Reseña Game of Thrones (Juego de Tronos) 7×03 “The Queen’s Justice”

juego de tronos titulo

Hoy por fin me voy a poner al día con reseñas de Juego de Tronos. Me hacía ilusión comentar ya este capítulo, porque es de momento el más cargado de la temporada, de hechos importantes y también de muertes. Vamos allá.

Si ya habéis visto alguno de mis otros resúmenes de capítulos, sabréis que están llenos de spoilers, tanto en texto como en foto, así que si no habéis visto los capítulos, os recomiendo encarecidamente que no leáis este post.

Pongo link al último capítulo de las 6 temporadas anteriores más los capítulos de esta séptima temporada, en el post de cada uno salen enlaces a todos los capítulos de esa temporada con sus correspondientes resúmenes, frases, etc.:

El capítulo comienza en Rocadragón, donde vemos a Jon Nieve y Davos llegar a la playa y encontrarse con el comité de bienvenida. Allí Jon y Tyrion vuelven a verse (recordemos que en la primera temporada coincidieron e incluso tuvieron alguna buena conversación. Davos también conoce a Tyrion, pero coincidieron de forma muy diferente; ellos entraron en contacto en la batalla de Aguasnegras, donde gracias a Tyrion los Lannister ganaron la batalla, pero a causa de eso, murió el hijo de Davos. Tyrion y Jon sí se manifiestan bastante simpatía. Missandei hace que dejen las armas en la playa, así que, desarmados, se disponen a ir a ver a Daenerys. Tyrion le pregunta a Jon por su hermana Sansa, y se apresura a informar a Jon de que en su día no tocó a su hermana. Además, le dice que si fuera su Mano, le recomendaría no haber venido, que a los Stark no les va bien cuando viajan al Sur.

Cerca de allí, Melisandre se esconde de las visitas, quizá tiene miedo de que Davos y Jon no vean con buenos ojos que esté por allí. Le cuenta a Varys que para no “distraer” a la gente, se irá a Volantis. Pero que volverá algún día, dado que va a morir ahí, igual que él. Quizá tiene razón en su profecía, o quizá se equivoca como lo ha hecho tantas veces.

Justo después, vemos cómo Daenerys recibe a sus visitas. Parece que el único interés de ella es conseguir que Jon hinque la rodilla ante ella y le jure lealtad. Pero él no viene a eso, sino a buscar ayuda para luchas contra los Caminantes Blancos. Daenerys intenta impresionar a Jon contando que estuvo en tierras extrañas y pasó penurias, que solo el creer en ella misma le ha hecho superar todo aquello. Desde luego, en momentos así uno podría dudar de su cordura, a veces de tal palo, tal astilla, ¿verdad? Así que como un mantra, ella solo parece repetir una y otra vez, que él debe jurarle lealtad, y que como mucho, le dejará ser Guardián del Norte.

Missandei: You stand in the presence on Daenerys Stormborn of House Targaryan, rightful heir to the Iron Throne, the rightful Queen of the Andals and the First Men, Protector of the Seven Kingdoms, Mother of Dragons, the Khaleesi of the Great Grass Sea, the Unburnt, the Breaker of Chains.

Davos Seaworth: This is Jon Snow… he’s King in the North.

La cara de… “y yo soy Jon Nieve, ¿y?”

Jon intenta ser razonable, como siempre, y le cuesta que le escuche, como suele pasar. Explica toda la situación de los Caminantes Blancos, explica que no la conoce de nada y que ella solo reclama el Trono por un derecho “legítimo” que le otorga el tener el apellido de su padre, un rey cruel y loco como una cabra. Que a él lo eligieron sus hombres y no tiene por qué hincar la rodilla ante ella, a quien nadie eligió. ¿Es un duelo de democracia vs. monarquía autoritaria? Yo ya sé con quién voy. Por tanto, ella no se cree nada de lo que él cuenta, y además afirma que él es un rebelde (en el peor sentido de la palabra, es decir, en el sentido que a uno lo lleva a la cárcel). Justo entonces y antes de que pase a mayores, Varys llega y le pide a Daenerys que acabe la reunión, dado que hay noticias graves (los Greyjoy, claro…). Enseguida Varys los pone al día de todo, básicamente todos sus aliados importantes (Serpientes de Arena y Greyjoys, capturados o muertos). Un detalle es que Davos está a punto de mencionar el detallito de que Jon ha vuelto de la muerte, pero este no le deja; ¿por qué lo quieren mantener en secreto? Antes o después se sabrá en otros lugares, ¿por qué no intentar bajar un poco los humos a la presuntuosa Daenerys, que hace alarde de tantos títulos, reales o inventados?

