Gypsy (Netflix) – 1ª temporada

Una serie de Netflix, protagonizada por Naomi Watts, con temática en línea thriller psicológico/erótico/matrimonial, y pensé… ¿por qué no verla?

Jean Holloway (Naomi Watts) es una psicoterapeuta de la que podríamos decir que tiene una muy mala praxis. Ya en el primer capítulo, y con un background no demasiado definido (sabemos que en su pasado ocurrió algo turbio, pero no tenemos claro el qué), la vemos entrometerse en la vida de uno de sus pacientes, Sam (Karl Glusman). Sam acude a terapia para curarse de mal de amores, de la depresión y obsesión que provocó en él la ruptura con su ex novia, Sidney (Sophie Cookson). A raíz de las descripciones que Sam hace de Sidney, Jean siente curiosidad y acude a la cafetería en la que ella trabaja para conocerla. No solo eso, sino que en sucesivos capítulos veremos cómo también se inmiscuye en las vidas de otros pacientes (por ejemplo en las vidas de Allison (Lucy Boynton) o Claire (Brenda Vaccaro). Pero lo de Sidney se lleva la palma. ¿Por qué? Porque no solo va a conocerla a su trabajo, sino que inicia una relación con ella, de amistad al principio, luego… algo más. 

Y podríamos decir que este afán por meter las narices en las vidas de sus pacientes es debido a que no tiene una vida personal muy rica. Pero tiene familia, un marido con el que tiene sus altos y bajos, Michael (Billy Crudup) y una hija, Dolly (Maren Heary), que parece estar atravesando alguna crisis de género, pues en cierto modo y para algunas cosas se siente más como los niños, que como las niñas. 

Pero aquí la cuestión principal es el affair de Sidney y Jean, que para Sidney se llama Diane. Jean se convierte en Diane para tratar con Sidney, y de hecho le oculta toda su vida. Sidney seguramente tiene sus propios problemas mentales, porque entra enseguida en el juego con Diane. Y para Jean es una vía de escape estupenda para huir de su acomodada vida en los suburbios, con su marido, que posiblemente tiene “algo” con su secretaria, y con su hija, que le da más preocupaciones que alegrías. Aparte de eso, y ya viendo que Jean es una pésima profesional, y cuestionable pareja, también podemos decir algo de cómo es como amiga, por su comportamiento con Larin (Poorna Jagannathan), su mejor amiga. Larin a menudo busca su compañía, consejo, o alguien que le escuche, pero Jean a menudo está demasiado ensimismada con sus propios problemas como para hacerle mucho caso. Sí, estaremos todos de acuerdo con que Jean es toda una joyita.

La serie está ambientada en el entorno eminentemente cosmopolita de New York, un territorio conocido para todos. Hay que decir que Naomi Watts está guapísima, y su actuación es impecable como Jean. Hace lo que puede con esta historia, que no da mucho de sí, y le acompaña bien en este cometido Billy Cudrup como su marido, que tiene su propia línea argumental (tipiquísima) con tensión sexual con su secretaria, etc etc. Esta primera temporada, que es la única ya que la serie ha sido cancelada, nos explica la espiral de destrucción y mentiras en la que cae Jean por el tema de Sidney, y también por su implicación con otros pacientes.

Para mí, quizá no tanto como una serie fallida porque hay actores solventes, y un ritmo medianamente decente en los 10 capítulos, pero tampoco logra ser interesante, intrigante, o sexy. Y creo que pretende ser todas estas cosas . Total, que no me extraña que la hayan cancelado. Ya encontrará Naomi Watts un proyecto más interesante en el que meterse.

Web oficial
Ficha IMDB
Fechas emisión: Junio 2017
Número capítulos / duración aproximada: 10 / 45 minutos

Deja un comentario