Reseña Game of Thrones (Juego de Tronos) 7×01 “Dragonstone”

juego de tronos titulo

Con bastante retraso, en parte por culpa mía y de mi agenda, y en parte por problemillas técnicos con el hosting del blog, me voy a poner al día con mis tradicionales reseñas de capítulos de Juego de Tronos. Sí, sé que tantos días después ha perdido el sentido hacer la reseña del capítulo 1, pero qué queréis, tengo afán completista y me daba cosica dejarla sin hacer. Así es que… allá voy.

Penúltima temporada de la serie, todos sabemos que esta será más corta que todas las anteriores. Hasta la sexta, todas las temporadas habían tenido 10 capítulos; en la 7, esto se acorta a 7 capítulos. Cuando lleguemos a la última temporada, la octava, tendremos solo 6 capítulos, más largos si no recuerdo mal.

Si ya habéis visto alguno de mis otros resúmenes de capítulos, sabréis que están llenos de spoilers, tanto en texto como en foto, así que si no habéis visto los capítulos, os recomiendo encarecidamente que no leáis este post.

Pongo link al último capítulo de las 6 temporadas anteriores más – en las próximas entradas – los capítulos de esta séptima temporada, en el post de cada uno salen enlaces a todos los capítulos de esa temporada con sus correspondientes resúmenes, frases, etc.:

Antes siquiera de la canción con los créditos, tenemos un pequeño prólogo. El capítulo lo comenzamos en Los Gemelos. Enseguida vemos que se está celebrando un banquete, y – un momento, ¿no estaba muerto? – Walder Frey va a dirigirse a sus hombres. ¿Está vivo? ¿Es un flashback? No, enseguida nos damos cuenta de que algo no es normal en toda la situación. La situación tiene truco, y Walder Frey parece demasiado ansioso por invitar a todos los hombres de su familia a un buen vino. Vino del que él no bebe, claro. Porque Walder Frey no es realmente él, sino Arya que se está haciendo pasar por él y quiere vengarse a lo grande de lo ocurrido en la Boda Roja. Y con este movimiento, la familia Frey queda prácticamente aniquilada, con todos los hombres importantes de la Casa envenenados en el gran salón del castillo. Realmente Arya parece tener muy claro lo que quiere hacer, y con todo esto lo que quería era enviar un mensaje, que con los Stark no se juega. Puede que la advertencia ya llegue un poco tarde, pero el intento es correcto.

Arya (como Walder Frey): Leave one wolf alive and the sheep are never safe. 

Después de los créditos, lo que vemos es lo que acompaña a los Vientos del Invierno, la gran amenaza de la que llevamos temporadas escuchando hablar. En un paraje helado, el ejército de los Otros / Caminantes Blancos (ahora no recuerdo cómo los han llamado en la serie exactamente…) avanzan implacables. Vemos entre sus filas a seres de todo tipo: antiguos salvajes, niños, gigantes, animales. Se trata solo de un pequeño atisbo para recordar cuál es la amenaza real para los Siete Reinos, y en la que menos parecen pensar; en lugar de eso, conspiran unos contra otros de mala manera.

Bran llega con Meera Reed al Muro. Le recibe Ed con otros soldados, en principio se muestra reticente a dejarlos entrar, y parece que no quiere dejarle pasar. Pero Bran sí se acuerda de él, y se lo hace notar. Así que Bran pasa a entrar al Castillo Negro. No sin que Ed eche una larga ojeada al horizonte, como temiendo que el ejército de la escena anterior aparezca en cualquier momento.