Después pasamos a algún lugar en el mar. Un barco de hombres de los Greyjoy recoge a Theon del agua, y pronto deducen (con razón) que salió huyendo y no hizo nada para defender a su hermana. Así que sí, lo han rescatado porque es su deber, pero no parece que vayan a darle un buen trato.

Siguiente escena, Desembarco del Rey. Euron Greyjoy hace una entrada triunfal por las calles de la ciudad, con sus prisioneras de lujo encadenadas. Ahí están Ellaria y Tyene Arena, y Yara Greyjoy. Es como volver a ver el Paseo de la Vergüenza de Cersei, solo que a ella le tocó hacerlo en bolas y con el pelo rapado, estas prisioneras conservan un poco más la dignidad aunque claro, reciben tantos insultos como piropos recibe Euron, que ya es un verdadero ídolo del pueblo.

 

Una vez en la Sala del Trono, Cersei queda impresionada por el regalo que Euron le trae. No puede disimular lo contenta que está, y de hecho con esto considera probada la lealtad del pirata; es más, le promete que tendrá lo que más desea (casarse con ella) cuando ganen la guerra. Euron ya se ha ganado un lugar al lado de Cersei, él es el que lucha por ella en el mar, y Jaime en tierra firme. Euron está tan pletórico que se dedica a provocar a Jaime sin descanso, llegando a preguntarle cómo le gusta a Cersei que se lo hagan en la cama, solo por fastidiar.

Ya en las mazmorras, Cersei tiene su momento con Ellaria. Suelta un buen speech para rememorar todos los momentos que ha pasado la relación entre ambas (la visita de Oberyn a Desembarco del Rey, la batalla de este contra la Montaña, la muerte de Oberyn, la transformación de la Montaña por casi morir envenenado, la visita a Myrcella a Dorne, de la que nunca volvió…) y después pasa al momento presente. Explica cómo le ha afectado la muerte de sus hijos, y cómo constantemente piensa en cómo vengarse. Su venganza, finalmente, es optar por el ‘ojo por ojo’, darle un beso envenenado a Tyene, con un veneno de larga duración que actuará en horas, o en días. Ellaria verá a su hija morir, y Cersei la mantendrá con vida para que lo vea y sufra después, igual que ella.

Cersei: We all make our choices. You chose to murder my daughter. You must felt so powerful. Are you feeling powerful now? 

Al parecer, el tema de la venganza pone muy cachonda a Cersei, ya que enseguida va a la habitación donde está Jaime (¿la comparten?), para tener una buena sesión de sexo. Él intenta negarse, pero no es capaz de realmente oponerse a los deseos de ella, que enseguida lo convence con un poco de sexo oral. A la mañana siguiente, los vemos amanecer juntos, y a ella le vienen a avisar de una visita. Ella ya no cree necesario ocultar su relación con Jaime, que siempre ha sido súper secreta, y abre la puerta prácticamente en pelotas, y todavía con él en la cama.

La visita resulta ser un emisario de Braavos, Tyco Nestoris, que le manifiesta su agradecimiento por haber destruido la superstición (y a unas cuantas personas) en la explosión del Septo de Baelor. Pero a la vez, su propósito ahí es reclamar las deudas que Cersei tiene con el banco. El Banco teme que ella no pueda hacer frente a las deudas, pues sus arcas están vacías y tiene muchos rivales a los que vencer. A la vez, le recuerda, el oro está con los Tyrell. Ella promete pagar su deuda en dos semanas, en que el banquero se quedará en la ciudad.

Volvemos a Rocadragón, donde Tyrion habla con Jon Nieve al borde de un precipicio (mira que les gusta en esa ciudad hablar al borde de precipicios, gran parte de las conversaciones son ahí…) Ahí Tyrion reconoce que sí que cree la historia de los Caminantes Blancos que Jon cuenta. Jon se lamenta de haber acudido a Rocadragón, se considera un idiota repitiendo los errores de su padre, y Tyrion intenta suavizar lo que Jon piensa de Daenerys, y le ofrece hacer de intermediario entre él y Daenerys. Lo que pide Jon es lo mismo que ya quería y no llegó a pronunciar en la reunión con Daenerys: el vidriagón que permitirá forjar armas para derrotar al Ejército de la Noche.

Y como un correveidile cualquiera, Tyrion va a intentar convencer a Daenerys que le dé vidriagón a Jon. Al fin y al cabo, no le cuesta nada darle un mineral que ni sabía que estaba ahí. Ella parece entrar en razón, no le está dando nada importante, no está cediendo tanto, y a la vez gana un aliado importante.

