The Post [Los archivos del Pentágono], de Steven Spielberg (2017)

Steven Spielberg es uno de los directores favoritos de mucha gente, estoy segura. En mi caso no es así, en lo que se refiere a los últimos 20 años. Reconozco que en su haber cuenta con crédito suficiente como para tener un gran nombre: Jurassic Park, Tiburón, La Lista de Schindler… estas son solo algunas de sus grandes películas. Sin embargo, si contamos 15 años hacia atrás, no encuentro nada que me apasione. 

Con los años, Spielberg parece haberse vuelto más convencional, menos arriesgado, más… ¿aburrido? Sí, para mí, aburrido en muchas películas. Lincoln, El puente de los espías, War Horse… por decir algunas, son películas bien ejecutadas, correctas, con buenos actores incluso, pero para mí, no son grandes películas ni han dejado huella en mí después de verlas.

Cuando escuché a los críticos hablar de The Post, la verdad es que me ilusioné. La ponían por las nubes, cantaban sus alabanzas, se entusiasmaban hablando de la película. Y yo me entusiasmé un poco también, ¿quién me manda a mí a estas alturas fiarme del criterio de otros? Pues eso.

Estamos en 1966, Estados Unidos. Al principio de la película vemos a un analista militar, Daniel Ellsberg (Matthew Rhys), que se ha desplazado a Vietnam para analizar y documentar cómo está yéndole la Guerra a los Estados Unidos, que para entonces se alargaba ya desde hacía más de 10 años. Ellsberg se percata tras su estudio de la situación, de cómo los Estados Unidos han estado mostrando información sesgada sobre la Guerra de Vietnam, haciendo parecer que va mejor de lo que está yendo en realidad, por ejemplo, para engañar al ojo público, para dar la impresión de que podían ganar una guerra ue no iban a ganar nunca y en la que estaban dilapidando recursos y vidas de soldados que enviaban a morir. Años después, Ellsberg fotocopia documentos de alto secreto que se iban a convertir en los Papeles del Pentágono, y que los envía a New York Times.

Y ahí entran en juego los periódicos. Tenemos a la dueña del Washington Post, un periódico en aquel momento de alcance meramente local, Kay Graham (Meryl Streep), que está tomando el control del periódico tras la muerte de su marido. Tenemos al editor del Post, Ben Bradlee (Tom Hanks), que descubre que el New York Times tiene esos papeles, y está decidido a competir contra ellos teniendo una copia. Pero ojo, era un poco en aquel momento un tema de David contra Goliat, dado que el New York Times era el periódico grande y célebre en aquella época. Durante toda la película lo que se plantea es a) cómo conseguir toda la información, b) qué información tiene cada uno de los principales periódicos, y c) si deben publicar algo, qué información exactamente y en qué manera. 

Es una película sobre periodismo, sobre periodistas y con un trasfondo político e ideológico muy fuerte. Lo que pasa es que trata sobre hechos históricos muy concretos, y supongo que la idea es dar a conocer cosas que ocurrieron, a la vez que defiende el papel de la prensa como agente moderador cuando la política se va un poco de madre. El propósito de la película es hablar de libertad de expresión y de prensa, defender la labor concreta de hombres y mujeres en un momento concreto, decisiones que tomaron aun conociendo que las consecuencias podrían destruirles. En definitiva, una historia de héroes cotidianos de esas que tanto suelen gustar en el cine norteamericano.

La historia no explica a las personas, sino solo la historia de esos papeles, desde su nacimiento hasta la publicación en los periódicos. Las personas se traspasan los papeles, los transportan, los leen, hablan de ellos… pero no se va más allá. No entendemos muy bien las motivaciones de nadie, los protagonistas están ahí sin demasiado relieve. Creo que la historia de los papeles, seguramente, tiene interés para los estadounidenses por el valor que ha tenido en la historia de su país. ¿Para el resto del mundo? Creo que para que fuera interesante para el resto del mundo, el enfoque debería haber sido otro. Creo incluso que la búsqueda de la verdad periodística (caiga quien caiga), no está del todo bien retratada aquí.

Mi opinión es que el foco en lo específico en esta película evita hablar de temas más universales que hubieran resultado más interesantes -incluso fascinantes- para cualquier espectador, fuera norteamericano o no. Tenemos a dos buenos actores ahí, Meryl Streep y Tom Hanks, que  me han dado la impresión de no tener mucha ‘chicha’ para hacer buenas interpretaciones.

Para mí, a la película le falta empaque y lo que es peor, le falta interés. He visto casi dos horas de una historia que pasa sin pena ni gloria y que he olvidado casi casi mientras la estaba viendo. Por muy gloriosa que pretenda ser, por mucho que pretenda exaltar valores universales y verdades absolutas, para mí se queda en una historia local, de un hecho muy concreto de la historia, en un país determinado. Y por eso para mí no ha tenido demasiado interés.

Director: Steven Spielberg
Guión: Liz Hannah, Josh Singer
Año: 2017
País: USA
Duración: 116 minutos
Ficha IMDB
Reparto: Meryl Streep, Tom Hanks, Bruce Greenwood, Bob Odenkirk, Tracy Letts,Sarah Paulson, Matthew Rhys, Alison Brie, Carrie Coon, Jesse Plemons,Bradley Whitford, David Cross, Michael Stuhlbarg, Zack Woods, Pat Healy,Deirdre Lovejoy

Deja un comentario