Siguiente escena, estamos en Invernalia. Jon Nieve habla a los nobles que le siguen, de diferentes casas. La prioridad es recolectar tanto vidriagón como sea posible, y entrenar a la población para que pueda defenderse de la amenaza. Para ello, hombres y mujeres, niñas y niños tienen que estar preparados. No solo eso, sino que Jon encomienda a los salvajes, representados por Tormund, el cuidado de Casa Austera, por si los Caminantes Blancos aparecen por allí. Enseguida sale el tema polémico del día, los primeros castillos en la línea de entrada probable de los Caminantes Blancos son los de la casa Umber y la casa Karstak. No olvidemos que los líderes de esas casas traicionaron a los Stark y se unieron e Ramsay Bolton, pero ellos murieron en la Batalla de los Bastardos. Ahora, Jon debe decidir si devolver el mando de los castillos a los descendientes o enviarlos al exilio. El tema es que si los hijos deben pagar los pecados de los padres, y en eso los dos hermanos no están de acuerdo. Sansa contradice abiertamente a Jon, pero este mantiene su postura y cierra la puerta a cualquier réplica de Sansa. Los herederos de ambas casas, por cierto, son tan solo un niño y una adolescente, y juran lealtad a Jon en cuanto él se lo pida. La cosa queda así, y Sansa se cabrea como una mona, mientras Meñique observa desde las sombras, con una expresión que no sabemos interpretar si como muy complacida o contrariada.

Siguiente escena: como era de esperar, Sansa y Jon se pelean en base a lo que ha ocurrido en la reunión. Lo que ocurre es que Sansa no quiere que Jon se muestre débil, y en definitiva, cometa los mismos errores que llevaron a Ned Stark y Robb a la muerte. Ella dice que Jon es muy buen gobernante pero debe ser más listo. Enseguida, reciben un mensaje de Cersei, que urge a Jon a doblar la rodilla ante ella o ser considerado traidor.  Jon no se toma en serio la amenaza de los Lannister, pero Sansa conoce mejor a Cersei y la considera implacable. Y yo también.

En Desembarco del Rey, vemos a Cersei con el mapa gigante que se ha encargado de pintar en un patio, Jaime va a verla. Parece que en los temas de guerra ella no se siente del todo incómoda, y está planeando cómo hacer frente a las múltiples amenazas que la rodean.

Cersei: Enemies to the east. Enemies to the south… Ellaria Sand and her brood of bitches. Enemies to the west… Olenna, the old cunt. Another traitor. Enemies to the north. Ned Stark’s bastard has been named King in the North and that murdering whore Sansa stands beside him. Enemies everywhere. We’re surrounded by traitors. 

Aunque ella está muy convencida de lo que tienen que hacer, él parece algo inseguro. Ella incluso le llega a preguntar si le teme, a lo que él contesta como si fuera gallego, con una pregunta: ¿debería? Los dos suponen, y suponen bien, que Daenerys se instalará en Rocadragón, castillo que Stannis dejó desocupado, y antiguamente fue hogar de la Casa Targaryen. Por otro lado, Jaime intenta convencer a Cersei de que, tan importante como librar una guerra contra todos sus enemigos, es conseguir mantener a su población, el invierno está aquí y corren riesgo de pasar hambre y morir.

Por otro lado, Jaime echa en cara a Cersei que parece que se haya olvidado de sus hijos muertos, de que solo están ellos para reclamar el gran reino que ella tanto ansía, que no hay continuidad para la familia Lannister. Pero ella no parece conmoverse ante nada, y parece tener todo muy claro, incluso qué alianzas debe buscar.

Siguiente escena, en la sala del Trono de Hierro Cersei recibe a una visita de un posible aliado. Es Euron Greyjoy, un nuevo estilo de personaje para la serie. Frente a personajes serios, malvados, buenos, en esta historia, nos faltaba el típico personaje vacilón al que se la pela todo bastante. Euron es el típico pirata al que le gusta siempre tener la última palabra, no tomarse nada en serio y contestar a cualquier pregunta con comentarios ingeniosos. En el breve intercambio entre él y Cersei, con Jaime de por medio, da tiempo a hacer un repaso de su pasado (traición a su familia, traición a la casa Lannister por parte de los Greyjoy, qué lo empujó a dedicarse al tema de la piratería), y también a su propuesta para el futuro. Lo que quiere es casarse con Cersei, ya que, como él dice, desde pequeño siempre quiso casarse con la mujer más bella del mundo. Como es natural, a Jaime no le hace ninguna gracia todo eso. Cersei rechaza la propuesta, diciendo que Euron no es de fiar (y es muy cierto eso), así que Euron promete volver con un regalo la próxima vez para convencerla. Ahí queda eso. Todo un espectáculo ver a estos tres interactuar, sin duda nos van a dar bastante diversión esta temporada (no mucha a Jaime, porque a Cersei parece que le hace bastante gracia esta especie de pirata estrella del rock).

