Tres anuncios en las afueras [Three billboards outside Ebbing Missouri], de Martin McDonagh (2017)

Este año he empezado más tarde que nunca a ver las películas que compiten por el Oscar en sus diferentes categorías. Entre ellas, tenía pendiente esta, protagonizada por Frances McDormand, y con un trasfondo de Norteamérica rural donde el inmovilismo impide cualquier cosa que se aparte del status quo.

La historia es relativamente sencilla. Mildred Hayes (Frances McDormand) es la madre de una adolescente que ha sido asesinada. Han pasado meses desde que ocurrió el crimen, donde su hija resultó violada, quemada y asesinada en una apartada y solitaria carretera de las afueras… que eso sí, no está muy lejos de su casa. Después del tiempo,  la policía de Ebbing, su pueblo, todavía no ha hecho ningún avance. Ni detenciones, ni sospechosos, nada. Mildred considera que la policía está siendo deliberadamente pasiva en la investigación. Que si no avanzan es porque no quieren. Por ello, un día se le ocurre una idea: pagar por colocar publicidad en tres carteles, en la misma carretera donde violaron y asesinaron a su hija. Una carretera por donde, desde que existe la nueva autopista, no pasa casi nadie. 

Sin embargo los carteles son lo bastante llamativos, a pesar del sitio solitario donde se encuentran, como para llamar la atención de todos. Al fin y al cabo, los carteles apuntan directamente al Sheriff Willoughby (Woody Harrelson) como responsable de la dejadez de la policía. En pocos días el hecho se convierte en la comidilla del pueblo, y se forman bandos, el más amplio dando soporte al jefe de policía contra Mildred. Eso quizá sería así en condiciones normales, pero es que además el policía se encuentra en la fase terminal de un cáncer, y todo el mundo lo sabe. Pero Mildred también lo sabe y aun así, no duda en colocar los carteles, con el nombre de Willoughby en ellos.

Mildred tiene otro hijo, aparte de la que murió, se llama Robbie, y todavía vive con ella. Y un ex marido, Charlie (John Hawkes), que en el pasado la maltrató y del que se separó después de la muerte de su hija. Su amiga y compañera de trabajo, Denise (Amanda Warren), apoya a Mildred en todo lo que hace, e incluso sufre ella misma el deseo de revancha de la policía.

En la película, aparte de seguir la historia de qué ocurre después de que estén colocados los carteles, también tenemos breves flashbacks donde vemos que la relación de Mildred con su hija no era precisamente ideal, ¿quizá un motivo más para alimentar la obsesión de la madre? Tenemos también bastante foco en la parte de los policías, no solo centrándonos en la relación del Willoughby con su propia familia y su enfermedad. Y en lo que ocurre en la comisaría de policía, con los ayudantes de Willoughby que son, de lejos, mucho peores que él, uno interpretado por Zeljko Ivanek y el otro como el típico paleta matón, racista y homófobo que cree que está al margen de la ley, Dixon (Sam Rockwell)… pero como en las buenas películas, ni los buenos son tan buenos, ni los ‘malos’ tan malos como parecía al inicio. También hay otros secundarios interesantes, como Red Shelby (Caleb Landry Jones), el que gestional la contratación del alquiler de los carteles, que también recibirá represalias por “colaborar” con Mildred. Tiene una brevísima aparición Peter Dinklage como el “enano del pueblo”. 

Durante la película se va sucediendo una escalada de violencia e irracionalidad en todos los frentes; lo que intenta ser la historia, y lo que la mueve, no es la intriga de encontrar al asesino, sino el estudiar cómo se relacionan y reaccionan los personajes, las historias de cada uno de ellos y cómo al final acaban sorprendiéndonos algunos. Son personajes de extremos, obstinados, que no dan su brazo a torcer. Es una madre que sufre uno de los peores duelos que se puedan imaginar, y que con dureza exterior intenta defender un interior tan frágil que se podría romper en cualquier momento; es un policía frustrado porque no puede hacer bien su trabajo y porque va a morir dejando muchas cosas sin hacer; es un hermano que no sabe cómo afrontar la muerte violenta de su hermana y el duelo de su madre; es otro policía que nunca ha encontrado el modo de salirse de su papel de ‘chico malo’ pero que a veces lo intenta…

Así que es una historia en apariencia sencilla, en la que inicialmente no confiaba mucho, pero que finalmente me ha sorprendido muy gratamente gracias a sus personajes. Creo que le sobra tiempo de metraje, pero aun así, ha conseguido sorprenderme yendo de menos a más y con el estupendo elenco de actores y actriz que aparecen. Y también me han conquistado los temas de fondo: venganza, superación, dolor, odio, amor… Y la película está inundada de una ironía cruel que lo impregna todo. ¿En resumen? Me ha encantado.

Director:  Martin McDonagh
Guión:  Martin McDonagh
Duración: 112 minutos
País: UK
Ficha IMDB
Reparto: Frances McDormand, Woody Harrelson, Sam Rockwell, Caleb Landry Jones,Lucas Hedges, Peter Dinklage, John Hawkes, Abbie Cornish, Brendan Sexton III,Samara Weaving, Kerry Condon, Nick Searcy, Lawrence Turner, Amanda Warren,Michael Aaron Milligan, William J. Harrison, Sandy Martin, Christopher Berry,Zeljko Ivanek, Alejandro Barrios, Jason Redford, Darrell Britt-Gibson, Selah Atwood

Deja un comentario