uns instants, fins i tot, no em va semblar impossible que els meus pares, o fins i tot la padrina Maria, no guardessin també alguna mena de secret, encara que fos petit.

Aunque de entrada la premisa de la novela no me atraía especialmente, me hice con el libro… Me encanta leer libros escritos en catalán y a poco que me intrigue el tema, suelo hacerme con los libros. Normalmente no suelo quedar decepcionada, aunque en este caso comencé el libro con cierto reparo. 

El protagonista es un niño de 12 años, en la puerta de la adolescencia, que pasa las vacaciones de verano en un pueblo, en casa de una familiar. Así que, ¿qué podemos esperar? Historia de primer amor, entorno idílico veraniego, atisbos de la complicada edad adulta, confusión hormonal… y por supuesto lo vamos a tener, pero tengo que decir que la novela me sorprendió para bien.

La novela juega a ser autobiográfica, narrada en primera persona y desde un punto de vista del Pep adulto en que se convertirá ese adolescente. Al Pep adulto, lo que vivió aquel verano sigue pareciéndole muy importante, quizá una de las experiencias más grandes que nunca ha vivido, y por tanto quiere rememorarla y dejarla escrita para cuando su hijo pueda leerla.

La historia, en contra de lo que podría parecer, no es sensiblera en exceso, ni empalagosa. El estilo es descriptivo aunque sin irse por las ramas, directo sin ser prosaico. Muestra sensibilidad sin caer en la sensiblería. La historia es bastante sencilla, pero está contada de un modo que nos da a entender cómo algunas historias nos marcan para siempre, sean grandes o pequeñas. No solo importa el amor aquí, sino que cobra especial relevancia el descubrimiento por parte del niño de los secretos. Al punto de que identifica el tener secretos como una característica de la edad adulta. Una idea más que interesante.

El hecho de que la niña del título, Sara Amat, se esconda precisamente en la habitación de Pep, genera toda una serie de situaciones como mínimo curiosas. Aunque se trata de solo unos días los que pasa allí antes de su verdadera desaparición, esos días se convierten en parte de los momentos más importantes de la vida del narrador. Es una historia de amor, donde el inocente Pep queda realmente subyugado por la presencia física y tan cercana de Sara.

En ciertos momentos es verdad que hay que hacer un ejercicio de suspensión de la incredulidad, pues choca un poco cómo se comportan según qué personas en el pueblo o las familias de cada uno de los niños. Pero supongo que lo importante no es esto, porque a pesar de que estoy comentando esto, no ha sido para mí un problema a la hora de leer la novela. Los adultos que aparecen en la novela no tienen ningún tipo de relevancia. En la historia, sin embargo, sí tiene bastante relevancia la novela Guerra y Paz, cuya lectura emprende Sara y comparte con el protagonista, la novela tiene un papel clave en la novela, casi como un tercer protagonista… en ciertos momentos me dio pena no haberla leído.

En este link, podéis encontrar las primeras páginas de la novela. Por si queréis echarle un vistazo y comprobar si os llama la atención.

Per a mi la Sara era la guerra i alhora la pau. I jo per a ella devia ser més aviat la pau perquè, si no, no s’hauria quedat tants dies a cal Sabater i perquè no només no la molestava gens que la mirés tant, sinó qe li feia venir son. 

Autor: Pep Puig
Año publicación: 2016
Número páginas: 295
ISBN: 978-84-75-886084
Leído en… catalán (Ed. Proa)
Dedicatoria:
Al meu fill Nil,
amb la confiança que mai deixarà de creure
(encara que no cregui mai)
I a la Sara Amat, esclar

Deja un comentario