En la Ciudadela, tenemos un atisbo de lo que es ser Sam siendo aprendiz de Maestre. Recoger mierda de maestres jubilados, limpiar orinales, recoger libros de la biblioteca, comer el último y servir a todos… su vida como becario de la Ciudadela es lo peor, pero lo más sorprendente es que este ritmo no parece haberle hecho adelgazar ni un gramo. Sam creía que nada más llegar se le iban a proporcionar todas las respuestas a las preguntas que llevaba, pero no. Por ejemplo, en la biblioteca hay un área restringida, y es justo ahí donde están los libros que él querría consultar. Está a las órdenes del archimaestre Ebrose (Jim Broadbent), que a diferencia del resto de maestres, parece creer su historia de que ha visto Caminantes Blancos. Total, que al final Sam consigue robar una llave de la biblioteca secreta, y así puede comenzar a estudiar los libros que hay allí.

Vuelta breve a Invernalia. Allí vemos a Tormund hacer lo que mejor sabe hacer, o lo único que le vemos hacer últimamente, mirar lascivamente a Brienne mientras esta se siente incómoda. Mientras tanto, Meñique habla con Sansa acerca de si ella se siente feliz, ella parece saber perfectamente lo que quiere él de ella (me decepcionaría si todo fuese tan sencillo), aunque Brienne desconfía de él y cree que su lugar no debería estar ahí. A ver qué sorpresas nos depara Meñique esta temporada. ¿Acabará muerto? ¿Conseguirá con sus intrigas que algún otro acabe muerto? ¿Quién sabe?

Siguiente escena, aquí tenemos quizá el cameo más comentado últimamente en la tele. Arya se encuentra casualmente con unos cuantos soldados Lannister. De ellos, uno chupa bastante cámara, apenas tiene diálogo y solo aparece poniendo caras raras cuando aparece en pantalla. A diferencia de cameos anteriores, donde también aparecieron músicos (Sigur Rós, un músico de Coldplay, Mastodon…), este se siente como muy forzado, metido con calzador. A decir verdad, no conozco a Ed Sheeran como músico, y lo único que me ha molestado de su cameo es que ha sido: a) demasiado largo y b) mal ejecutado. Ignoro el porqué de esta chapuza. Por lo demás, la escena está bien, sirve para que seamos testigos de cómo Arya de repente es consciente de que los soldados de uno u otro bando, muchas veces poco tienen que ver con sus gobernantes. A la vez, hace que el espectador se plantee cómo de lejos va a llegar Arya en su venganza. Al final de la escena, les cuenta sus intenciones, que va a Desembarco del Rey a matar a Cersei. Algunos pensaban que iría a Invernalia, pero no, la prioridad para ella es la misma de Cersei en el fondo, acabar con sus enemigos.

En la siguiente escena, en las Tierras de los Ríos, vemos a Sandor Clegane, alias el Perro, con sus nuevos acompañantes, el sacerdote Thoros de Mir y Beric Dondarrion. Pasan por un sitio que el Perro ya conoce, por esa granja (yo no lo recordaba) había pasado él con Arya, y allí quitó la comida a un granjero y su hija pequeña, diciéndole a Arya que no sintiera pena ya que el granjero era débil y de todos modos iba a morir. Así que el Perro, que tiene su corazoncito, siente reparo cuando los demás quieren pararse justo en esa granja. La muerte del granjero y su hija, que al parecer se suicidaron para no morir de hambre, puede no haber sido culpa directamente de Sandor, pero sí ha tenido bastante que ver.