En la segunda reunión entre Jon y Daenerys, las cosas ya están más suaves. No como para irse de birras juntos, pero parece que al menos ya parece que pueden tener una conversación normal. Así que ella ha cedido, él puede tener su vidriagón, y van a quedar como amigos.

Y vamos a Invernalia, donde Sansa está gobernando desde que se fue Jon. Hay mucha actividad en el castillo, y lo que están haciendo al inicio de la escena es inventario de comida, y repaso de los preparativos para cuando realmente llegue el Invierno. Meñique parece algo nervioso cuando el maestre dice que tiene copia de todos los mensajes de cuervos (al fin y al cabo él lleva muchos años siendo un conspirador acabado). Y cuando Sansa y él se quedan solos, de repente se marca un speech que no se sabe muy bien por qué llega en este momento, pero oye, bienvenido sea. ¿Habrá que pensar que está traspasando todo lo que sabe a Sansa, porque sabe que acabará muerto pronto? No lo sé…

Petyr Baelish: Don’t fight in the North nor the South. Fight every battle, always in your mind. Everyone is your enemy, everyone is your friend. Every possible series of events is happening all at once. Live that way and nothing will surprise you. Everything that happens will be something that you’ve seen before. 

Este niño cada vez más feo…

Lo que sigue es un reencuentro de hermanos. Quizá pensábamos que Arya llegaría antes, pero no, es Bran. Ciertamente, podría ser un poquito más emotivo, pero Bran no está por la labor. El hecho de ser el Cuervo de Tres Ojos ha hecho que no esté para muchas hostias, y aunque Sansa parece realmente contenta de verle, e incluso le ofrece gobernar Invernalia, él no tiene interés, ni en el amor fraternal ni en el poder. Pobre Sansa, estaba contenta por recuperar a su hermano, pero pasa poco tiempo antes de darse cuenta de que ese no es exactamente el hermano al que vio la última vez. Bran solo dice que tiene que hablar con Jon, aunque no explica por qué. Cuando Bran hace mención de la noche de bodas de Sansa, ella decide interrumpir la conversación. Bran tiene muy claro que la prioridad para él ahora mismo no es la vida familiar, ni cultivar sus propios sentimientos (si los tiene aún), sino prepararse para la Larga Noche y aprender a “ver” mejor.

Vamos a Antigua. Allí el archimaestre examina a Jorah, para encontrarse ante una milagrosa y repentina curación. No es tonto y pronto se da cuenta de que ha habido alguna intervención por parte de Sam, así que aunque no le castiga, y aprecia su habilidad, tampoco le premia ni mucho menos. Por otra parte, Jorah tiene pensado volver con Daenerys.

De vuelta en Rocadragón, Daenerys quiere atacar la flota de Euron Greyjoy con sus tres dragones… así, a lo loco. Sus consejeros le dicen que no sería prudente, y sin embargo, referente a Roca Casterly, Tyrion explica su “truco” para ganar la fortaleza con pocas bajas, consistente en recorrer un pasadizo secreto que él mismo construyó en las cloacas. Y así es, el ejército de Daenerys llega a Roca Casterly y conquista la fortaleza, comandado por Gusano Gris, pero se encuentra con que no hay nada más que una parte residual del ejército de Cersei. Enseguida se dan cuenta de que por mar la flota de Euron está destruyendo sus barcos, era una trampa para los Inmaculados.

Y mientras tanto, el ejército “de tierra” de los Lannister está atacando Altojardín, fortaleza de los Tyrell. ¡Y está Bronn! No parecen encontrar mucha resistencia, al fin y al cabo los aliados de los Tyrell más importantes, los Tarly, los han traicionado, y pronto Jaime está cara a cara con Olenna Tyrell, líder de la casa. Olenna está a punto de morir pero no lo hará sin antes soltar algunas de sus frases. Llama tonto a Jaime, le advierte que su amor por Cersei lo destruirá, y además deja caer, como de pasada y después de tomarse el veneno, que ella fue la responsable de la muerte de Joffrey (y todo este tiempo Cersei pensaba que había sido Tyrion el culpable, ¿qué opinará de este nuevo giro?)

Olenna Tyrell: Tell Cersei, I want her to know it was me.

Así que en este capítulo, adiós a Olenna, cada vez van quedando menos de los personajes importantes. ¿Quién será el próximo?


 

El capítulo 7×04 se titula “The Spoils of War”, la sinopsis es:

Daenerys contraataca. Jaime se enfrenta a una situación inesperada. Arya llega a casa.

Y este es el tráiler:

Deja un comentario