El Perro se pregunta, aparte de todo, por qué o quién ha resucitado seis veces Beric Dondarrion. ¿Por qué él, y no otro? ¿Qué tiene de especial? Al parecer nada. Pero en la Hermandad sin Estandartes parecen tenerlo bastante claro, el Perro está a tiempo de cumplir un propósito importante, algo que ayudará a compensar todo lo malo que ha hecho. Para demostrárselo, le quieren enseñar algo en el fuego, algo que según ellos le aclarará todas las dudas sobre Dondarrion, sobre el sacerdote… ya sabemos que siente terror ante el fuego, pero finalmente acepta y descubre que hay un motivo para ellos, y ahora también para él. En el fuego ver hordas de Caminantes Blancos, que marchan hacia el sur a toda marcha. Ahora, comparte con los otros su conocimiento del propósito que los une. Pero, ¿cuál es ese propósito? ¿Qué misión deben cumplir para detener la amenaza? Esto a mí me intriga realmente, aparte de que las escenas donde aparecen son las que más me gustan últimamente.

La cosa no queda ahí, finalmente Sandor cumple con lo que cree que es su deber, y da sepultura al granjero y su hija en medio de la noche, cuando nadie lo ve. Thoros, que lo ve, le ayuda como puede, y por fin los dos tienen un momento de entendimiento y comprensión.

Vuelta a Antigua, donde Sam aprovecha los ratos libres que tiene, por la noche, para leer los libros prohibidos a los que ahora tiene acceso. En ellos, descubre algo importante sobre el Vidriagón (Dragonglass suena mejor), aparte de que es lo único que mata a los Caminantes Blancos. Dragonstone (Rocadragón, si traducimos) está sobre un terreno donde abunda este mineral, así que Sam planea escribirle a Jon con esta información. Al día siguiente, haciendo su ronda de “becario de maestre”, se encuentra con un enfermo muy especial, Ser Jorah que está esperando la muerte en una celda, pudriéndose lentamente con la enfermedad que le convierte la piel en “piedra”. No sabemos muy bien cómo ha llegado, pero sí que está en cuarentena, como un leproso, para evitar contagios a otras personas.

Como suele ser tradicional, las últimas escenas corresponden a Daenerys, y en ellas se pronuncian muy pocas palabras. Solo vemos que con su corte (Tyrion, Varys, Missandei, Gusano Gris…) y sus tropas llega al abandonado castillo de Rocadragón.

San Juan de Gaztelugatxe en Juego de Tronos

Por cierto, impresionantes estas escenas, más que nada, por las espectaculares tomas exteriores, donde aprovecharon varias localizaciones, pero la más reconocible son las escaleras que suben a la capilla de San Juan de Gaztelugatxe. Por esas mismas escaleras sube el grupo de Daenerys, hasta llegar al castillo y a la famosa sala del mapa, donde tantas veces hemos visto a Stannis, normalmente con Melissandre. La única frase la pronuncia ella al final, ante el mapa: “Shall we begin?”. Lo único que me chirría al ver todo esto, y es un gran qué, es por qué está desierto el castillo. ¿Stannis dejó todas sus tierras abandonadas? Entiendo que se llevó a sus soldados, pero, ¿nadie más vivía en los alrededores? Está claro que no hay okupas en Poniente. xD

Shall we begin?

Ha sido un capítulo este, bastante tranquilito, para saber dónde habíamos dejado a cada personaje, y de forma más o menos breve, vamos repasando dónde y con quién están todos. En este primer capítulo además, hay encuentros entre personajes que nunca se habían visto, para mí el más interesante el de Euron y Cersei.

Dado que he hecho la reseña tan tarde, ya he visto hasta el 3 y el ritmo se acelera sensiblemente en los siguientes capítulos, no tanto en el 2 como en el 3… por suerte.

 

 

2 comments

    • Ostras, muchas gracias!
      A ver si hoy cuelgo el 2 y mañana el 3, así estaré ya al día… últimamente tengo abandonadillo el blog, shame on me 🙁

Deja un comentario